Lunes , 29 mayo 2017 Impresion Pyme
  • Zafarrancho de combate contra las quiebras

    wilted-rose-1467391619B5y

    La economía española va como un tiro gracias al turismo y, otra vez, al despertar de la construcción. Pero algunas heridas de la larguísima crisis reciente aún no han cicatrizado. Como el de las pequeñas y medianas empresas (pymes) que se ven obligadas a echar el cierre cada año. Se estima que el número de empresas que se ven obligadas a poner el cartel de “se cierra” multiplica por cuatro las que lo hacían antes de la crisis.

    Si su comercio, empresa turística, tienda de moda o bar se encuentra en situación de desaparición es obligado abrir el botiquín de primeros auxilios y seguir al pie de la letra una serie de recomendaciones para evitar que la situación se agrave.

    Reducir gastos innecesarios. La principal receta en tiempos de crisis para una pyme es la reducción de gastos superfluos, renegociar deudas con proveedores, ajustar la plantilla a la situación de la empresa. Se deben identificar tanto los gastos de los que se pueda prescindir como los que se pueden reducir. Ahora existen mecanismos tecnológicos que permiten el ahorro tanto de luz como de gas, calefacción y otros. Adecuar la estructura de telefonía a la situ. ación real de la empresa.

    Vigilancia estrecha de la financiación. Hay que renegociar las condiciones de los créditos y cambiar si se necesita de entidad financiera o recurrir a profesionales de la refinanciación. Sólo ejecutar los proyectos de inversión necesarios, aparcando el resto para mejor momento.

    Mejorar la liquidez
    . Aplicar descuentos a clientes que paguen al contado, revisar las condiciones de pago a proveedores, con alargamiento de plazos de pago. Reducir existencias al mínimo para lograr dinero contante y sonante. También se puede hacer coincidir los días de pago con los de mayor venta, con lo cual se minimizan las tensiones de liquidez.

    Recurrir a apoyos externos. Puede resultar interesante lograr alianzas con otros pequeños empresarios para reducir costes fijos o compartir clientes, generar cadenas de compras que accedan a mejores precios.

    Atención plena a la oferta y la demanda. Con la mejor atención y servicio al cliente se logra contar con un público fiel. Modificar la oferta de productos hacia los que se vendan con más facilidad.

    Tener confianza en el futuro
    . Resulta básico, así como estudiar los cambios que se necesita hacer en la empresa para no perder el feeling de mercado. Mentalizar a los empleados a echar el resto para mantener a flote la empresa. Contar con una plantilla formada por familiares y amigos puede resultar decisiva para superar los malos momentos.

    Existe alguna receta más, pero que no depende de las pymes. Una de las reclamaciones más insistentes en los últimos años es la de flexibilizar las condiciones de cotizaciones a la Seguridad Social y Hacienda. Y el Gobierno ya ha empezado a aplicar algunas de ellas, como es el caso de las declaraciones trimestrales del IVA.

    También te gustará

    bertrand_prestashop

    Bertrand Amaraggi, director nacional de Prestashop: “Los españoles ya compran masivamente a través del móvil”

    El comercio electrónico se ha convertido desde hace unos años en uno de los principales …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.