Miércoles , 7 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Silicon Valley puede acabar con tu start-up

    silicon_valley

    Silicon Valley es para muchos emprendedores un pequeño paraíso en el que convertir sus sueños en realidad. La meca del emprendimiento, el lugar en el que una start-up tiene que estar si quiere aspirar a convertirse en un actor relevante a nivel global. El espacio en el que convivir con compañías como Apple, Google, Cisco, Facebook, HP, Yahoo, LinkedIn o Twitter o tener la oportunidad de intercambiar conocimientos y reunirse con los mayores inversores y fondos de capital riesgo del mundo.

    Pero por supuesto no es oro todo lo que reluce. Silicon Valley puede ser el trampolín o la tumba para tu start-up. Porque más allá de lo obvio (el tener un modelo de negocio que creemos que puede funcionar y los clientes que lo sustentan), tal y como nos cuentan en VentureBeat, este pequeño trozo de California guarda algunas sorpresas no tan agradables. 

    ¿Dónde está el talento?

    Para triunfar en Silicon Valley vamos a necesitar contar con la ayuda de los mejores. Esto quiere decir que si somos una start-up tecnológica, vamos a querer captar a los mejores ingenieros, diseñadores y programadores para que nuestro producto sea excelente y se diferencie de la competencia.

    Y aunque esto es un objetivo loable, pronto vamos a descubrir que en Silicon Valley se libra una auténtica batalla que busca precisamente eso: encontrar el mejor talento disponible. Vamos a tener que convencer a los mejores que estarán mejor con nosotros y no con Google, Twitter, Yahoo! o decenas de otras empresas tecnológicas que tienen mucho que ofrecer.

    ¿Y el dinero?

    Silicon Valley es caro. Desde que las principales empresas tecnológicas se instalaron entre el valle de Santa Clara y la Península de San Francisco, atrayendo a todo tipo de start-ups y empresas de servicios relacionadas con la industria tecnológica, los precios de los espacios disponibles para alquilar de han disparado y en general, vivir en el área metropolitana de San Francisco se ha convertido en una experiencia económica “intensa”, que va a poner a prueba la salud financiera de nuestra compañía.

    Incentivos

    La competencia en Silicon Valley es tan dura, que por supuesto como start-up no vamos a poder acceder a ninguna ayuda pública ni a ningún incentivo que nos ayude a desarrollar nuestro negocio. No ocurre lo mismo en otras ciudades y polos de emprendimiento, que precisamente hacen lo posible por atraer al mayor número de start-ups, ofreciéndoles todo tipo de ventajas fiscales y apoyando la creación de una cultura emprendedora.

    En nuestro artículo “Los Silicon Valley de Europa” os mostramos cómo ciudades como Amsterdam, Berlín, Cambridge, parís, Tallin o Eindhoven se estaban posicionando como verdaderos polos de emprendimiento, zonas realmente atractivas para las start-ups que quisieran iniciar una aventura internacional.

    Distracciones

    En Silicon Valley la actividad emprendedora es tan frenética que resulta sencillo distraerse en los detalles, en los miles de eventos, actos, conferencias, concursos, hackhatons, demos, etc. que se convocan a diario y en los que por supuesto, nos invitan a participar.

    Si todo lo que necesitamos en concentrarnos, en un espacio libre de distracciones, queremos un equipo con talento, tenemos un buen producto y somos capaces de atraer la atención de los inversores, puede que no necesitemos estar en Silicon Valley.

     

    También te gustará

    gates_reading

    Cinco libros que según Bill Gates deberías empezar a leer

    Si hay una persona que no necesita presentación es Bill Gates. El fundador de Microsoft …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.