Martes , 26 septiembre 2017 Impresion Pyme
  • Cómo minimizar el desgaste y aumentar la motivación laboral y personal

    burnout21

    Todos somos susceptibles a la sensación de agotamiento, sobre todo, cuando estamos motivados a asumir más trabajo de lo que es físicamente posible o mentalmente. Pero, ¿qué significa estar quemado? Burnout es un tipo de agotamiento que nos afecta física y emocionalmente, que se manifiesta cuando experimentamos el estrés durante un largo período de tiempo. También podemos experimentar agotamiento cuando sentimos que nuestro trabajo no cumple con nuestras propias expectativas, y se comienza a desilusionarse por el estado de cosas.

    Si alguna vez has sentido una sensación de agotamiento que va más allá de lo físico, y que te hace estar más irascible, puede que estés sintiendo los síntomas del Burnout o “estar quemado”. Sin embargo, según un artículo de INC tiene solución y ha revelado cinco cosas que puedes hacer para minimizar el desgaste y aumentar la motivación, especialmente cuando la falta de ella te está afectando a nivel profesional.

    1. Cultivar una vida fuera del trabajo. Si solías tener un hobby que amabas, ahora es el momento de retomarlo. Encuentra una actividad – mental o física – para participar ampliar el ámbito social en el que te mueves. Ser capaz de sumergirse en una actividad que no esté relacionada con el trabajo diario, te ayudará a desconectar de los factores estresantes y a cultivar la satisfacción personal.
    2. Desconectar. La tecnología nos consume a diario y, a pesar de sus beneficios productivos, nos resta demasiado tiempo que podemos utilizar para centrarnos en nosotros mismos, nuestra familia y nuestros amigos. Por ello es aconsejable establecer rutinas de desconexión lejos del teléfono, ordenador, tablet etc.

    3. Reorganización. Uno de los mayores factores de agotamiento relacionadas con el trabajo es tener demasiado trabajo bajo condiciones de caos o desorden. Crear un calendario de tiempos, pautas y rutinas que nos permitan agilizar nuestro tiempo, no liberará de cargas asfixiantes que parecen no tener fin. De esta manera, se puede averiguar cuáles son las prioridades en las tareas y si se puede delegar algunas de ellas a otros equipos o personas.

    4. Tomar pequeños descansos regulares durante el horario laboral. Los estudios demuestran que somos más productivos cuando trabajamos en intervalos de una hora a una hora y media, con descansos de 15 minutos que permiten al cerebro oxigenarse y resolver todas esas cuestiones que pueden haberse atascado en el proceso.

    5. Autoevaluación. Fijarse en nuestras rutinas, en los procesos de desarrollo de los trabajos de la empresa y en nuestras actitudes dentro y fuera de la oficina nos permiten crear una alarma automática para detectar cuándo algo no está yendo como debería, provocando un aumento de nuestro estrés, una bajada de nuestra productividad y un ascenso de nuestra desmotivación.

    También te gustará

    big data

    Orange, partner de EOI para impulsar la formación en Big Data de jóvenes profesionales

    La Escuela de Organización Industrial (EOI) acaba de firmar un acuerdo de colaboración con Orange …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.