Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 1.500 euros de multa por criticar un restaurante en Internet

    giardino

    Todos estamos de acuerdo a que Internet tiene cada vez más peso en las decisiones que tomamos a la hora de reservar una habitación de hotel o decidir si vamos a comer a tal o cual restaurante. Las reseñas que dejamos o leemos en sitios especializados (y no sólo) se han convertido en una poderosa arma de doble filo que pueden encumbrar o hundir al mejor de los establecimientos. ¿Pueden los establecimientos defenderse de una mala reseña que puede perjudicar a su negocio?

    Es lo que han demostrado los dueños del “Giardino in Cap-Ferre” un local de la costa francesa que vio cómo su popularidad caía en picado después de que una blogger escribiese un artículo en su página personal en la que desaconsejaba a todos los que quisieran leerla, el comer en ese restaurante. Misterios del SEO, el artículo de Caroline Doudet (la autora del artículo) titulado, “El sitio que hay que evitar en Cap Ferre: Il Giardino” comenzó a posicionar tremendamente bien en Google en una relación proporcional a la disminución del número de clientes que se acercaban al local.

    Para proteger la reputación de su establecimiento, los dueños del “Giardino in Cap-Ferre” decidieron demandar a la blogger frente a los tribunales. Como consecuencia de la demanda, el juez multó a Doudet con 1.500 euros y con la obligación de cambiar el titular del artículo.

    Para los duseños del restaurante se ha hecho justicia, ya que aunque reconocen que podría ser que se produjeran algunos errores a lo largo del servicio, “el artículo era más un insulto general que una crítica razonada, y eso es algo que no podíamos aceptar”. Doudet se ha mostrado en cambio “sorprendida” y “disgustada” y ha declarado que se lo pensará muy mucho antes de volver a escribir on-line una reseña negativa sobre cualquier cosa.

    El precedente que sienta esta sentencia es cuanto menos curioso. Por un lado se ataca la libertad de expresión de cualquier persona que quiera manifiestar en la Red lo que realmente opina de un lugar o de otro, pero por otro lado, se protege el derecho al honor de un establecimiento cuya reputación puede de otra forma caer en picado de forma injusta por una crítica que no siempre tiene por qué ajustarse a la verdad.  Se abre pues un interesante debateque creemos que se va a repetir con cada vez más frecuencia en el tiempo.

    También te gustará

    productividad-freelance-en-navidad

    De freelance a freelance: Cómo sobrevivir a la Navidad… sin que tu productividad se resienta en el intento

    Paz, amor, amistad y una vida social que ya quisieras tener aunque sea mínimamente el …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.