Miércoles , 7 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Transforma lo peor de tu día a día en una experiencia mejor

    aburrirse

    Además de nuestras tareas diarias, el tener que lidiar con nuestros proyectos, o disfrutar de esos momentos de creatividad e intensa productividad, nuestro día a día suele estar lleno de momentos incómodos, aburridos o que simplemente no son como nos gustaría. Momentos molestos en nuestro día a día que si los encaramos de la forma adecuada, pueden mejorar más que sustancialmente. Hemos seleccionado para vosotros los siguientes.

    Conmuting

    Conmuting es un término anglosajón de difícil traducción directa en castellano. Podríamos decir que Conmute es la acción que consiste en ir y volver del trabajo utilizando nuestro coche o transporte público. En Estados Unidos donde lo habitual es tardar más de una hora en llegar al trabajo, los sufridos trabajadores se auto-definen también como conmuters (los que van y vuelven de trabajar).

    En ciudades españolas como Madrid o Barcelona, donde también hay miles de personas que tardan lo suyo en llegar a su oficina o centro de trabajo también hay una suerte de comute en metros, autobuses y los kilómetros de atasco que cada mañana se repiten en las vías de acceso a las ciudades.

    ¿Cómo aprovechar un tiempo en el que empleamos entre 5 a 10 horas a la semana?  Nuestra recomendación pasa por escuchar alguno de los mejores podcasts para emprendedores, llevar con nosotros ese libro reseñado en MuyPymes o practicar un poco de mindfulness, la palabra del año para miles de empresas.

    Madrugar

    Si hiciésemos una encuesta en cualquier oficina y preguntásemos a cuántos les gusta madrugar, apostamos que no veríamos demasiadas manos levantadas. Ahora bien, hay formas de madrugar y formas de madrugar. Está la “clásica” en la que un despertador nos interrumpe el mejor de nuestros sueños, nos arrastramos hasta la ducha y desayunamos lo primero que vemos y está la productiva.

    ¿Y cómo es la productiva? En primer lugar aprendiendo a despertarnos en el momento adecuado, aprovechando nuestros ciclos de sueño. Tecnologías de luz inteligente como la que propone Philips o el uso de wearables que miden nuestros patrones de sueño pueden ser un buena forma de empezar.

    Una vez despiertos es importante saber cómo encaramos la mañana antes de salir de casa. En “Cómo conseguir una mañana super productiva” o “Nueve de la mañana: guía para explotar la hora más importante del día” tenéis algunas de las claves con las que enfocar el resto de vuestra jornada laboral.

    Esperar

    La vida del trabajador moderno es una eterna espera. Esperamos esa llamada importante, esperamos a que nos reciban, esperamos a que empiece esa reunión, esperamos precisamente en la “sala de espera” del dentista y en general esperamos por casi cualquier cosa por la que en teoría, merece la pena esperar.

    Podemos sentarnos precisamente a esperar que esos minutos pasen lo antes posible o podemos actuar de forma proactiva. Seguro que tenemos un smartphone a mano. Si es así, vamos a aprovechar esos ratos “perdidos” para revisar el estado actual en el que se encuentran nuestras tareas, en clasificar (no responder) el e-mail que se acumula en nuestra bandeja de entrada o en leer uno de esos artículos que hemos “guardado para después” en Pocket.

    Es lo que en MuyPymes definimos como microproductividad, pequeñas tareas que podemos llevar a cabo en treinta segundos y con las que nos aseguramos que no llenamos nuestros días de tiempos muertos en los que no sabemos qué hacer.

    Aburrirse

    Vamos a dejar esto claro desde el principio. A menos que realmente te encante tu trabajo y seas capaz de sacar el máximo durante las ocho horas los cinco días a la semana, la verdad es que en un momento determinado es normal que te aburras. Y no porque no tengas nada que hacer (que lo tienes), sino porque en ese momento concreto (la última hora de los viernes sin ir más lejos) no te sientes ni con las ganas ni con la energía para poder hacerlo.

    ¿Cómo combatimos esos momentos de nuestra rutina en los que parece que todo se mueve a cámara lenta? Podemos empezar por supuesto cambiando el foco, como os comentamos en “Seis claves para reinventar tus viernes”, podemos por supuesto “perder” cinco o diez minutos para jugar a estos “Cinco juegos on-line para perder el tiempo en la oficina” o directamente podemos poner en marcha alguna de estas técnicas que nos van a ayudar a dejar de procrastinar.

    Reunirse

    Y por último ¿A quién le gustan las reuniones? Y no, esta vez no vemos ninguna mano levantada. En nuestra opinión las reuniones constituyen una práctica nefasta que habría que erradicar, pero como no creemos que eso es algo que vaya a ocurrir a corto plazo, lo que sí podemos hacer es ofreceros una serie de recomendaciones para que reunirse sea un proceso lo menos doloroso y aburrido posible.

    Casi todo lo que tenéis que saber para conseguirlo “Pequeña gran guía de reuniones eficaces” y si sois un poco techies, no os perdáis “Cinco formas de revolucionar las reuniones a partir de innovadoras herramientas”

    Imagen: Shutterstock

     

    También te gustará

    gates_reading

    Cinco libros que según Bill Gates deberías empezar a leer

    Si hay una persona que no necesita presentación es Bill Gates. El fundador de Microsoft …

    • greatilluminati

      ¿Necesita un préstamo personal / NEGOCIOS EN 3% TASA DE SI ES ASÍ, ENVIAR NOMBRES COMPLETOS, CANTIDAD NECESARIA, PRÉSTAMO PAÍS

      DURACIÓN, TELÉFONO,: NOTA TODOS RESPONDEN deben ser: mrsladyjessiccalender.usa@outlook.com PRÉSTAMO OFERTA

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.