Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Dale una segunda oportunidad a tus códigos QR

    qr-code-oportunidad

    En el pasado hemos comentado cómo los códigos QR podían convertirse en el futuro del marketing, cómo podíamos emplearnos para mejorar la imagen de nuestra empresa, o qué herramientas teníamos a nuestra disposición para crear nuestros propios códigos. Pero aunque han pasado casi tres años desde que empezamos a verlos aquí y allá, lo cierto es que no han sido todo un éxito.

    ¿El motivo? En parte porque la mayor parte de los usuarios de telefonía móvil no saben para qué sirven y en parte, porque los que lo saben, descubren que aportan poco valor añadido. Es decir, el trabajo de acercar el móvil, fotografiar el código y esperar el resultado, muchas veces acaba por no merecer la pena.  Esto no quiere decir que no sea una tecnología interesante que realmente puede ayudar a nuestra empresa. Aquí y aquí, vimos cómo con un poco de creatividad se pueden hacer cosas que llamen la atención. ¿En qué fallan las empresas y cómo pueden mejorar?  En 60secondmarketer nos dan algunas pistas.

    El código QR tiene que tener sentido

    El “boom” de los códigos QR ha provocado que los veamos en cualquier parte. Y la mayoría de las veces, sin sentido. El Código QR tiene que servir para ofrecer un valor añadido al usuario, que está haciendo el esfuerzo de escanear el código. Si todo lo que podemos proporcionarle es publicidad o un mísero enlace a nuestra web corporativa, no estaremos avanzando en la dirección correcta.

    Antes de lanzar nuestro código, debemos preguntarnos cuál es el objetivo. ¿Vamos a ofrecer algún descuento? ¿Una promoción especial? ¿Vamos ampliar la información que ofrecemos de una forma relevante para nuestro usuario? (esto último lo hacen muy bien algunas agencias inmobiliarias).  Sin un objetivo definido, el código QR no sirve de nada.

    Adaptado al móvil

    Algunos especialistas en marketing on-line parecen no ser conscientes de cómo se utiliza un código QR.  Sólo así se entiende el hecho de que al escanear algunos códigos, el enlace nos dirija a una web que no está optimizada para dispositivos móviles y que por lo tanto, es en el mejor de los casos, difícil de leer. Si apostamos por este tipo de comunicación, recordemos el lema: Mobile First.

    Localización

    Decir que el código QR debe estar situado en un lugar que sea accesible a los usuarios puede parecer naif, pero no lo es en absoluto. Nuestra experiencia nos ha llevado a comprobar cómo empresas situaban códigos QR en lonas publicitarias colgadas de edificios, vehículos en movimiento o simplemente, a alturas que no son razonables para la mayoría de los usuarios.

    El Código QR no sólo es una herramienta de marketing, sino una forma de hacer más accesible la información a nuestros clientes. Y va a ser muy poco accesible si en primer lugar, el código no lo es.

    Utiliza un acortador de direcciones

    Uno de los principales problemas que hoy en día tienen los códigos QR, es que en ocasiones son difíciles de leer. ¿El motivo? Contienen demasiada información y si la cámara del smartphone no es muy buena, puede tardar más de lo deseable. Aunque un código QR puede almacenar cualquier URL, cuanto más larga sea la dirección, más complejo va ser el código y más tiempo va a tardar la cámara en leerlo.

    Si usamos un servicio como Bit.ly o Goo.gl conseguiremos direcciones cortas que generarán un código mucho más pequeño y por lo tanto más rápido y accesible para todo tipo de terminales. Por otro lado gracias a estos servicios tendremos acceso a herramientas de monitorización  de nuestra dirección, pudiendo calcular cuántas personas nos han visitado desde que hemos publicado el código.

     

    También te gustará

    tjue-sede2

    La economía colaborativa se la juega en 2017

    2016 ha visto en España la consolidación de las principales startups englobadas en la conocida …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.