Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Eres un adicto al trabajo? Descúbrelo en el test de MuyPymes

    workaholic

    Workaholics. Adcitos al trabajo. Estresados. Así viven su día a día muchísimos trabajadores en nuestro país. Convencidos de que tienen una responsabilidad que no pueden delegar en nadie y que el peso de la empresa recae casi de forma exclusiva sobre sus hombros. Personas que trabajan sí muchas horas, pero que a cambio, no son tan productivos como podrían si se tomasen la vida de una forma mucho más relajada.

    Querido lector. ¿Eres un adicto al trabajo? ¿No lo eres? ¿No lo sabes? En MuyPymes hemos preparado un pequeño test que te va a ayudar a determinar cuál es tu “grado de adicción” al trabajo, si es que existe. Tómate tu tiempo y responder con sinceridad a las siguientes preguntas.

    1. ¿Te emociona más la perspectiva de estar en el trabajo que pasar más tiempo con tu familia o en cualquier otra situación?
    2. ¿Hay ocasiones en las que por mucho que te esfuerces no puedes deshacerte del trabajo que tienes pendiente?
    3. ¿Sueles llevarte trabajo a casa? ¿También los fines de semana? ¿Y durante las vacaciones?
    4. ¿Es trabajar la actividad que más te gusta y de la que hablas más?
    5. ¿Trabajas más de 40 horas a la semana?
    6. ¿Has aprovechado alguno de tus hobbies para convertirlo en una aventura empresarial?
    7. ¿Has perdido a amigos o a familiares, que se han cansado de esperar a que tengas tiempo para ellos?
    8. ¿Haces horas extra porque estás convencido de que si no es imposible que el trabajo salga adelante?
    9. ¿Subestimas lo que te puede llevar completar un proyecto y  más tarde tienes que hacer horas extra para poder completarlo?
    10. ¿Crees que está bien trabajar horas extra si a la vez te encanta lo que estás haciendo?
    11. ¿Te pone nervioso o te impacienta estar con personas que tienen otras prioridades que no estén centradas en el trabajo?
    12. ¿Temes que si no trabajas más que nadie acabarás perdiendo tu trabajo o que habrás fracasado en tu empresa?
    13. ¿Te preocupas por tu futuro laboral incluso cuando las cosas van bien?
    14. ¿Eres excesivamente competitivo, incluso en actividades triviales como un juego?
    15. ¿Te molesta que te comenten que deberías trabajar menos?
    16. ¿Tú devoción por tu trabajo ha restado tiempo de calidad a tu familia?
    17. ¿Piensas constantemente en el trabajo? (mientras conduces, antes de quedarte dormido, leyendo, comiendo, etc.)
    18. ¿Trabajas durante tu hora de la comida?
    19. ¿Crees que ganar más dinero puede resolver la mayoría de los problemas de tu vida?
    20. ¿Has realizado este test pensando que puedes ser un adicto al trabajo?

    Felicidades. Si al menos tres de las veinte preguntas de este test han recibido una respuesta positiva por tu parte, has conseguido dar un primer gran paso:  reconocer que eres workaholic, un adicto al trabajo en toda regla.

    A partir de aquí tenemos dos noticias que darte, una buena y una mala. La mala es que pese a que nuestro test haya demostrado que tienes un problema, ahora mismo le estás quitando importancia, convenciéndote de que en el fondo no puedes hacer las cosas de otra forma, que eres imprescindible y todo depende de ti. Craso error. La buena noticia en cambio es que si estás leyendo este artículo es que en el fondo te preocupa la posibilidad de tener un problema. Lo que aún no te hemos contado es que tenemos una noticia aún mejor: la adicción al trabajo se puede superar.

    ¿Cómo? En los casos más serios es recomendable contar con el asesoramiento de un especialista. Sin embargo, en la mayoría de los caso hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar la situación, como por ejemplo…

    relax

    Aprender a determinar nuestras prioridades

    ¿Qué es lo más importante que tienes que hacer cada día? En vez de llegar al trabajo y ponerte a trabajar en el mismo punto en “donde lo dejaste ayer”, tómate unos minutos para reflexionar sobre lo que tienes que hacer. Puede que descubras que no hay nada tan urgente que no pueda esperar y que encuentres la flexibilidad necesaria para organizar tus prioridades.

    No abarques demasiado

    ¿Qué eres razonablemente capaz de hacer en ocho horas? ¿Cuánto tiempo necesitas emplear para el desempeño óptimo de cada tarea? No intentes ajustar los tiempos para poder hacer más cosas. Apuesta por la filosofía de “menos es más”. Elimina o delega todas esas tareas secundarias para centrarte en lo que realmente es importante en cada momento.

    Pasa de la multitarea

    En nuestro artículo “Multitarea: el gran enemigo de la productividad al descubierto” os contamos cómo desde un punto de vista científico no existe eso que llamamos “multitarea” y que el cerebro humano de hecho no está preparado para realizar dos acciones al mismo tiempo. Es más, os contamos que las personas que se definen a sí mismas como multitarea, son en realidad mucho menos productivas que las que se centrar en hacer únicamente lo que es importante en cada momento.

    Aprende a aceptar

    Aprende a aceptar que probablemente no existe el trabajo perfecto y que no siempre las cosas salen como a uno le gustaría. Que llega un punto que en vez de mejorar la calidad de nuestro trabajo, la estamos empeorando o que en realidad, la empresa no es nuestra y que nadie nos va a agradecer ese trabajo extra.

    Relájate

    Uno de los grandes problemas que experimentan los adictos al trabajo es que no son capaces de relajarse. Incluso cuando lo intentan, siguen pensando en su trabajo. Para ayudarte en este campo te recomendamos la lectura de nuestros artículos “¿Puede ayudarte el yoga a ser más productivo?”,  “Cómo sobrevivir a tus peores días de trabajo” o “Tres técnicas para relajarte en el trabajo”.

    Imágenes: Shutterstock

    También te gustará

    gates_reading

    Cinco libros que según Bill Gates deberías empezar a leer

    Si hay una persona que no necesita presentación es Bill Gates. El fundador de Microsoft …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.