Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Qué es el cloud computing? por Javier Arévalo

    cloud_computing

    El término “Cloud Computing” y en particular, “La Nube” o “The Cloud”, se utilizan en diferentes contextos, en general para describir un conjunto de recursos de almacenamiento y proceso de información, interconectados, y accedidos por los usuarios de forma remota a través de una red de comunicaciones. Esta definición es necesariamente genérica, y es común restringirla a sus acepciones más comunes:

    1. Un servicio de computación en la nube suele ofrecer a desarrolladores de software la contratación de servidores virtuales, accesibles a través de Internet o una red dedicada, y completamente configurables por el cliente para cualquier tarea de cómputo o de presentación y transferencia de datos o páginas Web; todo ello realizado remotamente.

    2. Almacenamiento en la nube suele referirse a una oferta de servicios de almacenamiento y trasferencia de archivos en servidores accesibles a través de Internet, o de sincronización automática de archivos entre dispositivos del usuario a través de dichos servidores.

    Las dos características fundamentales de este tipo de servicios son:

    • La contratación, configuración, gestión y operación de dichos recursos de servidores y almacenamiento se realiza de forma remota, mediante aplicaciones o paneles de control software, sin necesidad de que el cliente manipule servidores físicos. Los proveedores de plataformas en la nube suelen ofrecer este tipo de servicios a través de tecnologías de virtualización, que permiten dividir, multiplexar y aislar diferentes recursos físicos de cuya operación se ocupa el proveedor y no el cliente. El cliente, por su parte, puede usarlos desde cualquier lugar del mundo, facilitando la movilidad geográfica y el teletrabajo.
    • Los precios de contratación de estos servicios suelen ser muy granulares y basados en ocupación o consumo. De este modo, un cliente puede contratar y dar de baja diferentes recursos a lo largo del tiempo en función de sus necesidades, a veces con períodos de uso medidos en horas.

    Algunas plataformas en la nube ofrecen, como parte de sus servicios estándar, mecanismos para escalar de manera automática los recursos contratados en función de su utilización, de manera que la infraestructura responda elásticamente a cambios en la utilización. Un ejemplo común son los servicios de entretenimiento audiovisual, que suelen tener horas punta de uso y períodos de baja utilización durante la noche.

    La facilidad de estas plataformas para combinar múltiples tipos de recursos de diferentes capacidades permite la creación de topologías de servidor muy adaptadas a cada tarea. Es importante concebir esta topología no como algo estático, sino diseñarla para variar dinámicamente a lo largo del tiempo. Por ejemplo, hay tareas de computación científica que requieren mucho ancho de banda pero poco cálculo durante la adquisición de datos, y mucho cálculo y nula transferencia durante la ejecución de los algoritmos numéricos.

    Los usuarios de un servicio en la nube, tanto si son desarrolladores de servicios como usuarios finales, suelen requerir muchos menos conocimientos específicos sobre tecnología, administración y seguridad de recursos que en servicios tradicionales. Esto abre las puertas de nuevas tecnologías a grandes abanicos de usuarios no especializados, y permite una notable reducción de precios gracias a las economías de escala resultantes. Es frecuente que muchos proveedores ofrezcan tramos de uso gratuitos que simplemente aprovechan la disponibilidad de recursos de forma residual.

    En torno a los proveedores de servidores y almacenamiento en la nube, ha surgido toda una oferta de servicios de más alto nivel orientados cada vez hacia usuarios y desarrolladores menos especializados: servicios especializados en fotografía, en ejecución de aplicaciones con bases de datos preconfiguradas, servicios de copia de seguridad automática, sistemas de streaming y trans-codificación de medios audiovisuales, servicios de grabación de progreso de juegos, tablas de clasificación y gestión de partidas multijugador, o de estadísticas y análisis de uso de aplicaciones.

    Estos servicios suelen encontrarse incrustados en aplicaciones y juegos para usuarios finales, y/u ofrecer librerías y SDKs a desarrolladores. Una de las preocupaciones más frecuentes en torno a los servicios en la nube es la cuestión de la privacidad de la información. Millones de desarrolladores y usuarios están confiando sus datos, procesos y negocios completos a los proveedores de infraestructuras y servicios en la nube.

    Aunque es un tema complejo y de largo alcance, como mínimo quiero indicar que los mayores proveedores suelen ofrecer diferentes localizaciones geográficas y diferentes términos legales para adaptarse a las necesidades y exigencias de la legislación de diferentes países y organizaciones supra-nacionales como la Unión Europea. Todavía hay grandes agujeros legislativos respecto a la seguridad de los datos en la nube, y también respecto a la responsabilidad de las diferentes entidades cuando los recursos se utilizan para actividades ilegales.

    cloud_computing_box

    Ejemplos de proveedores de servicios en la nube

    Amazon Web Services

    El mayor proveedor de infraestructuras en la nube, servicios de bajo y medio nivel orientados a desarrolladores: archivos, servidores virtuales, bases de datos. Su oferta se basa en múltiples centros de datos en todo el mundo, alojando según estimaciones varios millones de servidores físicos. Muchos otros proveedores se apoyan parcial o totalmente en AWS.

    Windows Azure, Rackspace, Digital Ocean. Dropbox

    El extremo opuesto a AWS (pero construido a su vez encima de AWS), es un servicio de almacenamiento y sincronización de documentos muy orientado a usuarios finales. Dispone de aplicaciones para ordenadores de escritorio y dispositivos móviles, y un interfaz de programación (API) abierto para que otras aplicaciones puedan utilizar los archivos almacenados en Dropbox directamente. Otros competidores: Google Drive, Microsoft OneDrive, Box.

    Google Apps

    Aplicaciones de productividad (calendario, hoja de cálculo, editor de textos, etc.) íntegramente basadas en servidores remotos y comúnmente usadas desde un navegador Web. Utilizan Google Drive para almacenar los documentos. Competidores y otros ejemplos: Office 365, Instagram, Cloud 9 IDE

    Firmado: Javier Arévalo, Technical Director at Pyro Studios y Profesor del Máster en Programación de videojuegos de U-tad

    Programa de experto en Cloud Computing

    Para liderar el diseño de la arquitectura y formar profesionales de alto valor  para el negocio en la implantación y gestión de entornos cloud, U-tad (Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital) propone su Programa Experto en Cloud Computing, que abarca desde la introducción al cloud computing, la gestión de tecnología cloud en el mundo empresarial y aspectos legales, hasta los aspectos más específicos de arquitectura de infraestructuras cloud. Además, la especialización en Arquitectura de infraestructuras permite desarrollarse profesionalmente como experto en arquitectura(s) Cloud VMware, AWS, Microsoft y OpenStack.

    Si deseas solicitar más información sobre el Programa Experto en Cloud Computing, puedes descargarte aquí el folleto informativo.

    Descargar

    Imágenes: Shutterstock

    También te gustará

    gates_reading

    Cinco libros que según Bill Gates deberías empezar a leer

    Si hay una persona que no necesita presentación es Bill Gates. El fundador de Microsoft …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.