viernes , 22 marzo 2019 Impresion Pyme
  • La campaña de verano generará más de 480.000 contratos

    Randstad ha publicado sus previsiones de contratación de la campaña de verano. En concreto, durante este periodo estival, que incluye los meses de junio a septiembre, Randstad estima que se realizarán más de 1.174.000 Contratos de Puesta a Disposición (CPDs) en todos los sectores, de los que el 41% viene motivado por la campaña de verano.

    Es decir, el mercado laboral nacional realizará más de 1,17 millones de contratos durante los meses de junio y septiembre; sin embargo, no todos ellos vienen motivados por la estacionalidad del verano. Cada día, independientemente de la época del año en que nos situemos, se generan CPDs en todos los sectores. El verano como tal, en esta ocasión, va a motivar que se firmen el 41% de ellos.

    Randstad prevé que esta temporada estival se generen más de 480.000 contratos en comercio, transporte, hoteles, restaurantes y ocio y entretenimiento. Esto supone un incremento del 13,3% respecto a los datos de 2015, cuando se registraron 429.075 contrataciones. Esto va en línea con las previsiones nacionales que apuntan a un año récord de visitas de turistas teniendo en cuenta las reservas realizadas hasta la fecha y la tendencia de los últimos meses.

    2016 será el mejor verano en términos de contratación de los últimos ocho años, el periodo para el que existen datos comparables. La generación de empleo aumenta por cuarto año consecutivo y acumula un incremento del 60% respecto a los datos de 2012, cuando se firmaron 304.720 contratos. Por sectores, el transporte es el que sufrirá un mayor crecimiento con una diferencia del 23,2% respecto a los datos del pasado verano, seguido del comercio con una variación al alza del 11,8% y el ocio y entretenimiento, con una subida del 8,5%. Hoteles y restaurantes aumentan sus contratos, pero lo hacen por debajo del 5% en ambos casos.

    La estacionalidad de esta época del año hace que la contratación temporal sea una de las opciones más utilizadas por las empresas para adaptarse al incremento de la demanda generada por el turismo y las vacaciones de los profesionales. Este modelo de contratación permite a las compañías flexibilizar sus plantillas, con el objetivo de aumentar su oferta de servicios y adecuarse a la demanda de los turistas.

    Durante esta campaña de verano, Randstad prevé que 16 de las 17 comunidades autónomas aumenten el número de contratos registrados respecto a 2015. A pesar del crecimiento previsto para todas las regiones, excepto en Baleares, los incrementos varían notablemente en función de la comunidad autónoma en la que se encuentre el profesional. La Rioja y Extremadura son las comunidades autónomas donde más aumentará su contratación, con un 33,5% y un 31,2%, respectivamente. Le siguen Cantabria y Murcia, ambas con un aumento superior al 20%. Andalucía, País Vasco y Catalunya también experimentarán un incremento superior a la media nacional, que se sitúa en el 13,3%.

    En el lado contrario, por debajo de la media nacional, se encuentran Asturias, (12,3%), Castilla-La Mancha (12,1%), Castilla y León (11,8%), Comunitat Valenciana (11,4%) y Navarra (10,2%). Aragón, Madrid, Galicia y Canarias son las regiones que menos crecen. Baleares es la única región que muestra un descenso en la contracción de verano, con un descenso del 8,6%. En términos absolutos, Catalunya es la comunidad autónoma que más contrataciones registra, 95.600. Madrid se sitúa en el segundo puesto con 68.750 profesionales. Entre ambas regiones representan más del 38% del total. A estos dos principales polos de contratación, le siguen Comunitat Valenciana (53.200), Murcia (52.350) y Andalucía (51.300).

    Por su parte, el turismo es el principal impulsor de la contratación durante el periodo estival. De hecho, este sector alcanzó, durante el verano de 2015, el mayor volumen de trabajadores en España de la historia, por encima de los 1,6 millones de ocupados. Este sector genera nuevas oportunidades en otros ámbitos de actividad directamente relacionados, como es el caso del transporte de viajeros, comercio, hoteles, restaurantes y actividades lúdicas y deportivas.

    Dentro del sector turístico, los profesionales más demandados según el análisis de Randstad continúan siendo los de base, como camareros, ayudantes de cocina, mozos de habitación, camareros de piso y personal de aeropuertos, entre otros. En la actualidad, además de pedirles a estos trabajadores experiencia y profesionalidad, otras cualidades cobran cada vez más fuerza, como la orientación al cliente, ya que la fidelización de los mismos se ha convertido en uno de los pilares para las compañías.

    La hostelería es el principal sector de actividad dinamizador del mercado laboral en la época estival. Se trata del sector que registra mayor crecimiento de la demanda por parte de turistas, ya que este periodo los hoteles muestran las tasas de ocupación más elevadas, principalmente en julio y agosto. En este sentido, se buscan profesionales de animación y limpieza de pisos en hoteles, moteles, hostales y alojamientos similares, especialmente en zonas de costa y en las comunidades insulares. En estas regiones también se incrementa la demanda de camareros, auxiliares de cocina y cocineros, debido al aumento de negocio en bares y restaurantes. Asimismo, nos encontramos en el periodo en que operan más líneas aéreas, barcos y trenes. Por lo tanto, las estaciones, puertos y aeropuertos aumentan la contratación de personal, para puestos como operarios de rampa, venta de billetes, mozos de equipaje y auxiliares de catering, entre otros.

    El sector comercial, además, es otro de los que genera mayor volumen de negocio en esta campaña, según Randstad. Promotores, vendedores de stand, auxiliares de tienda o dependientes encuentran mayores oportunidades laborales, sobre todo con la campaña de rebajas, cuya contratación comienza en junio y se alarga hasta los meses de julio y agosto. Es importante destacar, por último, que los contratos de duración determinada que surgen durante esta época del año suponen una opción para acceder a un puesto de trabajo que aumente la empleabilidad de los candidatos más jóvenes, o de aquellos que están formándose y disponen de días libres. Asimismo, este modelo contractual supone una nueva oportunidad de volver al mercado laboral para los profesionales desempleados, independientemente del tiempo que hayan estado en esta situación. Los contratos temporales son una vía determinante para aumentar la experiencia de los trabajadores y su empleabilidad, con lo que aumentan sus posibilidades de mantenerse en su puesto actual o acceder a otro en el futuro.

    También te gustará

    Compal DuoFlip: un portátil para diseñadores y creadores de contenido

    El sector portátil ha experimentado una transformación importante durante los últimos años, gracias sobre todo …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.