Lunes , 5 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Direct Lending, otra alternativa al crédito bancario

    Direct Lending, otra alternativa al crédito bancario

    Las dificultades con las que se encuentran las empresas para conseguir crédito, ya sea para poder respirar en este agujero llamado crisis, para crecer más o para formarse, está provocando que triunfen iniciativas, que ya lo han hecho en países como Estados Unidos. Una de las más famosas es el crowdfunding, de la que hablamos recientemente, los populares business angels, el capital riesgo o el Direct Lending, el gran jugador de mercado a medio plazo.

    Pero, ¿qué es exactamente esto del Direct Lending?. Su traducción del inglés es crédito directo, y así es, tal y como su propio nombre indica. Se trata de fondos que financian directamente a pymes con mayor flexibilidad en plazos y garantías que una entidad financiera, y normalmente suelen estar fondeados por inversores institucionales. Al no estar sujetos a supervisión gozan de una agilidad que las entidades financieras tradicionales desgraciadamente no tienen.

    A esto hay que añadir que en España el marco normativo para este tipo de operaciones es especialmente flexible: no hay restricciones ni limitaciones de ningún tipo para el desarrollo de esta actividad financiadora, a diferencia de lo que ocurre en otros países de nuestro entorno, muy especialmente en Francia, con sus Banking Monopoly Rules.

    Gracias a iniciativas como esta, muchos negocios pueden encontrar una salida, sobre todo si tenemos en cuenta, que el 80% de las pequeñas empresas no sobreviven a sus dos primeros años, debido, en su mayoría, a su pequeño tamaño.

    Llevar a cabo una operación de Direct Lending tiene un coste para el beneficiario del préstamo, y como toda operación financiera, el préstamo se encuentra referenciado a un tipo de interés, (generalmente Euribor) más un margen, a lo que hay que sumar una serie de diferenciales relacionados con magnitudes económicas y financieras. En algunos casos, este tipo de préstamos se instrumentalizan como préstamos participativos.

    Sobre este tema, recientemente Muzinich, que cuenta con un patrimonio de 20.425 millones de euros, firmó un acuerdo con la firma española Arcano para acabar con la restricción de financiación que tienen las pequeñas y medianas empresas.

    Por ello lanzaron un fondo de financiación  por valor de 200 millones, pero que con el tiempo puede llegar a ampliarse a los 500 millones. Su intención es dar créditos directos a empresas nacionales por importe de hasta 30 millones cada uno a plazos de siete años y a tipos variables de entre 5 y 7 puntos sobre el euribor.

    Hay que decir que en los últimos meses han proliferado los fondos internacionales, que pretenden darle un empujón al direct lending en España. Se presentan como una opción de financiación alternativa a las entidades bancarias, que ya funciona en Estados Unidos, Italia, Francia o Reino Unido.

    Se trata, por tanto, de una alternativa que va a verse cada vez más en el mercado como complemento a otras fórmulas de financiación más tradicionales, lo que va a dinamizar el mercado y a permitir a las empresas contar con otra vía de consecución de fondos.

    También te gustará

    holiday-gifts

    Diez regalos tecnológicos con los que conquistar a un emprendedor

    Para bien o para mal las navidades ya están aquí. Y tanto si nos hace …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.