Lunes , 5 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Probamos Cubby: la apuesta de almacenamiento cloud de LogMeIn

    cubby

    DropBox, Google Drive o Skydrive son sólo algunas de las opciones que usuarios y empresas tienen a su disposición para almacenar sus archivos en la nube y sincronizarlos con distintos dispositivos, ya sean otros ordenadores, tablets o smartphones.

    Pero no son los únicos. Casi cada mes, oímos hablar de nuevas empresas que se suman a la “moda” del almacenamiento on-line, ofreciendo más o menos capacidad de almacenamiento, con planes de precios similares y con realmente pocas funcionalidades que les permitan diferenciarse de la competencia.

    No es el caso de Cubby, la propuesta de almacenamiento on-line de LogMeIn. A simple vista, su funcionamiento parece muy similar a su competencia. Nos ofrece un cliente de escritorio que se instala de una forma muy similar a Google Drive o DropBox y una interfaz web desde la que gestionar las características más avanzadas de la aplicación. Además, dispone de su propia aplicación tanto para iOS como para Android. Y sin embargo la forma en la que funciona la hacen un tanto diferente a las demás.

     cubby3

    Hagamos un Cubby

    Lo primero que llama la atención de Cubby es que resulta tremendamente sencillo decidir qué carpetas nos interesa sincronizar con la nube. Para ello parte del concepto “Cubby” o carpetas que decidimos sincronizar. En este sentido, tenemos dos formas de sincronizar las carpetas que nos interesan.

    La primera consiste en arrastrar las carpetas y archivos que nos interesan a la carpeta “Cubby” que se nos crea en la barra lateral de nuestro explorador de archivos. La segunda, a través del cliente de la aplicación (o pulsando el botón derecho del ratón sonre la carpeta que nos interesa), decidir qué carpetas de nuestro sistema operativo queremos sincronizar y que por lo tanto, pasarán a ser Cubbys.

    A medida que creamos Cubbys, se nos muestran en la interfaz web de la aplicación, desde la que podemos tanto compartir archivos individuales y Cubbys completos por correo electrónico, como generar enlaces públicos para cada uno de los elementos, copiando la dirección automáticamente en nuestro portapapeles para compartirlo de la forma que nos resulte más cómoda.

    Pequeñas diferencias

    Una de las características que más nos han gustado es que Cubby, de una forma similar a Google Drive, nos permite controlar las distintas versiones que hemos subido de un distinto archivo o un documento, que se generan en función de los cambios que introducimos en los mismos. Una vez que hemos terminado de trabajar con un archivo en concreto, con un sólo clic podemos indicar al programa que borre las versiones previas.

    Por otro lado, también  nos ha parecido muy interesante la forma en la que podemos seleccionar en qué equipo se sincroniza cada “Cubby”.

    En este sentido en la pestaña “Sync with” podemos seleccionar en qué dispositivos queremos que esté presente cada uno de los Cubbys. Por ejemplo, puede que no nos interese tener en nuestro smartphone personal los documentos de nuestra empresa, pero sí nos puede parecer interesante tener acceso a los mismos desde nuestro ordenador de casa; o al revés, en el tablet que usamos para trabajar puede que no queramos tener acceso a nuestra colección de fotografías, pero sí que queremos que esté en nuestro teléfono.

    Igualmente interesante nos ha parecido la opción Cubby Locks, que nos permite aumentar el nivel de seguridad de nuestros Cubbys. Al activar esta opción (sólo presente en características avanzadas), podemos proteger los cubbys que deseemos con una contraseña adicional. Además se nos generará una contraseña recovery, en caso de que olvidemos la contraseña con la que hemos protegido el Cubbby.

    cubby_ipad

    Direct Sync

    Pero de todas las características que hemos visto hasta ahora, sin duda la más interesante para muchos es DirectSync. Esta opción nos permite sincronizar los archivos de una carpeta entre dos equipos sin necesidad de almacenar su contenido en la nube, por lo que no cuenta como espacio de almacenamiento on-line. Es decir, los archivos no se almacenan en la nube, sino que se transfieren automáticamente de un equipo a otro, sin que se genere una copia en cloud.

    Esta opción resulta muy interesante cuando necesitamos acceder a grandes cantidades de datos o archivos pesados. En el caso de archivos multimedia por ejemplo, puede que no nos interese que ocupen espacio en nuestro espacio en la nube, pues al fin y al cabo, únicamente vamos a trabajar con ellos en el escritorio. En este sentido, DirectSync ( nos proporciona espacio ilimitado.

    La versión gratuita de Cubby, nos ofrece 5 Gb de almacenamiento en la nube, además de algunas de las características que hemos visto en el artículo. No obstante, si queremos acceder a las características más interesantes (DirectSync, Cubby Locks o revisión de versiones) deberemos ser usuarios Pro o Enterprise.

    La buena noticia es que las opciones de pago son más económicas que en otros productos de la competencia. Si en DropBox tenemos que pagar 8,25 dólares al mes para obtener 100 GB de almacenamiento y en Google Drive el precio baja hasta los 4,99 dólares, en Cubby obtenemos los 100 GB  por 3,99 dólares, posicionándose como una de las ofertas más económicas de este segmento.

    Si queremos aún más espacio, podemos llegar hasta 1 TB de almacenamiento, pagando 39 dólares al mes, una tarifa con la que en DropBox “únicamente” nos ofrecen 500 GB. ¿Qué necesita mejorar? En nuestra opinión, las app para dispositivos móviles necesitan pulirse más, siendo mucho menos completas que las que nos ofrece la competencia.

    También te gustará

    holiday-gifts

    Diez regalos tecnológicos con los que conquistar a un emprendedor

    Para bien o para mal las navidades ya están aquí. Y tanto si nos hace …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.