Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 4 malos hábitos que te pueden estar haciendo perder el sueño

    4 malos hábitos que te pueden estar haciendo perder el sueño

    Todos conocemos los riesgos para la salud ocasionados por la falta de sueño, sin embargo, pese a las advertencias de un mayor riesgo de diabetes, obesidad y enfermedades cardíacas, la mayoría de nosotros nos quedamos cortos en la cantidad recomendada de siete a nueve horas de sueño diario. El Centro para el Control de Enfermedades (CDC The Center for Disease Control) informa que el 30 por ciento de los trabajadores adultos estadounidenses dedican menos de seis horas de sueño al día.

    La falta de sueño es un problema grave para los negocios. Dr. Michael Breus, autor de Buenas Noches: El Programa del Doctor de 4 Semanas para un Mejor sueño y Mejor Salud dice que el sueño puede influir en que puedas tomar malas decisiones de negocios. “Cuanto más falto de sueño estás, más emocional se convierte tu toma de decisiones, más lento reaccionas y con más lentitud piensas”, dice Breus.

    Investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard encontraron que un tercio de los trabajadores estadounidenses no están recibiendo suficientes horas de sueño para funcionar y este agotamiento crónico cuesta a las empresas miles de millones de dólares en pérdidas en productividad.

    Ser un dormilón inteligente es tan importante como ser un empresario inteligente, pero la falta de sueño a menudo no se diagnostica. Mientras que puedes pensar que estás durmiendo lo suficiente, si tu respuesta es sí a cualquiera de las siguientes preguntas, es probable que no estés cosechando los beneficios de tu letargo.

    1. ¿Te duermes tan pronto como tu cabeza golpea la almohada?

    “Si te quedas dormido en menos de diez minutos, es un signo seguro de que estás significativamente con falta de sueño”, dice Breus. Dormirse es un proceso que toma aproximadamente 30 minutos para que el cuerpo pueda completar. “El sueño no es un interruptor de encendido / apagado. Es más como tirar del pie del acelerador y poco a poco ir apretando los frenos. Hay un proceso que tiene que ocurrir y el cuerpo necesita tiempo para apagar correctamente”, dice Breus.

    2. ¿Disfrutas de una copa antes de acostarte?

    “El alcohol es un relajante muscular”, dice Breus. Aunque el alcohol puede ayudarte a dormirte más rápido calmándote, tiene un impacto negativo en la calidad del sueño. El alcohol también es un diurético, por lo que puedes despertarte a mitad de la noche para ir al baño y te mantiene fuera de las etapas profundas del sueño causando múltiples despertares y haciendo que te sientas fatigado al día siguiente.

    3. ¿Haces ejercicio justo antes de acostarte?

    Aunque es cierto que duermen mejor las personas que hacen ejercicio que las que no, Breus recomienda completar tu entrenamiento por lo menos 90 minutos antes de la hora de acostarte. “Ese es el tiempo que se necesita para que tu cuerpo se enfríe”, dice. El ejercicio aumenta tu temperatura corporal, lo que a su vez necesita dejar una señal al cerebro para liberar melatonina, una hormona que indica al cuerpo que desenchufe durante la noche.

    4. ¿Tomas café por la noche?

    Aunque puedas ser capaz de conciliar el sueño después de beber una taza de café, tu cuerpo va a sentir los efectos estimulantes de la cafeína durante la noche. “Una persona normal metaboliza la cafeína entre aproximadamente ocho a diez horas”, dice Breus. Beber café por la noche altera los patrones de sueño naturales del cuerpo y te deja sensación de lentitud a la mañana siguiente.

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.