Lunes , 5 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 10 razones por las que las personas odian su trabajo

    10 razones por las que las personas odian su trabajo

    No todo el mundo entra en el trabajo con el mismo nivel de compromiso, motivación y pasión cada día. Pero si hay más de unos pocos de tus empleados que están haciendo de un hábito el estar cansados, estresados y sin motivación, podrías tener un problema.

    Un estudio reciente de Dale Carnegie Training, mostró que casi tres cuartas partes de los empleados no están plenamente comprometidos en su trabajo. Una falta de compromiso podría ser una señal que apunta a una mala satisfacción en el trabajo y ten claro que unos empleados descontentos pueden costarte más de lo que piensas.

    Aparte del alto precio de la rotación de trabajadores, también podrías estar perdiendo dinero debido a su descuido o falta de compromiso. Lo mejor es detectar a tiempo las señales de trabajadores infelices y hacer todo lo posible para conseguir que vuelvan a estar más felices, más comprometidos y ser de este modo más rentables.

    Aquí os dejamos las 10 razones por las que tu empleado a jornada completa puede estar odiando su trabajo:

    1. Creen que la hierba es más verde en otro lugar:

    Si los amigos de tus empleados están teniendo una experiencia increíble en otra empresa, ¿Por qué no iban a tener envidia? La transparencia de los beneficios y ventajas que otras empresas ofrecen a sus empleados a veces puede llevar a tus empleados a soñar acerca de trabajar en otro lugar.

    Echa un ojo a lo que otras empresas están haciendo y trata de igualarlas cuanto se pueda. Claro, las ventajas de tu empresa no van a estar a la par con Google, pero ¿Por qué no tratar de dar a tus empleados algo digno de alardear? Van a estar más motivados, deseosos de difundir una buena palabra y te beneficiarás de una mejor cultura de empresa.

    2. Sus valores no se alinean con los de la empresa:

    Si los valores de tu empresa son la creatividad y la colaboración, está en tu mejor interés el hacer pruebas de detección de estos valores como una parte obligatoria en tu proceso de contratación. Feedback y revisiones regulares pueden ayudarte a mantenerte en sintonía con los valores de los empleados y la forma en que se alinean con los que necesita la empresa.

    3. No se sienten valorados:

    Si no estás tomando tiempo para dar golpes en la espalda de tus empleados, acabará afectando a la felicidad de los mismos. El reconocimiento engendra sentimientos de valor y lealtad. ¿Qué estás haciendo para mostrar a tus empleados que son miembros valiosos de la empresa? Esto no significa dar recompensas monetarias por cada logro, en su lugar, utiliza regularmente elogios verbales y presenta la ofrenda ocasional o recompensa por un rendimiento impresionante.

    4. La inseguridad laboral:

    Es fácil que no te guste tu trabajo cuando estás preocupado por si todavía te quedan un par de meses o un año a partir de ahora. Si tu empresa está pasando por tiempos difíciles, la inestabilidad puede estar pasando un peaje en tus empleados. Sé transparente y trabaja en mantener el ánimo alto y a tu equipo comprometido… o podrían terminar dejándolo por miedo.

    5. No hay lugar para el desarrollo profesional:

    ¿Cuál es la política de tu empresa para promocionar? Muchos empleados terminan sintiéndose atrapados cuando no hay posibilidad de avanzar dentro de su empresa. Ésto a menudo conduce a ir cambiando de trabajo a menudo. Tu empresa puede ser pequeña, pero es importante crear un plan para que los empleados crezcan contigo.

    6. No están contentos con su salario:

    Nada extingue más la pasión como la sensación de estar siendo pagado por menos de lo que uno se merece. La evaluación de los sueldos de tus empleados puede ser poco realista en determinados momentos, pero debes considerar preguntar a tus empleados lo que sienten que deberían estar haciendo, su honestidad puede que te sorprenda.

    7. Hay demasiada burocracia:

    Las reglas pueden arruinar tu equipo. Nada es más frustrante que no poder tomar tus propias decisiones. Potencia la autonomía de tus empleados, dándoles espacio para lograr los objetivos. Esto establece un nivel saludable de confianza, productividad y beneficia a la empresa en su conjunto.

    8. No están siendo cuestionados marcando retos y objetivos:

    Tus empleados están en una constante búsqueda de mejorar sus habilidades y mejorar a través de su trabajo contigo. La falta de, trabajo desafiante con sentido, es cierto que puede generar desdén. Averigua si tus empleados sienten que están aprendiendo o avanzando en sus conocimientos. Si no lo están, van a marcharse a algún lugar donde sientan que pueden mejorar.

    9. La pasión se ha ido:

    Hay una enorme diferencia entre vivir para trabajar y trabajar para vivir. ¿A tus empleados les encanta lo que hacen? La realidad laboral actual ha llevado a muchos a aceptar trabajos que no les gustan. Céntrate a fondo en la contratación de empleados apasionados y dales un propósito de mantener su pasión a lo largo de su tiempo en el trabajo.

    1o. Su jefe apesta:

    Una mala dirección puede arruinar, incluso al más apasionado y bien remunerado trabajador, su amor por el trabajo. No dejes que tus habilidades de gestión y liderazgo horribles arruinen la unidad de su fuerza de trabajo. ¿Haces una micro dirección, criticas? ¿Eres un mal comunicador? Si tienes empleados descontentos, lo primero que debes tener en cuenta son tus hábitos de dirección y mando. La próxima cosa a hacer es hablar con tus empleados para llegar al fondo del problema.

    También te gustará

    paypal_business

    PayPal mejora en la pequeña empresa con PayPal Business

    PayPal quiere mejorar su forma de trabajar con las pequeñas empresas. Para conseguirlo, acaba de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.