Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 15 maneras de que promuevas en tus hijos el espíritu empresarial

    15 maneras de que promuevas en tus hijos el espíritu empresarial

    Dadas las circunstancias actuales, muchos jóvenes deciden embarcarse en el camino del emprendimiento y hay muchas cosas que los padres pueden hacer para ayudarles, sobre todo si a su vez éstos ya tienen experiencia en el mundo de los negocios. Si no, siempre es bueno dar alguna que otra lección financiera que se aprende con la experiencia de los años.

    Sigue leyendo y descubre cómo puedes ayudar a tus hijos a que sean grandes emprendedores desde muy jóvenes:

    1. Los niños ganan un subsidio por realizar tareas, no por existir:

    Inculca una buena ética de trabajo a tus hijos, exigiendo que se ganen la asignación. Vaciar el lavavajillas, cortar el césped y lavar al perro son formas para que los niños aprendan lo que cuesta ganarse el dinero. Puedes ir un paso más allá, animándoles a hacer tareas similares para los vecinos y que de este modo puedan ganarse un dinero adicional recibido de manos de otra persona.

    2. Crear una cuenta corriente para tus hijos:

    Cuando tu hijo gane dinero, ábrele una cuenta corriente para que aprenda a manejarse con las finanzas. Diviértete ayudando a tus hijos a hacer los cálculos y averiguar cuánto han guardado en el banco por todo su duro trabajo.

    3. Comparte oportunidades para una ganancia extra:

    Enseña a tus hijos que ir un paso más allá conduce a una mayor ganancia. Dales la oportunidad de hacer las tareas más difíciles para que vean que pueden lograrlo. Trent en el post del The Simple Dollar sugiere que los chicos saquen las malas hierbas, y que los padres deben pagar un dinero por cada matojo de éstas que saquen.

    4. Fomentar unas buenas finanzas personales:

    Que tus hijos te pidan juguetes cuando pasan por una tienda puede ser molesto, pero es un momento para enseñarles. Cuando tu hijo te pide un juguete que está fuera del presupuesto o no es realmente necesario, conviértelo en un objetivo para conseguir el dinero que vale. Anima a tu hijo a que piense en ideas para lograr conseguir esa cantidad.

    5. Anímales a que persigan sus sueños:

    Si tus hijos quieren iniciar un blog, vender verduras de tu jardín, o crear un puesto de limonada, dales tu tiempo y ánimo. Déjalos que aprendan a hacerlo, y puedan aprender de esta experiencia . Pídeles que piensen en cómo se va a financiar su puesta en marcha, dónde obtener suministros, cuánto cobrar, cómo encontrar a sus clientes, y por supuesto, qué hacer con el dinero que ganan. Debes, por supuesto, establecer algunas limitaciones para el tiempo, la legalidad y la seguridad, pero permanece abierto a dejar que tus hijos exploren sus propias ideas. Permíteles equivocarse y que estos fracasos se conviertan en lecciones.

    6. Enséñales el trabajo en equipo:

    Rara vez los empresarios han llegado a tener éxito de forma completamente independiente. Incluso si están en el negocio solos, harán networking, harán que otros se interesen​​, y encontrarán personas que pueden ayudarles en su negocio. Aprender a trabajar con otros es esencial para el éxito, así que asegúrate de fomentar el trabajo en grupo en la escuela, en tu casa, y en cualquier otro lugar.

    7. Fomenta los deportes de equipo:

    Los deportes de equipo son una gran manera de enseñar a los niños a trabajar con los demás, y también son excelentes para aprender lecciones de negocios. Lo más probable, es que no ganen todos los partidos, pero los contratiempos y el trabajo duro que forma parte de la práctica de deportes, pueden enseñar a los niños a trabajar para lograr el éxito.

    8. No dejes de estar disponible:

    Todo gran empresario necesita un mentor, y para tus hijos, tú eres esa persona. Aunque se debe alentar al niño a funcionar independientemente, siempre permanece allí para responder preguntas o hacer sugerencias útiles. Si no sabes cómo resolver un problema, aprende como hacerlo juntos.

    9. Enseña a tus hijos a ser personas con iniciativa:

    Hacer lo que se les dice es fácil para la mayoría de los niños. Pedirles que completen ciertas tareas es sencillo y fácil. Pero si quieres que empiecen a pensar de manera creativa, fomenta su iniciativa. Pídeles que te den ideas para las tareas que hay que hacer, o anímales a que planifiquen una comida y cocinen para la familia una vez a la semana.

    10. Fomenta la aventura y las habilidades de observación:

    Algunos de los mejores empresarios encontraron el éxito encontrando una necesidad que nadie sabía que existía. El mundo está lleno de oportunidades de negocio. Los padres pueden ayudar a sus hijos a aprender a reconocer este tipo de oportunidades mediante el desarrollo de la observación y la creatividad. Pasea por el barrio con tus hijos y considera con ellos que se puede cambiar. ¿Tienes vecinos que necesitan que se cuide su césped? ¿Empresas que necesitan un sitio web? Enseña a tus niños a que reconozcan y se anticipen a las necesidades de los demás.

    11. Enséñales a resolver problemas:

    El espíritu empresarial puede ser un camino lleno de baches, lleno de obstáculos y retos que superar, incluso para los mejor preparados. Enseña a tus hijos que los problemas son sólo soluciones que no se han resuelto todavía. Dales pequeños retos que superar, y empújalos a que vayan en la dirección correcta para encontrar una solución.

    12. Muéstrales tu propio espíritu emprendedor:

    Los niños pueden aprender sobre el espíritu empresarial mirando tu propia empresa. Incluso si estás trabajando en una oficina de 9 a 5, puedes tener una pequeña experiencia empresarial a parte. Vender artesanía en Etsy, pasear perros, y hacer de manitas en casa es una gran manera de dar ejemplo. Asegúrate de compartir abiertamente tus experiencias con tus hijos.

    13. Habláles de los grandes emprendedores:

    Además de establecer tu propio ejemplo, anima a tus hijos a aprender de los grandes.  Cuéntales las historias de jóvenes empresarios de éxito como Mark Zuckerberg, quien comenzó Facebook en su dormitorio. Dales ejemplos y modelos a seguir para que admiren y se inspiren en ellos. Muéstrales que se pueden hacer igual de grandes como emprendedores.

    14. Muéstrales la dirección al “Junior Achievement”:

    Muchas escuelas tienen capítulos de Junior Achievement, una organización que agrupa a propietarios de negocios en las escuelas para enseñar y hacer de mentores, ya que crean oportunidades empresariales. Esta es una gran manera para que tu hijo aprenda sobre el liderazgo, el trabajo en equipo y el espíritu empresarial del mundo real en un ambiente de equipo.

    15. Juega a juegos de negocios:

    Existen muchos juegos para enseñar a los niños los conceptos básicos de negocios. Haz que sea divertido para tus hijos aprender sobre el emprendimiento por medio de estos juegos. En uno de ellos, “Hot Shot Business” de Disney, los niños deciden qué hacer cuando una empresa de cómics se va del pueblo y tiene la oportunidad en una gran ciudad.

     

    Curso_Content_Marketing-oct

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.