Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 10 trucos para mantener tu producto en modo Lean

    10 trucos para mantener tu producto en modo Lean

    Tienes la siguiente gran innovación del siglo XXI para desbancar a Google. El problema es que no tienes su enorme cantidad de dinero en la caja para llevarlo a cabo. Entonces, ¿qué hacer? Aquí tienes algunos consejos para lanzar lo que los evangelistas del método Lean definen como a Producto Mínimo Viable.

    Deberes

    1. Defínete a ti mismo

    No hagas un plan de negocios de 20 páginas. ¿Quién va a leer eso? ¿Va a poder desarrollarlo en sólo dos semanas? Lo dudo. En su lugar, define tu negocio en el marco actual. ¿Estás cambiando la industria con un nuevo y mejor enfoque? (Sugerencia: Deberías de estar haciéndolo) ¿Quién exactamente se pueden beneficiar de tu solución? Si se trata de un nuevo producto o servicio, asegúrate de que hay demanda. Un gran producto que nadie quiere es una pérdida de tiempo y dinero. Mixergy acaba de publicar un artículo convincente sobre este mismo tema.

    2. Soluciones existentes

    Todo el mundo piensa que está inventando algo que no existe. Es posible, pero no probable. Haz un análisis. Observa lo que hay ahí fuera. Regístrate para ver cómo lo hacen. Aprende lo que funciona y lo que no. Cuanto más recopiles, menos tiempo pasarás redefiniendo el diseño y el desarrollo, que será lo más costoso.

    3. Investiga tecnología existente

    Es probable que, cualquiera que sea tu idea, que haya software de soporte flotando en la nube que puedas aprovechar e integrar, al menos en tu fase inicial. Algunos de ellos son gratuitos. Esta búsqueda va a permitir, con suerte, algo a lo que acogerse a tus proveedores.

    Presupuesto y Selección de Proveedores

    4. Utiliza tu dinero en efectivo

    Tu cuenta bancaria no debería estar sin fondos. Si lo está, para de leer este artículo, coge una tabla de surf  y sal a relajarte. Para el resto de nosotros, la primera pieza del puzzle se basa en determinar qué es lo que puedes permitirte. En esta etapa no deberías considerar la posibilidad de Business Angels o Inversores de Capital Riesgo. Tampoco lo debería ser un préstamo muy grande del banco. Haz un presupuesto acorde con lo que tú y tus socios tenéis en el banco.

    5. Selecciona el socio digital correcto – paso 1

    Encuentra una agencia que esté especializada en trabajar con nuevas empresas (existen). Pídeles presupuesto sobre sus proyectos más corrientes. Si el presupuesto de su cliente medio es 10 veces mayor al tuyo,  seguramente no son el tipo de agencia que tu necesitas.

    6. Selecciona el socio digital derecho – paso 2 

    Asegúrate que la agencia que contratas está acostumbrada a ayudar a sus clientes con la visión tecnológica y sus planes de negocio sin cobrarles de más por ello. Algunas te ayudarán sin dudarlo,  y pasarán tiempo contigo analizando tus necesidades, ayudándote a buscar una solución que encaje contigo y haciéndote una propuesta.

    La perfección absoluta

    7. Empieza de manera simple

    Es difícil escapar de ciertas cosas. Es como cuando vas a comprar un coche. Empiezas por algo modesto, un Toyota Corolla por ejemplo. Una semana más tarde estás en el concesionario de Audi viendo si  el modelo A8 full-equipe te servirá. Incluye las necesidades básicas que necesita tu producto y que son lo único que necesitas para salir al mercado.

    8. Lanzamiento lento

    No cometas el error de dar a conocer a todo el mundo tu gran producto con notas de prensa y páginas de Facebook. Está en Beta, por lo que no está listo aún para recibir una gran masa de usuarios que lo usen. Piensa que una vez que tu público te de la espalda estás perdido.

    9. Escucha y prueba

    Si sigues la regla número #8, escogiste sólo a un pequeño grupo para hacer la prueba. Fuiste lo suficientemente humilde cómo para dejar probar esta primera versión a cambio de feedback. Esta es la parte difícil. Deberás escuchar atentamente con una oreja a lo que te digan. Steve Jobs no escuchaba con ninguna, pero tú no eres Steve Jobs, ¿verdad? Construiste tu producto con una visión y cierta demografía en la mente. Mantente fiel a éste principio. Haz que sea irremplazable para este grupo. Y no intentes contentar a todo el mundo, o nadie lo va a querer.

    10. ¡Lánzalo ya!

    El tema, llegados a este punto, es que hagas caso omiso de tus temores sobre ser perfecto. Los innovadores más exitosos son excepcionales en poner su ego a un lado y lanzar su producto al mercado. Escuchan, ajustan y cambian de rumbo hasta que encuentran su camino. Si esperas hasta que sea “perfecto” puede que nunca suceda o que alguien se te adelante.

     

     

     

     

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.