Lunes , 5 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 6 trucos de productividad que puedes “robar” a algunos de los jefes más relevantes

    6 trucos de productividad que puedes "robar" a algunos de los jefes más relevantes

    Aunque desde los inicios de la crisis ha mejorado mucho, lo cierto que España es un país que nunca ha destacado por su alta productividad laboral. Son muchas las veces que el trabajo se puede hacer aburrido o tedioso, y puede dar la sensación de que no se acaba nunca. A la larga esto puede desembocar en una falta de motivación que puede influir en tu trabajo y en el rendimiento general de la empresa.

    Si hay algo que podemos “imitar” de los altos ejecutivos americanos son sus grandes técnicas para que el rendimiento laboral siempre se mantenga estable. Se trata de sistemas maestros y trucos para maximizar la productividad. Desde Mashable podemos leer algunos de los seis trucos principales de estos grandes CEOs. ¿Porqué no “robar” algunas de sus geniales ideas para lograr un mayor rendimientos laboral en nuestra empresa?

    El primero de ellos, llega de la mano de Tony Schwartz, presidente de The Energy Project. Este ejecutivo propone tomar descansos cada 90 minutos. ¿La razón? El cuerpo humano tiene un ciclo de energía que funciona a intervalos de 90 minutos durante todo el día . Cuando hemos estado trabajando en algo durante una hora y media o más , es natural que nuestros niveles de energía bajen y nuestra atención se desvíe. Esto significa, que empezaremos a sentirnos somnolientos o a mirar el Twitter o Facebook.

    Para llegar a hacer que nuestro trabajo sea más productivo, hay que hacer el trabajo más duro por las mañanas, parar un rato cada 90 minutos, por ejemplo 10, y seguir a tope después de tomar ese descanso. Así que, la próxima vez que sientas como se nublan tus ojos, en lugar de buscar otra taza de café, pasea un rato por la oficina. Tal vez te sorprenda lo mucho que tu productividad puede aumentar.

    Andrew Marsh, CEO of Fifth Column Games te aconseja que a veces te hagas invisible, o lo que es lo mismo, que no permitas que nada te interrumpa. Imagínate que estás trabajando en un proyecto importante, estás concentrado al máximo y un compañero llega para hablar de algo, seguro que todas tus ideas acaban saliendo por la ventana. Luego, volver a situarte en el mismo punto va a ser muy complicado.

    Como no podemos evitar que esto ocurra y tampoco queremos que nuestros compañeros se sientan mal por no prestarles atención en el momento que necesitan, Marsh propone algo tan sencillo como colocar encima de la mesa alguna señal para que el resto de la oficina sepa que en ese momento nada puede molestarnos. Algo así como un icono de silencio. De este modo, podrás concentrarte al máximo sin interrupciones y no quedarás mal con nadie.

    Gestionar la energía y no sólo el tiempo es algo que para Kathryn Minshew, CEO y co-fundadora de The Muse, es básico para la productividad. De este modo, reserva las tareas más complicadas para cuando los picos de energía están más elevados y nos sintamos más concentrados, por ejemplo a mitad de la mañana. Intenta dejar para la tarde toda aquella parte del trabajo que requiera de menos concentración y que sea más sencillo de realizar.

    Gina Trapani, fundadora de ThinkUp, es una fan de consultar el correo electrónico sólo a determinadas horas del día. ¿Por qué? En lugar de sentir que tienes que responder a los mensajes de correo electrónico en el momento en que llegan a tu bandeja de entrada, puedes ahorrar un bonito tiempo y mantener la concentración estableciendo un calendario para controlar y responder al correo electrónico, por ejemplo una vez por la mañana y una vez al final del día.

    Quedándonos en este mismo tema, en el de los correos electrónicos, Andrew Torba, co-fundador de Kuhcoon, incluso llega tan lejos como escribir a veces correos electrónicos de texto a modo Twitter, es decir que tengan menos de 140 caracteres de texto. Acepta el reto de pensar críticamente y de manera eficiente cuando te conectas a través del correo electrónico o a cualquier otra forma de comunicación.

    Redactar correos electrónicos cortos, yendo al grano, no sólo te permitirá ahorrar tiempo escribiendo, también ahorrará a los destinatarios tiempo leyendo. Si tu problema es demasiado complejo y vas a necesitar más de 140 palabras, piensa que hacer una llamada telefónica puede ser mucho más eficaz. Te permitirá ir al grano de una manera más eficaz.

    Delegar es el truco para aumentar la productividad del emprendedor web Daniel Tan Kh, ya que es una de las mejores maneras de administrar el tiempo. El hecho de pasar proyectos a otros miembros del equipo aligerará tu carga y te permitirá centrarte en los proyectos que haces mejor. Daniel Tan Kh va un paso más allá, y aconseja no sólo delegar las tareas, si no confiar en que el nuevo propietario tendrá la plena responsabilidad de conseguir que se hagan.

    Pero, delegar no significa tratar de dejar de hacer tu trabajo, si no de que puedas prestarle más atención a tus proyectos más urgentes. Si no tienes un compañero de trabajo que pueda hacer esas tareas, el emprendedor Matt DeCelles sugiere que intentes buscar a algún profesional externo a la empresa para que haga esa parte a la que tú no te puedes dedicar.

    También te gustará

    paypal_business

    PayPal mejora en la pequeña empresa con PayPal Business

    PayPal quiere mejorar su forma de trabajar con las pequeñas empresas. Para conseguirlo, acaba de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.