Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 4 errores en el mensaje de tu marca

    El mensaje es una parte importante de tu marca. Tus mensajes de marketing deben captar la atención de tu público y obligarles a que actúen,

    El mensaje es una parte importante de tu marca. Tus mensajes de marketing deben captar la atención de tu público y obligarles a que actúen,o bien comprando en la tienda, navegando por tu web o recomendando tu producto a un amigo. Lo cierto, es que incluso los vendedores más experimentados a veces tienen dificultades para desarrollar mensajes efectivos.

    “Son muchos los comunicadores que olvidan que la gran mayoría de los mensajes comienzan con los valores fundamentales de tu público, no de tu producto”, dice Whitney Greer de la consultora de marcas Brandularity. “Cuando no estás afinando en lo que a la gente realmente le preocupa, o no aparentas ser auténtico, tus mensajes perderán su objetivo”.

    He aquí cuatro razones comunes por las cuales tu mensaje está fallando:

    1. No hablar de los valores de los clientes

    Con demasiada frecuencia, los vendedores orientan en torno a lo que ellos creen que son las características más importantes de su producto o servicio, en lugar de mirar lo que es realmente importante para dirigirse a los clientes. Tómete el tiempo para entender a tus clientes y sus valores, selecciona tus mensajes en consecuencia.

    Una forma de obtener una idea de los valores de los clientes es pedirles que completen una encuesta breve, ya sea en la tienda o de manera online, con un servicio como SurveyMonkey. Si tu principal interacción con los clientes es en la tienda, incluso se podría cargar tu encuesta online sobre un iPad o cualquier otra tablet, y pedirle a la gente que lo rellene cuando abandone el local a cambio de un descuento instantáneo.

    Por ejemplo, una pequeña cadena de tiendas de neumáticos de descuento podría utilizar una encuesta en las tiendas para comparar lo que los clientes valoran y descubrir que, aunque el coste es importante para los clientes, “familia” y “seguridad” son las dos cosas que más valoran. Entonces, la empresa podría cambiar su mensaje de “Menor coste” por el de “Mantenemos la seguridad de tu familia por un buen precio”.

    2. Confiar demasiado en las bonitas palabras

    Todo el mundo quiere ser parte de una tendencia importante, ya sea de tener una empresa “big data”, un restaurante de “slow food” o ser una “mompreneur”.” El problema de confiar en estas palabras bonitas para que te definan es que, a medida que se hacen populares, pierden impacto. La gente sencillamente desconecta.

    Esto no significa que no puedas utilizar  frases populares en absoluto, sólo tienes que utilizarlas con moderación, y vincularlas con las palabras que te diferencian y supongan un impacto único.

    Por ejemplo, la empresa de productos naturales para el cuidado de la piel Trukid hace un gran trabajo usando los términos “sostenible” en su mensaje de una forma sutil que lo hace auténtico:

    “TruKid educa a los niños a través del juego diario y está allanando el camino para un cuidado novedoso, cuerpo sostenible y cura del cabello para toda la familia, desde los bebés hasta los niños grandes!”.

    3. No poder hacer tus mensajes portables

    Muchas empresas confían en el boca a boca para impulsar su negocio. La pregunta es: ¿Es tu mensaje suficientemente portable para que tus clientes puedan difundir tu mensaje de forma sencilla?

    Una forma de comprobarlo es probar a hervir tus mensajes a una o dos frases, creando el mismo tipo de efecto que usan los encabezados de Hollywood para resumir una película o una serie, como “Una pareja de jóvenes de distintas clases sociales se enamoran profundamente a bordo de un fatal viaje por el mar”. Si no puedes explicar tu historia en 50 palabras o menos, tampoco podrán tus clientes.

    Tu encabezado debe de dar a la gente una idea de lo que ofreces y proporcionar algún tipo de gancho para estimular el interés. Por ejemplo, “una firma de contables que trabajan exclusivamente para auditar pequeñas empresas”.

    Una vez que tengas el encabezado, asegúrate de que estos mensajes simples tienen fuerza y ​​claridad. También puedes utilizar este mismo encabezado en tus materiales de marketing, en tu página web y en las redes sociales, así como en las conversaciones con los clientes actuales y potenciales.

    4. Olvidarte de emocionar

    ¿Sabes esa sensación de llegar a casa después de un corto trayecto en coche y no recordar los detalles de lo que ha ocurrido mientras tanto?

    Gran parte de nuestra vida lo pasamos en modo “piloto automático”, tomando decisiones basadas en nuestros hábitos, emociones e instintos viscerales. Depende de ti despertar a la gente e inspirarlos con tu mensaje

    Aquí hay un gran ejemplo de un mensaje “orientado a la acción” por parte de la compañía de productos de limpieza Method:

    “Es hora de limpiar felices … con productos biodegradables que limpian como diablos, huelen como el cielo y no dejan nada sucio a su paso “.

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.