Miércoles , 7 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Tu startup nunca va a triunfar ¿Lo sabes verdad?

    startup_fail

    El dato se repite con insistencia. La mayoría de las startups fracasan. Pocas son las que superan la barrera psicológica de los cinco años. Conociendo las consecuencias, tratemos ahora averiguar las causas.  ¿Por qué nos vemos en la necesidad de cerrar nuestra empresa? ¿Qué ha ido mal? ¿Podíamos haberlo evitado? Parece lógico pensar que no hay un único motivo que explique el cierre de nuestro negocio, que cada caso es diferente, que cada negocio nos habla de una historia. Y sin embargo tal y como explica Thomas Oppong, fundador de Alltopstartups, la mayoría de los fracasos pueden clasificarse en uno de estos cuatro motivos.

    Estás desarrollando el producto equivocado

    Es el peor error que podemos cometer. Apostarlo todo a un producto que en realidad nadie necesita. Fallar a la hora de identificar una necesidad y una oportunidad de mercado. Aunque parezca raro, es un problema de lo más común. El emprendedor se hace una idea de que realmente los usuarios necesitan su producto o servicio y sin testearlo antes o con muy poco feedback, se lanzan a la aventura de emprender.

    Una forma de corregir este problema es apostar por un enfoque como el método Lean Startup. No es que nos garantice por sí mismo buenos resultados, pero se trata de un método de prueba, ensayo y error bastante contrastado y que desde luego, nos va a evitar cometer los errores más flagrantes a la hora de desarrollar nuestro producto.

    No te adaptas o cambias de dirección cuando es necesario

    A veces los fundadores de una startup son incapaces de renunciar a su idea original o cambiarla cuando es necesario para adaptarse a lo que está exigiendo el mercado. Si IBM por ejemplo no hubiese entendido que debía dejar de competir en el segmento de los ordenadores personales o Foursquare que el fenómeno de los check-ins había muerto, o si Nintendo se hubiese ceñido a su modelo de negocio inicial (fabricante de barajas de naipes) tal vez estaríamos hablando de historias muy diferentes.

    Muchas startups que fracasan, lo hacen porque fijan una serie de objetivos a los que como empresa no están dispuestos a renunciar. Crean una cultura corporativa que a pesar de moverse en el terreno startup, se muestra rígida, impermeable a la cultura del cambio, renunciando a evolucionar cuando es necesario.

    El mercado en el que te mueves es demasiado pequeño

    Una de las razones que llevan a una startup al fracaso es tener un mercado demasiado pequeño, tan pequeño que les impide escalar. Idealmente el mercado objetivo de una startup no debería de estar limitado, o ser teóricamente lo suficientemente grande como para que crecer en un futuro no debiera convertirse en un problema.

    Si disponemos de un producto fantástico, pero nuestro mercado no crece a la misma velocidad a lo que debería hacerlo nuestra empresa, entonces se convierte en un negocio insostenible. Creer que un nicho de mercado está infrarrepresentado y que por lo tanto hay una buena oportunidad puede ser cierto, pero también lo es que a menudo hay razones de peso que explican que ese nicho esté poco representado.

    Gastas demasiado dinero, demasiado rápido

    Las rondas de capital riesgo, el trato con inversores, business angels, entidades financieras, etc. es duro, complejo y no siempre ofrece los mejores resultados. Por este motivo, financiar nuestro negocio, expandir su capital circulante, etc. es un proceso que debe comenzar mucho antes de que empiecen a sonar las primeras alarmas.

    Si tu startup está gastando mucho dinero y todavía no sabes cómo vas a comenzar la próxima ronda de inversión, deberías empezar a preocuparte por el futuro de la empresa. Lo curioso de muchas startups es que antes de contar con inversiones de capital riesgo y similares, son muy capaces de mantener su situación financiera bajo control. Y sin embargo en cuanto el dinero de verdad empieza a entrar, pierden los buenos hábitos y muchas se lanzan directamente al desmadre financiero.

    También te gustará

    gates_reading

    Cinco libros que según Bill Gates deberías empezar a leer

    Si hay una persona que no necesita presentación es Bill Gates. El fundador de Microsoft …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.