Viernes , 21 julio 2017 Impresion Pyme
  • Analizamos el Dell XPS 2 en 1: lo mejor de la línea XPS ahora se toca

    dell_xps

    Si algo funciona, no lo cambies. O al menos, no demasiado. Esa parece haber sido la línea de trabajo que ha escogido Dell en la construcción de su XPS 13 2 in 1, un equipo que hereda prácticamente todo lo bueno de lo que sin duda es uno de nuestros portátiles favoritos, para introducirlo en una de las categorías más dinámicas de los últimos meses: los convertibles.

    Lo nuevo de Dell se presenta como un equipo extremadamente compacto, pensado para aquellos que disfrutan de una pantalla de 13″ pero a los que les gustaría que el tamaño del equipo no superase las 12″. Dell vuelve a conseguirlo al utilizar esa pantalla InfinityEdge sin marcos, que ya se ha convertido en “marca de la casa”  y gran nota de distinción para la línea XPS.

    dellxps2

    El equipo que analizamos ofrece en este terreno una pantalla Full HD (1920 x 1080) que cumple de forma sobresaliente gracias a sus amplios ángulos de visualización (hasta 170º) y grandes contrastes (gama del 72 % y un brillo de 400-n, que proporcionan una excelente visión incluso en exteriores), si bien los más sibaritas pueden montar en este mismo equipo una pantalla QHD (3200 x 1800).

    La pantalla táctil permite un giro de 360º apoyándose para ello en dos bisagras de bisagras de acero recubiertas de aluminio mecanizado, que fijan el equipo en las tres posiciones “clásicas” de este tipo de equipos. ¿La única pega? Que una vez más y tal vez por “imperativo técnico” Dell sitúa la webcam en la parte inferior de la pantalla, lo cual no es precisamente la posición ideal para realizar una videoconferencia.

    El chasis del equipo, construido en fibra de carbono, se traduce en un dispositivo liviano (1,24 kg.) a la vez que resistente. Tanto teclado como trackpad cumplen a la perfección y aunque es difícil hoy en día teclados tan buenos como los que equipa ese estupendo Lenovo ThinkPad X1 Carbon, este Dell consigue dar la cara. El hecho de que además sea un equipo fanless no sólo nos promete un equipo totalmente silencioso sino además un equipo “frío”, muy cómodo a la hora de escribir y apoyar las muñecas.

    dellxps3

    Rendimiento, autonomía y conectividad

    Junto al trackpad encontramos un lector de huellas dactilares que podemos utilizar para identificarnos en Windows 10 a través de Hello (también podemos hacerlo a través de la webcam) que funciona razonablemente bien desde la actualización a Windows 10 Creators Update. Algo menos nos han gustado sus opciones de conectividad. En este apartado y siguiendo el rumbo marcado por Apple y su MacBook, nos encontramos con un equipo que solo ofrece dos puertos USB Type-C , si bien se agradece que al menos hayan apostado por ThunderBolt.

    Así que no, nada de conectividad HDMI a menos que no compremos el adaptador oportuno. Para compensar, Dell incluye un adaptador de USB-C a USB-A con el que seguir gestionado nuestros periféricos. El conjunto se completa con un lector de tarjetas microSD y el consabido puerto Jack de 3,5 mm.

    dellxps4

    En cuanto al rendimiento, aquí nos encontramos con la séptima generación del procesador Intel Core i5 e i7 Kaby Lake. Sin embargo aquí Dell opta por la línea Y de la fábrica americana (los procesadores anteriormente conocidos como Intel Core M) que sacrifica potencia del equipo a cambio de un menor consumo. Para compensar esta falta de potencia en determinados escenarios, este XPS incluye una herramienta desarrollada por la propia Dell y que bajo el nombre de Dynamic Power Mode, inyecta un extra de energía en caso de ser necesario.

    La configuración básica del equipo parte desde los 4 GB de RAM y 128 GB de disco SSD por 1.399 euros hasta los 1.899 euros si lo que queremos es contar con 512 GB de disco duro SSD, 8 GB de memoria RAM y esa impresionante pantalla QHD de la que hablábamos al principio de nuestro análisis.

    Junto a las limitadas opciones de conectividad (aunque esto parece haberse convertido ya en norma para la industria) el otro apartado en el que podría mejorar este Dell XPS 13 es en su autonomía. Las ocho horas que como mucho hemos conseguido arrancar a este portátil se quedan un tanto cortas si tenemos en cuenta que la mayoría de los tope de gama de esta categoría superan con facilidad las 10 horas, cuando no las 12 horas.

    Conclusiones

    “Dell XPS 13 2 en 1” representa una vez más el buen hacer de la firma en su línea XPS. Hereda lo mejor de su portátil de referencia e incorpora una pantalla táctil que además, en su versión QHD es una auténtica maravilla.

    Además de su InfinityEdge, la construcción del equipo en fibra de carbono, la elegancia contenida del equipo y un rendimiento más que decente para el nicho de mercado al que se dirige, son las cartas ganadoras de este convertible.

    En su debe, autonomía y conectividad podrían ofrecer mucho más. Y sin embargo, uno tiene la sensación que con esa pantalla, a este equipo se le pueden perdonar casi cualquier pecado.

    También te gustará

    atraer talento

    ¿Quieres atraer talento a tu empresa? Estas son las claves para conseguirlo

    Conseguir que profesionales altamente capacitados, con experiencia y que pueden aportar un valor añadido a …