sábado , 23 marzo 2019 Impresion Pyme
  • Emprendedor: ¿Tienes lo que hay que tener?

    La clave para tener éxito en cualquier ámbito, ya sea en el trabajo, en la carrera, en el negocio… es encontrar qué se te da bien (lo que te gusta hacer) aprendiendo cómo hacerlo mejor que nadie, y luego hacerlo. Esto es lo que separa los emprendedores reales de los demás. Una vez que un emprendedor tiene éxito haciendo una cosa, tiende a repetir esa fórmula una y otra vez. Se sienten atraído por la adrenalina de crear una nueva compañía y se retan a si mismos.

    Muchos de los grandes empresarios americanos son o han sido emprendedores en serie, empezando por Steve Jobs, que además de Apple creó Pixar y Next Computer. Elon Musk, nacido en Sudáfrica pero nacionalizado estadounidense, ha fundado PayPal, SpaceX y Tesla Motors. Y a a sus 78 años, Wayne Huizenga puede presumir de haber creado tres gigantes: Blockbuster Video, Waste Management y AutoNation.

    En Europa hay también buenos ejemplos, como el del danés Janus Friis, cofundador de Joost, Kazaa, Skype y Vdio, entre otras start up. En España destacan Gustavo García Brusilovsky (BuyVip, Alice.com, Klikin, Chronobook), François Derbaix (Toprural, Rentalia, Indexa, Bewa7er, Aplazame, Soysuper) o Elena Gómez del Pozuelo (BebeDeParis, Womenalia, Incipy, Inesdi, Increnta, Incube, Secretariaplus.com).

    Un reciente estudio de Harvard Business School asegura que un emprendedor primerizo tiene un 20,9% de probabilidades de salir adelante, mientras que uno que ya fracasó y que ahora lo vuelve a intentar tiene un 22,1%. Entre los emprendedores que ya saben lo que es triunfar con una start up, la probabilidad de volverlo a hacer se dispara hasta el 30,6%. Según Harvard Business School, “el éxito llama al éxito incluso cuando un emprendedor tuvo éxito gracias a la simple suerte”, y no porque reuniera unas habilidades extraordinarias.

    Ahora bien, ¿que han hecho bien los emprendedores para llegar a ser quienes son? He aquí algunas claves:

    Hacen lo que sea para tener el trabajo hecho

    El trabajo es lo más importante en sus vidas, o al menos está bastante cerca de serlo. No les preocupa el equilibrio de vida con el trabajo. Y cuando se trata de su trabajo, son flexibles, adaptables y móviles geográficamente hablando. Nada se interpone en su camino.

    No esperan a las oportunidades a que “pasen”

    Quizá es un cliché decir que debes crear tus propias oportunidades y hacer que las cosas pasen, pero eso no lo hace menos verdad. Es maravilloso soñar que tendrás mucho éxito algún día, pero si no haces nada para hacer que eso pase, no pasará.

    No creen en utopías

    Aunque es bueno ser optimista, el éxito laboral no nace de solo voluntad. Tus fortalezas, debilidades, circunstancias y comportamiento juegan un rol importante en tu futuro. La mejor forma de convertirse en alguien de éxito es entender de verdad qué te entorpece. Los emprendedores de éxito siempre están en contacto con la realidad.

    Siguen su propio camino, no el de los demás

    No piensan demasiado preocupándose por lo que piensen, digan o hagan los demás. La verdad es que nadie más sabe qué deberías estar haciendo y cómo. Además, ¿no crees que deberías estar viéndolo por ti mismo por tu experiencia en el mundo real?

    Escuchan a gente inteligente que conocen y en quien confían

    No sé exactamente cómo decir esto, pero probablemente la mayoría de contenido online viene de emprendedores que lo hacen para conseguir “Me gusta” y seguidores.

    Son disciplinados con sus metas y prioridades

    “Siempre he sido 100% claro con mis metas y prioridades y mis actividades lo reflejan porque tengo disciplina”. Todos queremos ser felices y divertirnos, pero pasar el rato con otra cosa cuando deberías estar trabajando no cumple ninguna. Por el contrario, te frena.

    No piden préstamos…nunca

    Claro, todos pedimos a nuestros padres cuando somos niños, pero una vez llegamos a la edad adulta, es hora de pagar las facturas con nuestro dinero. Esta red de seguridad se confecciona con nuestra habilidad. Si necesitas dinero para empezar un negocio, trabaja y consigue inversores, no préstamos.

    No ponen excusas

    Quejarse, poner excusas y culpar a los demás son actitudes victimistas que intentan absolver nuestra responsabilidad de situaciones de las que somos responsables. Nadie puede o va a hacer tu vida mejor que tú. Si actúas como una víctima, siempre lo serás.

    Saben que los negocios van de negocios

    El problema con el personal branding es que hace que la gente piense que son más importantes de lo que son. Alimenta el narcisismo. Los emprendedores de éxito saben que el negocio tiene mucho que ver con el valor que tiene su producto a los ojos del consumidor, no sobre ellos.

    Es más fácil llenar tu cabeza de sinsentidos y creer que las cosas funcionarán para ti algún día que ser disciplinado, centrado y realista con lo que necesitas hacer para tener éxito en el mundo. Créeme, sé que es difícil hacer las cosas bien a diario, pero créeme también cuando digo que es la única forma de construir un negocio del que puedas estar orgulloso. La elección es tuya.

    Imagen: Shutterstock

    También te gustará

    Inversión extranjera

    La inversión extranjera en España bate récords y aumenta un 153% en 2018

    Buenos datos, pese a la incertidumbre política, en lo que a las inversiones extranjeras en …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.