Sábado , 3 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Tiene sentido utilizar QWERTY? ¿Por qué fracasan sus alternativas?

    qwerty

    QWERTY. Las primeras seis letras de casi todos los teclados del mundo dan nombre al esquema alfanumérico más popular. Sin embargo, no es el único. Sistemas como Dvorak o Colemak han intentado, sin éxito, ayudarnos a escribir de una forma más eficiente. ¿Por qué seguimos utilizando QWERTY? ¿Es cierto que otra ordenación de las teclas en nuestro teclado nos permitiría escribir más rápido y cometer menos errores?  Son dos de las preguntas a las que queremos responder en este artículo.

    QWERTY es un sistema antiguo. Desarrollado en 1870 por Christopher Latham Sholes, comienza a popularizarse con el lanzamiento en 1878 de la máquina de escribir Remington Nº2 y adoptado posteriormente por la mayoría de las máquinas de escribir. ¿Por qué se optó por este sistema? Antes de QWERTY, las teclas se mostraban en orden alfabético. Cada vez que se pulsaba una, la varilla mecánica correspondiente impactaba sobre el papel imprimiendo una letra. Las varillas siempre impactaban en el mismo punto (situado en el centro de la máquina), toda vez que era el papel el que de desplazaba de derecha a izquierda.

    El problema es que con la disposición alfabética, una vez que el que escribía alcanzaba cierta solutra y aumentaba la velocidad, las varillas chocaban unas contra otras, creando “nudos” de varias que había que deshacer a mano. ¿La solución para que esto no pasase? Por un lado “obligar” al usuario a escribir más lento y por otro, conseguir un sistema en el que las varillas más próximas nunca entrasen en contacto, alternando la disposición de las letras sobre el teclado. QWERTY es la respuesta a estas dos necesidades. ¿Pero qué ocurre cuando surgen máquinas de escribir más avanzadas en las que ya no pueden producirse estos atascos de varillas? ¿Y cuando llegan los ordenadores?

    Que aunque como veremos a continuación, existían otros sistemas, QWERTY se sigue utilizando hasta el día de hoy.  ¿Por qué? Básicamente  porque era un sistema al que estábamos acostumbrados y cambiar esa costumbre, suponía forzar a miles de usuarios que sabían utilizar QWERTY a aprender un nuevo “lenguaje”. ¿Y quién estaba dispuesto a dar el primer paso y arriesgarse a perder miles de ventas?

    Los sistemas alternativos

    Los principales sistemas alternativos surgen a medidados del siglo XX, cuando se pensaba que había una posibilidad de cambiar las cosas. De los que surgen, el más popular es Dvorak. Creado en  1936 por August Dvorak el sistema apuesta por situar en la primera fila y en posiciones centrales, las teclas que se utilizan con mayor frecuencia, alejando del centro las que se utilizan menos.

    Teclado_Dvorak_Español
    Teclado Dvorak español

    El objetivo es que permitir a los usuarios, que ya no tienen que lidiar con atascos de teclado, escribir a mayor velocidad y a la vez, disminuir el número de errores que se producen al teclear. Mientras que en QWERTY se prioriza el uso de la mano izquierda, en Dvorak se facilita el uso de la mano derecha y sus defensores aseguran que no sólo es más rápido, sino que también resulta más ergonómico.

    colemak
    Teclado Colemak en español

    Otro sistema que merece la pena mencionar es Colemak, un sistema que guarda ciertas similitudes con QWERTY y que puede resultar más sencillo de aprender. Colemak únicamente introduce 17 cambios de posición en las teclas con respecto a QWERTY y como en el caso de Dvorak, también se basa en el principio de que son las teclas más utilizadas las que deberían mostrarse de una manera más accesible.

    Existen además otros sistemas como AZERTY (este sí ha calado en Francia)o Maltron, pero básicamente son variaciones de los que ya hemos mencionado.

    ¿Son mejores que QWERTY?

    Si se diseñan estos sistemas es porque sus creadores afirman que son mucho mejores que un sistema que no olvidemos, tiene sus orígenes en el siglo XIX.  ¿Son realmente más rápidos que QWERTY? Lógicamente no podemos esperar cambiar de sistema y en unos días empezar a escribir a toda velocidad. De la misma forma que aprendimos QWERTY, nos harán falta unos meses de práctica para soltarnos y tener cierta soltura con Dvorak.

    Sin embargo hay cierta controversia sobre si finalmente son o no más rápidos. Si buscamos en Internet veremos casos de usuarios que afirman que han conseguido escribir mucho más rápido con Dvorak o Colemark, pero también muchos otros que aseguran que tras hacer el cambio no han notado ninguna diferencia.

    Por otro lado, estamos seguros que si Dvorak o Colemark fuesen mejores que QWERTY, no sería complicado encontrar estudios serios que sostuviesen esa tesis, facilitando su progresivo uso, aunque fuese en el ámbito académico. Sin embargo, no hay estudios que afirmen tal cosa, si bien es cierto que encontramos documentos amateur que defiende con ahínco posiciones opuestas.

    Cómo probar Dvorak y sus alternativas

    Existen varias formas de poder probar otras opciones de teclado. En primer lugar hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría de los sistemas operativos nos permiten hacer la prueba. Basta que nos vayamos a nuestro panel de control (o similar), escojamos opciones de teclado y cambiemos la región y la diposición de teclas que más nos gusten. Encontraremos Dvorak en Windows, Mac y Linux.

    Lo malo de estas opciones que si las tomamos tal cual, deberemos saber previamente y de memoria dónde se encuentran las teclas. Podemos salvar este problema adquiriendo teclados específicos que adoptan esta disposición, lo cual puede servirnos en el caso de que trabajekos con un teclado externo, pero de poco nos servirá si lo que necesitamos en trabajar sobre las teclas de un portátil.

    Finalmente también podemos considerar la opción de comprar plantillas que podremos aclopar sobre nuestro teclado actual. Suelen estar fabricadas en silicona y cumplen con su función. ¿Te atreves a probar?

    Imagen: Shutterstock

     

     

    También te gustará

    paypal_business

    PayPal mejora en la pequeña empresa con PayPal Business

    PayPal quiere mejorar su forma de trabajar con las pequeñas empresas. Para conseguirlo, acaba de …

    • Pingback: ¿Tiene sentido utilizar QWERTY? ¿Por qué fracasan sus alternativas? « Noticias de Empresa, actualidad, economía, fiscalidad, rrhh…()

    • No he usado otro teclado que no sea QWERTY, pero el motivo de por qué no se migra es bien sencillo, porque el coste que tendría una migración no compensa para muchos las posibles ventajas ya que igualmente puedes ser productivo con QWERTY. Esto es tres cuartos de lo mismo de por qué a los sistemas alternativos les está costando sudor y lágrimas para hacerse un hueco frente a Windows.

      Sobre QWERTY, el problema que tenemos en España es que hemos sido flojos y hemos decidido adoptar una disposición de las teclas que no se ajusta a nuestro idioma. Tenemos ahí super accesible la tecla K, que es una letra que juega un papel prácticamente testimonial en el castellano. La W está mucho más accesible que la B que es mucho más usada y sin embargo está en un lugar poco accesible. Yo cambiaría la W por la B y la X por la V y ya tendríamos un teclado más útil, aparte, redistribuiría algunas teclas ya que hago mucho más esfuerzo con la izquierda que con la derecha, ya que las letras más usadas en nuestro diccionario se sitúan casi todas en la parte izquierda.

      Sobre Drovak, curiosamente el mismísimo Steve Wozkniak es una gran defensor de esa disposición de teclado y la usa en sus ordenadores Apple.

    • Wilhelm Eberhard

      El cambio es difícil. A mi me tomó un par de años terminar de acostumbrarme a Dvorak, tras más de 20 años de usar qwerty varias horas al día. Me pasé porque ya empezaba a experimentar síntomas como dolor cuando escribía. Puedo asegurar que ya no los experimento.
      El problema que le notaba a qwerty es que, para escribir más rápido golpeaba muy fuerte las teclas, porque las combinaciones de teclas que se usa más requieren “saltos de valla” (como en la palabra “mínimo”, en que debes mover la mano de la fila superior a la inferior sin siquiera tocar la fila central).
      Por eso, la velocidad conlleva movimientos más bruscos y violentos.
      En cambio, en Dvorak los dígrafos (pares de letras usados para escribir sílabas) más comunes quedan en la fila del centro y unos a la par de los otros. Por eso, antes de que pueda sentirme tenso y empezar a moverme rápido, usando tensión muscular, ya terminé de escribir la palabra sin siquiera darme cuenta de que lo hice. Y lo mejor, lo hago con movimientos insignificantes. Las letras que necesito más están siempre debajo de mis dedos, y no tengo que andar “cazando” letras por todo el teclado, así que no experimento tensión ni dolor. Esa es la ventaja del Dvorak.
      No sólo no me siento tenso, si no que además hago mucho menos ruido que antes. Esa es una cosa que he notado. Escribo más silenciosamente, porque no estoy golpeando las teclas con fuerza debido a los movimientos largos de toda la mano que son necesarios en qwerty, y aún así escribo igual de rápido.
      Por supuesto, llevo más de dos años de haberme obligado a usar Dvorak y, durante los primeros meses, tuve una pérdida seria de productividad como mecanógrafo. Aunque, no me importó, porque empezaba a sentir dolor y molestias que, de todos modos, me estaban haciendo perder productividad, así que, o perdía productividad por dolor y tensión, o la perdía por cambiar de teclado.
      Cambiar de teclado me hizo recuperar mi productividad alrededor de dos años después del cambio. Siento que escribo a máquina como cuando tenía 20 años. 😀 Admito que el proceso es lento, y no lo hubiera logrado si no me obligan las molestias que empezaba a sentir en las manos cuando mecanografiaba. Probablemente, jamás me habría cambiado cuando tenía 30 y no me dolía. 😀
      En mi opinión, vale la pena enseñarles Dvorak a los jóvenes que aprenden mecanografía por primera vez, antes de que desarrollen el “mal hábito” del qwerty. :)

      • Leila

        El principal problema que yo le veo es que necesitas una plantilla para usarlo en un portátil y enseguida te vas a cansar…

    • Nillo

      Yo con el teclado Qwerty, acabo con la mano izquierda con dolores en los dedos, es que están cais todas las letras que más usamos en ese lado.

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.