Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Por qué Apple tiene que repensar el iPad

    ipad_pro

    Una de las noticias del día que es que Apple ha superado su propio récord de venta de iPhones. Tanto que los ingresos que ha generado por este único producto, superan a los de Google y Microsoft tomados en su conjunto. Pero en este escenario, también hay que destacar otro mal año para el iPad, que ha sido peor de lo esperado.

    Apple ha vendido “únicamente” 21 millones de iPads en el último cuarto del año, lo que representa una bajada de nada menos que cinco millones de unidades con respecto al mismo cuarto del año anterior. En conjunto Apple ha vendido 63 millones de tablets en 2014, que aunque sigue siendo un número más que respetable, en realidad convierte 2014 en el peor año para Apple en ventas de iPads desde su lanzamiento en 2011. Comparado con 2013, el retroceso ha sido del 14,6%.

    Es cierto que en general las ventas de tablets se han estancado en en último año, pero también lo es que en el caso de iPad, la situación es peor. El pasado mes de noviembre IDC predijo que si bien las ventas de tablets iban a subir un 7,2% comparadas con el año anterior, las del iPad iban a caer un 12,7%. No se equivocó demasiado.

    Cuando se habla del estancamiento de las ventas del iPad, desde hace tiempo se esgrimen los mismos motivos: el iPad es más caro que su competencia (si bien no lo es en los productos de gama alta), los usuarios no renuevan tan a menudo su tablet como lo hacen con su smartphone y de momento, no ha entrado con buen pie en el mundo de la empresa.  Nosotros en MuyPymes, si bien creemos que hay cierta verdad en esos argumentos, la cuestión va mucho más allá.

    Un “problema” que se llama iOS

    Todos los rumores apuntan a que para entrar en el mundo de las empresas y por tanto ganar nueva cuota de mercado, Apple está preparando un iPad Pro. Además hace pocos meses firmó un acuerdo estratégico con IBM para el desarrollo de aplicaciones corporativas.

    Del nuevo dispositivo se ha filtrado que tendrá una pantalla de 12,5 pulgadas, altavoces de gran calidad y que llega para competir con los convertibles de Windows. Lo que todavía no sabemos en cambio es qué sistema operativo integrará, aunque todo apunta a que será iOS. Reconociendo que iOS es un gran sistema operativo y que ha demostrado su buen hacer en el iPhone y en el iPad, también ha demostrado que no es lo mejor del mundo cuando de lo que se trata es de ser productivo.

    Integrado en un dispositivo como el iPhone 6 Plus por ejemplo, demuestra que en realidad sólo ofrece más pantalla, pero que no aprovecha las posibilidades que ésta ofrece, cómo por ejemplo sí que hace Samsung en su Galaxy Note 4 y en sus tablets de alta gama con características como la integración nativa de un stylus (S-Pen), multiventana o multitarea real como características destacadas que sin ser la panacea, sí que ayudan a exprimir mejor todo ese espacio disponible que ofrecen las grandes pantallas.

    En el otro lado del espectro estamos viendo cómo tras el fiasco que ha supuesto Windows RT, Microsoft ha comprobado como los convertibles como los Lenovo Yoga se están llevando el gato al agua en el terreno profesional: equipos muy ligeros capaces de ofrecer una experiencia Windows completa, sin renunciar a un modo “tablet” más que funcional. Y Windows 10 acenturará esta tendencia a la convergencia.

    Por supuesto Apple no se ha quedado parada. Ha sido la primera empresa en apostar por la convergencia de iOS hacia el escritorio OS X. El problema es que aunque ya ofrece funciones más que interesantes (poder responder una llamada desde el ordenador o continuar un documento iniciado en Pages por ejemplo), el profesional que quiere mantenerse productivo va a seguir necesitando dos dispositivos (portátil y tablet), mientras que la convergencia en el entorno Microsoft tiende a que sólo necesite uno.

    Chromebooks y Android

    El otro reto que Apple va a tener que encarar es la explosión de Chromebooks que ha comenzado en 2014 y se va a acentuar en 2015. En “Chromebook, un rival inesperado del iPad que triuna en los pupitres”  apuntamos al hecho que después de una experimentar con el iPad, muchas universidades y escuelas de Estados Unidos se han pasado a los portátiles de Google. Y no sólo porque resulten más baratos, sino sobre todo porque resultan mucho más sencillos de gestionar.

    Por otro lado, en nuestros especiales “Chromebook en tu empresa” (parte I, parte II y parte III) vimos que es perfectamente posible resultar productivo con los equipos de Google en un entorno empresarial, cosa que de momento es complicado con un tablet, ya sea de Apple ya sea de Android. ¿Qué tendría que hacer Apple para dar la vuelta entonces a estas cifras? Aunque suene a algo utópico y por supuesto, implementando una experiencia de usuario “a la Apple”, seguir el mismo camino de Microsoft en su tablet profesional, es decir: permitir a los usuarios poder trabajar no sólo con iOS, sino también con el escritorio completo Mac OS X.

    ¿Vamos a ver este movimiento a corto plazo? Es difícil de adivinar, pero estamos seguros que en la presentación de ese hipotético iPad Pro, los de Cupertino nos darán muchas pistas sobre su visión para el mercado profesional.

     

    También te gustará

    azymo

    Entrevista a Marta Krupinska, directora general y cofundadora de Azimo

    En apenas cuatro años Azimo ha conseguido convertirse en referente en envío y recepción de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.