Jueves , 19 enero 2017 Impresion Pyme
  • Me encanta mi trabajo: diez medidas para enamorar con tu empresa

    ping_pong

    No te preguntes lo que tus trabajadores pueden hacer por ti, pregúntate en cambio de qué forma puede beneficiarles el trabajar para tu empresa. Más allá de ofrecer una nómina por los servicios prestados, el salario emocional empieza a calar en cada vez más en todo tipo de organizaciones. Sin tener que acometer grandes inversiones, ofrecer beneficios extra-salariales a los empleados redunda en su satisfacción personal y profesional y aumenta su grado de compromiso con la empresa que a su vez, consigue retener más talento.

    ¿Qué es interesante ofrecer? En MuyPymes hemos recogido diez medidas que son fáciles de implantar y que ya se aplican en todo el mundo. ¿Preparados? Empezamos fuerte.

    1. Vacaciones ilimitadas

    El calendario laboral en España ofrece a los trabajadores 22 días de vacaciones pagadas. En otros países como Estados Unidos, el número de días libres que pueden disfrutar los trabajadores está básicamente en manos de las empresas, que por norma general suelen conceder una semana por cada año trabajado.

    Esta cultura coporativa tradicionalmente tacaña con las vacaciones, ha sido puesta en los últimos años contra las cuerdas por una nueva política que se está introduciendo en algunas compañías: vacaciones ilimitadas. En este escenario, los trabajadores son los que deciden cuándo quieren tomarse unas vacaciones y cuántos días van a emplear.

    Lo curioso es que pese a lo que pudiera parecer sobre el papel, esta política de vacaciones ilimitadas no suele traducirse en un abuso de los días libres que se toman, sino que más bien al contrario: los trabajadores se comprometen más con la empresa y con los proyectos en los que se encuentran involucrados.

    2. Paga de beneficios

    Sentir que los trabajadores forman parte del éxito de la compañía. Es lo que consiguen las empresas que ofrecen a sus trabajadores las conocidas como “pagas de beneficios” o bonus que suelen pagarse a final de año.

    En el caso de algunas startups, es práctica habitual ofrecer a los empleados las conocidas como stock options, opciones sobre acciones que premian la fidelidad de los duros comienzos.

    3. Wellness

    Las empresas deberían ser las más interesadas en cuidar la salud y el bienestar de sus trabajadores. Ofrecerles por lo tanto abonos para acudir a un buen gimnasio o un centro de wellness como parte de los beneficios que ofrecen, se convierte sin lugar a dudas en una relación win-win.

    No sólo los trabajadores estarán más contentos de trabajar para la empresa, sino que normalmente aumentará su productividad.

    4. Alargar las navidades o Semana Santa

    Seamos sinceros. El periodo navideño no es precisamente el más productivo del año. No sólo la mitad de la plantilla está pensando en otra cosa (cenas, regalos, viajes), sino que después de un otoño intenso y salvo en sectores muy relacionados con esta época del año (comercio, restauración), las empresas parecen tomarse un respiro.

    Así que si no podemos ofrecer a nuestros empleados esas vacaciones ilimitadas de las que hablábamos antes, tal vez sí que podamos alargar esas vacaciones de Navidad y Semana Santa. ¿Trabajar el 24 de diciembre? ¿El 31 de diciembre? Nunca más. 

    5. Bebidas y snacks

    Una empresa que se preocupa por sus trabajadores debería prohibir las máquinas de vending abusivas. “Adiós” a los refrescos que cuestan en la oficina casi tanto como en la tienda y “hola” a todo tipo de bebidas y snacks saludables, completamente gratuitos.

    No es una medida que cueste mucho implementar ¡ y en cambio el retorno de percepción que se obtiene por parte de los trabajadores es sensacional. Mens sana in corpore sano.

    6. Mesa de ping pong, futbolín, consola…

    Cinco minutos para desconectar. Es todo lo que muchos trabajadores necesitan al salir de una agotadora reunión de ventas o tras finalizar ese proyecto en el que llevan dos horas trabajando sin apartar la vista de la pantalla.

    Una mesa de ping pong, un futbolín o cualquier entretenimiento similar no sólo ayuda precisamente a desconectar, sino que proporciona una pequeña descarga de dopamina que ayuda a a volver a trabajar sin perder el buen ánimo.

    7. Actividades de team building

    La construcción de equipos de alto rendimiento, también conocido como team building, suelen constituirse como programas dirigidos a fortalecer la relación de las personas con la organización, gracias al desarrollo de actividades normalmente al aire libre, como pueden ser pasar un día en el campo, partidas de paintball o incluso Kayak o saltos en paracaídas.

    Aunque las sesiones de team building tienen por supuesto un coste para las empresas, como contrapartida consiguen motivar a los participantes en los compromisos del trabajo diario, mejoran la producción de ideas y el proceso de toma de decisiones y fortalecen las relaciones interpersonales.

    8. Formación

    La formación continua en el seno de las empresas favorece el clima laboral. Un reciente estudio elaborado por Universia afirma en este sentido, que ocho de cada diez trabajadores piensan que la formación en la empresa mejorar el clima de trabajo, y valoran positivamente que las empresas inviertan en la formación de sus empleados.

    La formación no sólo en un beneficio del que va a disfrutar el trabajador, sino que a corto y medio plazo el principal beneficiado es precisamente la empresa, que debe plantearse la formación no como un gasto, sino como una inversión en talento.

    9. Una siesta

    ¿Hay algo más barato que permitir que tus empleados puedan dormir una pequeña siesta? No una de esas siestas que duran horas, sino lo que en las empresas se ha venido a denominar como “productive nap”: media hora de descanso con la que el trabajador puede enfocar el resto de su jornada laboral totalmente descansado.

    Las “siestas productivas” hacen furor en las empresas tecnológicas de Estados Unidos y entre sus beneficios se cuentan una mejora en la capacidad de gestionar nueva información, más concentración y un aumento de la creatividad.

    10. Cumpleaños feliz

    ¿A quién no le gusta sentirse especial en el día de su cumpleaños? ¿No es deprimente tener que ir a trabajar justo ese día? Muchas empresas han empezado a “evitar ese trauma” a sus trabajadores, permitiendo que puedan disfrutar de ese día tanto como quieran. Un día más de vacaciones, porque no todos los días se cumplen los cuarenta.

    También te gustará

    despedido

    Contratar al trabajador equivocado triplica los gastos de la empresa

    Contratar al empleado equivocado puede salirle caro a cualquier empresa, especialmente si son pequeñas. ¿Cuánto …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.