Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Guía MuyPymes para un christmas corporativo perfecto

    christmas

    Navidad. Tiempo de cenas, regalos y sí, una vez más, christmas de empresa. ¿Sigue teniendo sentido enviarlos?  Ya sea porque queremos agradecer el trabajo de todo un año, por reforzar nuestra imagen corporativa o simplemente por recordar que seguimos “en la brecha”, el christmas corporativo no pasa de moda. Así que como este año también vamos a “tener” que enviarlo, podemos plantearnos cómo queremos hacerlo y por qué. Qué errores debemos evitar y cómo podemos hacerlo mejor. A continuación, algunas claves para enviar una felicitación casi perfecta.

    Los datos correctos

    El primer error es casi de perogrullo. Nuestros datos de contacto no están actualizados. Y es curioso notar como es un error mucho más frecuente de lo que podríamos pensar en un principio.

    Basta que hayamos cambiado la localización de nuestra empresa en el último año, hayamos cambiado de número de teléfono, etc. como para que los datos que incluyamos en nuestro christmas navideño sean los del “año pasado” y por lo tanto estén equivocados.

    No lo dejes para el último momento

    Es fácil conceder a la elaboración del christmas navideño menos importancia de la que en realidad tiene. Y como tal, más fácil aún es ir postergando todo lo relacionado con el tema y descubrir el día 15 de diciembre, que no hemos hecho el diseño, no hemos recopilado la base de datos de direcciones a las que lo vamos a enviar, no hemos preparado los sobres, etc.

    Si a la hora de leer estas líneas, todavía no has enviado los de tu empresa, vas un poco apurado de tiempo. ¿Lo ideal? Tenerlo todo preparado para poder realizar los envíos a lo largo de la primera semana de diciembre.

    No vendas

    El christmas es más que nada una excusa para decirles a nuestros clientes que nos acordamos de ellos y que agradecemos la confianza que han mantenido en nosotros a lo largo del último año. Por supuesto, también es una oportunidad de agradecer el trabajo de nuestros proveedores, socios, inversores, etc.

    Lo que desde luego no es, es una oportunidad de venta. No es el espacio más indicado para una “promoción navideña”, ni un descuento. El nombre de nuestra empresa debe estar presente en nuestra creatividad, pero el resto no tiene por qué hacer ninguna referencia a nuestro negocio.

    Las personas clave

    ¿Quiénes son las personas clave? Normalmente solemos hacer negocios con una persona determinada de cada empresa. Sin embargo siempre suele haber una o varias personas que han permitido que esa relación sea posible y que hacen que la relación sea más fluida.

    Puede ser un asistente personal, un socio de la empresa o otra persona que conocemos dentro de la organización, aunque no hagamos negocios con esa persona de forma directa. Son personas que debemos seguir cuidando y que no deberíamos dejar al margen en nuestra felicitación.

    No hagas lo mismo que todo el mundo

    Es evidente que lo más sencillo es escoger un christmas más bien aséptico, con un mensaje popular y enviarlo a todos nuestros contactos. Sin embargo resulta a la larga mucho más efectivo intentar hacer las cosas de una forma un tanto diferente. Intenta que tu felicitación transmita un mensaje asociado a tu imagen de marca.

    Ten en cuenta la diversidad de tus clientes e incluso sus creencias. No mandes un christmas religioso si no estás seguro que tu cliente tiene esas creencias. ¿Lo más interesante? Si dispones de diseñadores en tu empresa, que sean ellos los que se encarguen de la creatividad (si no, siempre puedes encargárselo a un freelance) No seas igual que todo el mundo, haz algo original.

    Personaliza

    No sólo es importante ser original, sino también dar a tu christmas un toque personal. Y aquí dependemos del tiempo que tengamos y el número de christmas que queramos enviar. Podemos empezar por escribir a mano el nombre de la persona a la que le vamos a enviar nuestra felicitación, a añadir alguna breve anécdota que demuestre que hemos empleado nuestro tiempo y hemos dedicado más de un pensamiento en crear algo personal.

    No olvides el resto del año

    Nuestra política de fidelización de clientes, de relaciones públicas con socios, proveedores, etc. no puede limitarse a una vez al año. El christmas es el último paso de un proceso que tiene que durar todo el año, con acciones periódicas y políticas de comunicación y branding que pongan al cliente en el centro de nuestra estrategia.  En “¿Todavía no sabes como fidelizar a tus clientes?” te damos algunas ideas que puedes poner en marcha de forma sencilla.

    Imagen: Shutterstock

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.