Miércoles , 7 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Los directivos españoles no desconectan ni en vacaciones

    Los directivos españoles no desconectan ni en vacaciones

    Truphone, red móvil global para empresas y GFK han realizado un estudio para ver el grado de compromiso que siguen teniendo los directivos españoles en sus vacaciones. Los datos apuntan que no descansan ni en vacaciones, ya que el 84% de los encuestados se ha llevado el móvil de empresa durante su período de descanso.

    Por si esto fuera poco, un 85,8% contesta y realiza de llamadas de trabajo durante las vacaciones, y uno de cada tres ha tenido problemas con familiares y amigos por no desconectar el móvil de empresa fuera del horario laboral. Por su parte, la necesidad de mantenerse en contacto con su jefe o el equipo a su cargo (66%), estar al tanto de asuntos importantes de trabajo (59%) o, simplemente conocer el día a día de la oficina (42%) son las razones que dan los directivos para explicar este comportamiento.

    No en vano, la línea entre responsabilidad y adicción al trabajo es muy delgada: un 17% cambiaría de destino de vacaciones para poder estar conectado por móvil y hasta un 11% renunciaría a un día de vacaciones a cambio de disponer de su terminal de empresa si lo ha olvidado en casa. De hecho, el destino no es impedimento para llevárselo, ya que un 84% lo saca fuera de España y un porcentaje similar se lo lleva a la playa. Eso sí, tres de cada cuatro lo utilizan también para tratar temas personales.

    Algunas situaciones comprometidas

    Los resultados obtenidos por GFK entre los 110 directivos y mandos intermedios españoles entrevistados entre el 8 y el 14 de agosto de 2014, sacan a relucir situaciones curiosas y comprometidas que trae consigo el hecho de llevar el móvil a todas partes y usarlo continuamente.

    Si un 56% mira el teléfono mientras asiste a una reunión, durante el tiempo de ocio muchos de ellos siguen con esta costumbre: un 32% lo mira cuando está de cañas con los amigos, y casi un 20% disimula para verlo cuando está cenando con su pareja o cuidando de sus hijos. Los más extremos (12%) incluso dividen su atención entre la película en el cine y su smartphone.

    No prestar suficiente atención da lugar a situaciones tan habituales hoy en día como mandar un mensaje o WhatsApp a la persona equivocada, algo que admite haberle pasado al 60% de los directivos. Más embarazoso es seguir hablando de alguien tras haber mantenido una conversación por teléfono con esa persona y darse cuenta de que no había colgado la llamada. A un 22% de los encuestados les ha ocurrido esto. Pero quizás no sea lo peor: hasta un 13% admite que se le ha caído el móvil al váter.

    Menos estrés

    Sin embargo, esta “adicción” al móvil tiene algunas cosas positivas de cara a la vuelta a la oficina. Así el 61% confiesa que poder atender llamadas y correos durante las vacaciones le hace estar más tranquilo a la vuelta y casi un 52% tiene menos estrés por haber podido resolver temas durante sus días de descanso. La otra cara de la moneda es que el 43% habría disfrutado más si no hubiera tenido que llevárselo en la maleta.

     

    También te gustará

    drones

    El 93% de los drones españoles, en manos de pymes y autónomos

    Los drones españoles tienen en las pymes y los autónomos a sus principales valedores. Así …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.