Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Diez preguntas que necesitas responder antes de invertir en una startup

    startup

    La crisis económica y las ganas de emprender pueden llevar al mejor de tus amigos (o simplemente a uno de tus conocidos) a lanzarse a la aventura de montar su propia startup. Y hay muchas posibilidades de que ante la sequía de crédito y la dificultad de encontrar financiación, acabe recurriendo a ti como su business angel particular. Dicho lo cual, más pronto que tarde deberás responder a la siguiente pregunta: ¿Vas a invertir en la startup de tu amigo?

    No respondas enseguida. Siguiendo el ejemplo que nos dan en readwrite.com os proponemos diez preguntas que debes considerar antes de invertir tu dinero en la aventura empresarial de un amigo o un familar.

    1. ¿Qué experiencia tiene en la gestión de startups?

    ¿Qué experiencia tiene tu amigo? Probablemente sea esta la primera y más importante pregunta que tengas que responder. No es lo mismo invertir en una persona que ya ha demostrado ser capaz de llevar una startup a buen puerto (lanzamiento, crecimiento y venta o exit de la empresa) que otro que se enfrenta a su primera aventura empresarial.

    Teniendo en cuenta que siempre hay riesgos inherentes al lanzamiento de cualquier startups, tendremos que decidir qué nivel de riesgo estamos dispuestos a asumir. Sin experiencia previa, tenemos que tener claro que el riesgo que asumimos es total.

    2. ¿Cuáles son los riesgos reales?

    ¿Cuál es el riesgo de invertir en una startup? Todos. Así que si piensas que te puedes permitir invertir y perder el dinero invertido, puede que sea una buena idea invertir tus recursos en una startup. Si no te puedes permitir el lujo de perder el dinero invertido, tal vez deberías considerar otras opciones.

    Dicho lo cual, tu amigo debería ser completamente transparente sobre los riesgos que supone la operación. Si todas las cartas se ponen sobre la mesa, si se exponen los pros y los contras de forma clara, etc. si puedes tomar una decisión informada, tendrás las armas suficientes para saber a lo que te expones.

    3. ¿Quién más está invirtiendo?

    Antes de considerar seriamente en invertir en una startup, determina quién más está invirtiendo. ¿Se trata de un proyecto pequeó en el que únicamente van a invertir amigos y familiares? ¿Es un proyecto más serio con el apoyo de rondas de inversión? ¿Se apuesta por el crowdfunding? O por el contrario…¿Eres tú el único inversor?

    Y con respecto a esta última pregunta… nunca, nunca seas el único inversor.

    Business Angels españoles: todo lo que necesitas saber

    4. ¿Cuánto dinero deberías invertir?

    Depende. Sólo tú conoces a tu amigo y cuál es su capacidad real de llevar el proyecto a buen puerto. Sólo tú sabes cuáles son sus habilidades y su apuesta personal en el proyecto en el que se encuentra involucrado. ¿Una forma de aproximarte? Determinar cuánto ha invertido tu amigo, qué está comprometiendo en pos del éxito de su proyecto.

    Friends, Fools and Family: cómo pedir dinero para nuestro negocio

    5. ¿Qué le hace tan especial?

    Pensemos que una startup reducida a su mínima expresión, en una solución para un problema. ¿De qué forma resuleve tu amigo ese problema? ¿Por qué ese problema no se ha resuelto antes? ¿Por qué lo hace de una forma única, y no sólo desde el punto de vista empresarial, sino también desde el personal?

    6. ¿Cómo va a impactar a vuestra amistad?

    ¿El dinero puede dar al traste con una buena amistad? ¿Se puede evitar? Antes de invertir habla seriamente con tu amigo y contemplad todos los escenarios posibles.

    ¿Qué ocurre si todo se traduce en un sonado fracaso? Trazad una línea que separa la relación personal y la profesional y definid una estrategia para trabajar juntos, pero en la que esté muy claro que la amistad es lo primero.

    7. ¿Por cuánto dinero estarías dispuesto a renunciar al proyecto?

    Esta es una de las preguntas de manual. Pregunta a tu amigo cuánto dinero necesitaría para renunciar a su proyecto y dedicarse a otra cosa. Si su respuesta es diferente de 0 (es decir, no está dispuesto a renunciar), entonces no inviertas ya que probablemente, tu amigo está emprendiendo por motivos equivocados.

    8. ¿Cómo piensa ganar dinero?

    Es una pregunta obvia, pero necesaria. ¿Cómo va a ganar dinero? ¿Dónde está el auténtico modelo de negocio? Todos queremos ser el próximo Twitter o Instagram pero al final, lo verdaderamente importante es que el negocio en el que estamos involucrados sea rentable.

    9. ¿Vas a trabajar en tu proyecto a tiempo completo?

    O dicho de otra forma, ¿Cuál es su nivel de compromiso con el proyecto? ¿A qué está dispuesto a renunciar o a qué está renunciando ya? Hay personas que se involucran con un proyecto, incluso con grandes ideas, pero su falta de compromiso o el no querer dedicarse por completo a llevarlo a buen puerto, les lleva directamente hacia el fracaso.

    10. ¿Tienes clientes que están pagando?

    Antes de invertir en un proyecto es importante demostrar que hay personas que estarían dispuestas a pagar por lo que vas a hacer. Una forma de hacerlo es apostar por la metodología Lean Startup o el lanzamiento del producto mínimamente viable.

    Mejora tus productos con el método Lean Startup

    Imagen: Shutterstock

     

    También te gustará

    gates_reading

    Cinco libros que según Bill Gates deberías empezar a leer

    Si hay una persona que no necesita presentación es Bill Gates. El fundador de Microsoft …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.