Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Qué hacer cuando odias tu trabajo

    Qué hacer cuando odias tu trabajo

    Si te has convertido en un empresario que cuenta los segundos para que acabe el día laboral, que cada vez le cuesta más hablar con clientes o que quiere que su negocio acabe quemado cuando se cierras con llave, está claro que tienes un verdadero problema. Ahora bien, la pregunta es: ¿Eso puede ser porque tu negocio empieza a ir mal o porque, simplemente, te has equivocado y no estabas hecho para él?

    Si no estás seguro, he aquí hay algunos pasos que puedes llevar a cabo cuanto antes para abordar el problema de frente:

    Sométete a un proceso de descubrimiento.

    Comienza por hacerte algunas preguntas clave:

    • ¿Cómo llegaste a iniciar este negocio?
    • Si pudieras hacerlo todo otra vez, ¿querrías estar en la misma posición?
    • ¿Cuándo fue la última vez que te entusiasmaste por algo? ¿Por qué fue?
    • ¿Con quien podrías estar hablando todo el día y nunca te cansarías?
    • ¿Qué tareas / acciones te hacen perder la noción del tiempo?
    • ¿Qué tareas / acciones hacen que te tires de los pelos?

    Todas estas preguntas te ayudarán a darte cuenta de que tienes el control de tu posición actual como empresario, incluso si no te sientes de esa manera. Y tus respuestas pueden ayudarte a determinar si simplemente necesitas un cambio de posición o entrar en un nuevo sector.

    Prueba a cambiar de posición

    Digamos que te encantan los aspectos empresariales de tu empresa : forjar relaciones con los proveedores , descubrir nuevas oportunidades de comercialización , conexión, etc, pero después de responder a las preguntas anteriores, ahora te das cuenta de que el día a día, la rutina, está matando tu espíritu.

    Haz lo siguiente: Elabora una lista de las tareas que no te gustan y dale prioridad a aquellas que no te gustan nada. después, investiga como hacer para eliminarlas definitivamente. Si se trata de informes de fin de mes, contrata a un contador. Si es para introducir datos, los asistentes virtuales pueden ser muy rentables y llenar esta necesidad muy bien . Por lo general, el coste adicional es mucho mejor que el tiempo y el estrés que estas tareas requieren.

    Es importante decidir que no tienes que hacerlo todo. Si tus ingresos actuales no te dan para mucho, crea un objetivo de ingresos para poder delegar esas tareas tan desagradables para ti en otros.

    Prueba a cambiar de sector

    Si lo anterior no es suficiente, es hora de pensar en un cambio grande. Si sigues tus sueños, puede que no hagas tanto dinero o no tengas todo lo que tienes ahora, pero ¿es realmente eso tan malo ? ¿Prefieres tener cosas buenas y ser infeliz, o reducir el tamaño y ser feliz ?  Elige siempre ser feliz.

    Esto nos lleva a otra pregunta : ¿Sabes lo que te apasiona ? No mucha gente lo tiene claro. Pero una vez que determines aquello en lo que serías realmente feliz, piensa la forma en cómo sacar un negocio de ello. Eres un empresario después de todo, por lo que pon en marcha tu mente creativa. Cuando todo lo demás falla, lee algo inspirador – Tim Ferris es uno de mis favoritos .

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.