martes , 16 julio 2019 Impresion Pyme
  • Dame: ejemplo de la revolución de startups en África

    En Kenia, país cuya actividad económica es eminentemente agraria, parece haber poco espacio para la innovación y el I+D. Un país en el que la inmensa mayoría de sus empresas tienen como actividad principal la plantación de bananas (290.000 empresas se reparten 80.000 hectáreas de cultivo y 96 millones de plantas) no parece el más propicio para iniciar un caldo cultivo en el que desarrollen startups que quieran cambiar las cosas

    Y sin embargo, como cuenta en FairPlanet , la apuesta que se está haciendo en este país por el desarrollo sostenible y la exportación de productos de comercio justo, está dando lugar al desarrollo de una pequeña pero incipiente comunidad de startups que aúnan lo mejor de las raíces locales, con innovación y desarrollo para el entorno rural.

    Uno de los mejores ejemplos de este nuevo movimiento lo representa «Dame» una startup formada por un bio-ingeniero y dos ingenieros textiles que precisamente aprovechan este «exceso» de bananas para convertir los tallos que se descartan tras el proceso se cosecha, en uno de los bienes más preciados por muchos de los países de la zona: pelo artificial.

    Tras un largo proceso de investigación, estos tres ingenieros consiguen transformar los tallos en fibras vegetales que imitan a la perfección en cabello humano y con las mismas, comercializarlo tanto en volumen como en forma de extensiones, pelucas, moños y otros derivados.

    Una de las grandes ventajas que tiene su sistema, es que resulta mucho más económico que utilizar cabello real. Si tenemos en cuenta que el precio de una peluca de auténtico cabello humano se comercializa en esa zona por unos 800 dólares, es fácil comprender cómo los chicos de «Dame» tienen ante sí un inmenso mercado y una demanda potencial de millones de personas que en el continente africano (y seguramente también otros) ahora sí van a poder acceder a estas pelucas low-cost.

    Por otro lado, la aventura de estos emprendedores Kenianos también revierte en el bienestar de su comunidad, ya que permite a los pequeños productores obtener un beneficio adicional por sus plantaciones de plátanos. Y no, probablemente esta no vaya a ser la idea que rescate a África de la pobreza, pero como contamos en nuestro artículo «África: el próximo destino para tu empresa», son cientos de ideas como esta las que están iniciando una revolución silenciosa en el continente más olvidado.

    También te gustará

    Finteca

    Finteca, fundada por Carlos Blanco, ultima el cierre de una ronda de 700.000 euros

    La plataforma hipotecaria fundada por el inversor Carlos Blanco y creada desde Nuclio Venture Builder, …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.