Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Foursquare y el posible pinchazo de la segunda burbuja puntocom

    foursquare

    Más de una década después del estallido de la burbuja puntocom, parece que empresas e inversores no han aprendido demasiado, a tener de las valoraciones exageradas que están recibiendo muchas start-ups actuales.

    En aquel entonces, la sobrevaloración del valor real de empresas que nacían bajo el paraguas de un Internet que daba sus primeros pasos, el hambre desaforado de los fondos de capital riesgo y la confianza excesiva del sistema financiero llevaron al traste a empresas míticas como Geocities (comprada y finalmente cerrada por Yahoo!), Boo.com (que invirtió 188 millones de euros en seis meses para crear una tienda de moda on-line global) o  Pets.com (dedicada a las mascotas). Algunas como Amazon se salvaron de la quiebra por muy poco e incluso gigantes como Cisco, llegaron a perder el 86% de su valor en Bolsa.

    ¿Se puede repetir la historia? Algunos han visto similitudes inquietantes en los 1.000 millones de dólares que pagó Facebook por Instagram, en el fracaso de la propia Facebook en su salida a Bolsa o la burbuja que muchos han querido ver en Groupon. Para nosotros sin embargo, una de las empresas que mejor representa la nueva burbuja es Foursquare.

    Una nueva burbuja

    Foursquare es probablemente la  primera red social que ha nacido por y para el móvil. En sus cuatro años de vida, ha convencido a más de 25 millones de usuarios que lo de hacer check-in en un local, en una empresa, en nuestro restaurante favorito o hasta en una gasolinera, merece la pena. Sin embargo, no ha tenido tanto éxito a la hora de convencer a las empresas.

    Desde el lanzamiento de Foursquare for Business, la empresa liderada por Dennis Crowley, ha hecho lo posible para ofrecer a las empresas herramientas con las que poder monetizar un modelo de negocio que se basa en el “descubrimiento” de espacios interesantes para los consumidores y la fidelización de clientes, dándole razones para volver y hacer de nuevo check-in.

    A pesar de ello, la red social sólo fue capaz de generar un beneficio de dos millones de dólares en 2012. Dos millones puede ser una buena cifra para empezar, si se tiene en cuenta que hasta el año pasado la red social apenas había generado negocio. Sin embargo hay algunos datos que tomados en conjunto, comienzan a ser preocupantes.

    • El nacimiento de Foursquare en 2009 consigue atraer 1,5 millones de dólares en una primera ronda de financiación. En una segunda ronda ya en 2010, obtiene 20 millones adicionales.
    • En 2011 Foursquare sigue obteniendo dinero a cambio de prácticamente nada. Tras acudir a una nueva ronda, se embolsa 50 millones de dólares. En esa misma ronda la valoración de la compañía se estimó en 600 millones.
    • Aunque la red social seguía sin tener un plan de negocio sólido, la valoración de la empresa creció hasta los 800 millones de dólares en los meses sucesivos, provocando una inyección de capital de 30 millones provenientes de Spark Capital que pensó que algo debía de haber de sólido en toda esta jugada.
    • Lo más interesante es que este año, la red social ha conseguido hacerlo una vez más. Pese a que los inversores han puesto más pegas de lo habitual, se ha metido en el bolsillo 41 millones de dólares más.

    A estos datos hay que sumar el hecho de que aunque el número de usuarios registrados se ha estabilizado en torno a los 25 millones, únicamente ocho millones son usuarios activos es decir, utilizan la aplicación todos los meses. Presuponer que el valor de la empresa es de 800 millones de dólares supone grosso modo que se considera que cada usuario que se registra y participa activamente en esta red, vale 100 dólares, un precio que parece un tanto alejado de la realidad.

    La pregunta que cabe hacerse es por lo tanto ¿Hasta qué punto va a llegar la paciencia de los inversores? Atendiendo a la última ronda de financiación recibida, parece que están dispuestos a esperar un par de años más. Pero también que no se van a conformar con esos dos millones de dólares de beneficio que se han registrado en 2012. Foursquare tiene que crecer a doble dígito y tiene que hacerlo ya.

    Por hacer algunas comparaciones, Twitter que nació no mucho antes que Foursquare, generó 43 millones de dólares en 2012 y en el caso de Facebook el beneficio llegó hasta los 153 millones. Aún así se sigue escribiendo sobre la falta de un modelo de negocio para Twitter, incluso cuando su volumen es 20 veces superior al de su competidor. ¿Tiene Foursquare por lo tanto todas las de perder?

    Quizás todavía es pronto para afirmarlo con total rotundidad, pero vistos los datos, tiene muchas posibilidades de convertirse en uno de los máximos exponentes de la segunda burbuja puntocom.

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.