Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Cómo ayuda la nube a almacenar los datos de las pymes

    arsys_cloud

    ¿De qué forma almacenan las empresas la información? Durante muchos años, las pequeñas empresas han almacenado y gestionado su información en sus propios data centers para poco a poco ir trasladando parte de su información a servicios de almacenamiento externo.

    ¿Con qué fines? Ofrecer una información más completa desde su página web corporativa, delegar la gestión de su intranet a un proveedor externo, desarrollar aplicaciones de empresa o simplemente crear repositorios de información de fácil acceso para todos los empleados de la organización desde cualquier equipo.

    La llegada y el desarrollo del Cloud Computing ha supuesto para muchas de estas empresas un salto de calidad. En el caso del hosting por ejemplo, las organizaciones tienen acceso a un servicio que crece (o decrece) en función de sus necesidades, que asegura una alta disponibilidad de los datos, que es flexible y que resulta mucho más eficiente en costes, permitiendo a las empresas pagar únicamente por lo que consumen.

    Algo similar podríamos decir de las numerosas aplicaciones Cloud que empiezan a imponerse en el segmento empresarial, demostrando que el SaaS es uno de los segmentos que más crece dentro de la infraestructura de TI de las pequeñas empresas españolas.

    Menos populares son en cambio las soluciones de almacenamiento Cloud. Por supuesto, casi todos conocen las ventajas que proporcionan a las organizaciones servicios como Dropbox, Google Drive y similares. Estos servicios nos aseguran que podemos acceder a los datos que tenemos en la nube y con los que nos interesa trabajar prácticamente a diario, de ahí que sean tan interesantes las opciones de colaboración que ofrecen.

    Pero, ¿qué ocurre si todo lo que nos interesa es mantener un espacio para almacenar los datos de nuestra empresa? Si por ejemplo todo lo que necesitamos es un backup de nuestro servidor o un espacio en el que guardar datos a los que únicamente vamos a acceder de vez en cuando (un histórico de facturas por ejemplo), puede que este tipo de soluciones no sean la forma más afectiva y segura de almacenar esta información.

    En realidad, en este caso lo que más le conviene a la empresa es disponer de un espacio de almacenamiento on-line en el que la prioridad sea que, ante cualquier circunstancia o imprevisto TI (tanto en la empresa como en su proveedor), se garantiza al 100% la integridad de los datos que están almacenados en la nube.

    Entran aquí en juego las soluciones de almacenamiento Cloud pensadas para que las empresas puedan asegurar la integridad y la seguridad de sus datos en cualquier caso, bajo cualquier circunstancia y de forma independiente de los desarrollos e implementaciones que pueda mantener en cualquier otro servidor.

    arsyscloud2

    Arsys, por ejemplo, dentro de la oferta de servicios que incluye en Cloud Builder, ofrece la contratación de su Cloudstorage, un servicio de almacenamiento Cloud basado en cabinas de disco que ofrece un rendimiento mucho mayor que mantener los datos en un servidor y que de forma independiente a los servidores de la empresa proporciona la solución ideal para el archivado y la copia de datos. En este caso Arsys estructura su oferta en tres servicios diferentes:

    Efficient Cloudstorage (ECS): Proporciona infraestructura de almacenamiento de rendimiento básico con triple redundancia de los datos. Indicado para archivado y copia de datos.

    Efficient Pro Cloudstorage (EPCS): Infraestructura de almacenamiento de rendimiento medio en cabinas de discos con redundancia por RAID. Indicado para aplicaciones de negocio y correo.

    High Cloudstorage (HCS): Infraestructura de almacenamiento de rendimiento alto en cabinas de discos con redundancia por RAID y discos Fibre Channel. Indicado para bases de datos y Big Data.

    Si volvemos a la casuística que hemos descrito antes, podríamos determinar que un servicio como ECS puede ser el indicado para una pyme que todo lo que necesita es almacenar y archivar sus datos.

    Y no sólo por lo motivos que hemos expuesto hasta ahora, sino porque se trata de una forma económica de hacerlo. Si todo lo que necesitamos son 50 GB de almacenamiento Cloud, podemos obtenerlo por un precio tan irrisorio como 0,0075 euros por hora, lo cual se traduce en 5,4 euros al mes. Si pensamos que soluciones como Dropbox y otras enfocadas hacia la colaboración, están  pidiendo 15 euros al mes por usuario (no por empresa). Parece acertado pensar que si todo lo que  necesitamos es almacenar y archivar con seguridad, existen alternativas mejores para hacerlo.

    Por supuesto, la ventaja que el Cloud proporciona es que la empresa que contrata un servicio como ECS no sólo puede cambiar con un clic el espacio que contrata en cada momento, sino que también puede escalar en función de sus necesidades.

    El desarrollo de sus propias aplicaciones Cloud le pueden llevar en un momento determinado a apostar por una solución como EPCS que le permite trabajar de una forma mucho más eficiente con sus datos.

    Si aún necesita más capacidad, una solución como HCS le va a permitir trabajar con soltura en escenarios de Big Data o con bases de datos complejas. Como vemos, sin necesidad de contar con varios proveedores de servicios, las soluciones de almacenamiento Cloud permiten a las empresas escalar en su estructura de TI en función de sus necesidades, ajustando al máximo su estructura de costes.

    Imágenes: Shutterstock

     

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.