domingo , 25 agosto 2019 Impresion Pyme
  • Sólo el 12% de las ofertas de empleo están dirigidas a menores de 25 años

    Las empresas establecen en las ofertas de empleo que publican una serie de requisitos que todo candidato debe cumplir para poder acceder a esa vacante. Estos criterios les sirven de ayuda para acotar la búsqueda de los perfiles que mejor se adaptan a sus necesidades. Dos de los requisitos que más se repiten son la edad del candidato y sus años de experiencia en el sector o en puestos similares al ofertado. En sus procesos de selección, las empresas valoran de forma muy positiva que los candidatos tengan conocimientos previos, pero también otra serie de competencias y habilidades profesionales que les sirven a las compañías para reconocer factores de tipo cualitativo. El problema surge cuando hay que acreditar y certificar esas cualidades que son menos visibles. Por eso, cobran tanto importancia aspectos cuantificables como la edad o la experiencia laboral del candidato.

    Dada la importancia que se otorga a estos dos factores, Adecco e Infoempleo han analizado en su informe sobre Empleabilidad y Trayectoria Profesional estos aspectos para conocer el impacto que tienen en el mercado laboral español. A pesar de ser discriminatorio, el requisito de edad está presente en el 30,4% de las ofertas de empleo generadas en el último año en España. Si bien es cierto que no se trata de un elemento determinante para la contratación del profesional, sí lo es para descartarle, independientemente de sus otras cualidades, aptitudes y actitudes. La edad media requerida para cubrir la oferta de empleo ha descendido ligeramente durante 2015, quedándose por debajo de los 33 años.

    Por segmentos de edad, la franja más demandada sigue siendo la que va de los 26 a los 35 años, con más del 60% del total de las ofertas. Por detrás, los candidatos de entre 36 y 40 años, que engloban el 18,2% de las ofertas, y los de entre 41 y 45 años, con un 8,4% de representación. A partir de esta edad, el porcentaje disminuye hasta el 4%. Otro de los colectivos que más sufre las consecuencias de la edad como requisito en las ofertas de empleo es de los menores de 25 años. Ellos sólo pueden optar al 8,1% de las ofertas. Así, un año más, los jóvenes y los mayores de 46 años son los peor parados, sumando únicamente el 12% de las ofertas.

    Las Comunidades Autónomos que mayor importancia dan a la edad

    A nivel nacional, casi 1 de cada 3 ofertas de empleo toma en consideración la edad a la hora de reclutar candidatos. Sin embargo, no todas las comunidades dan la misma importancia a este aspecto ni lo especifican así en las ofertas que publican. En este sentido, Aragón es la Comunidad en la que una mayor proporción de ofertas hace referencia a la edad: un 37,8%. Le siguen País Vasco, con un 35,6%, la Comunidad Valenciana, con un 33,5%, y La Rioja, con un 33,3%. También por encima de la media nacional, que es del 30,4%, están las autonomías de Cataluña (33,19%), Asturias (32,4%), Galicia (32,3%), Canarias (31,6%) y Cantabria (30,9%).

    El resto de autonomías se sitúan por debajo de la media, siendo más llamativo el caso de la ciudad autónoma de Melilla, donde sólo un 24,4% de las ofertas tiene en consideración la edad del candidato, convirtiéndose así en la que menor importancia otorga a la edad. Le siguen Ceuta, con un 24,9%, Navarra, con un 25,1%, Murcia, con un 27,3%, la Comunidad de Madrid, con un 27,5%, Baleares, con un 28,3%, y Extremadura, con un 28,8%.

    La edad media requerida en esas ofertas de empleo da una vuelta al ranking y sitúa a Navarra como la autonomía con una mayor media de edad exigida en las ofertas, de 33,7 años. En segundo lugar, Madrid y Extremadura, con casi 33,7 años de media cada una, seguidas de la Comunidad Valenciana y Murcia, ambas con 33,5 años de media.

    En el lado opuesto se sitúa Andalucía, la comunidad autónoma en la que la media de edad requerida es menor: 31,5 años. Sin superar el promedio de 32 años se encuentran también Canarias (31,7 años), Baleares (31,7) y La Rioja (32).

    La categoría profesional y la edad requerida

    Aunque la franja de edad más demandada para las cuatro categorías es la comprendida entre los 26 y los 30 años, la edad media requerida para cada una de ellas es considerablemente diferente: para los directivos la edad media requerida es de 34,8 años (el último año la media era de 37,9 años). Para los mandos intermedios, la media ronda los 32,8 años; para los técnicos, 32 años y, por último, para los empleados, la edad promedio se queda en los 31,4 años.

    Si se analizan las ofertas de empleo por franjas de edad, se puede observar que hay una mayor proporción de ofertas de empleados para los menores de 25 años (22%) que para otro tipo de cargos, mientras que esta cifra disminuye hasta el 5,7% en el caso de los puestos directivos. Para la franja de entre 26 y 30 años destaca la proporción en categorías de mandos intermedios (36,7%) y de directivos (35,2%) frente a otras de perfil más bajo. De entre 31 y 35 también hay una mayor proporción de ofertas para cubrir puestos de mandos intermedios (30,1%) y directivos (28,7%).  En el caso de las personas de entre 36 y 40 años tienen mayor peso los puestos directivos (18,2%), mientras que para aquellos cuya edad se sitúa entre los 41 y los 45 años, destacan los puestos de empleados (12,9%). A partir de 46 hay una variedad de ofertas para todas las categorías.

    El sector que mayor importancia da a la edad

    Hay sectores, como es el de Servicios que da mayor importancia a la edad y otros, como el de Recursos Energéticos, que apenas presta atención a esta cuestión. Así, el sector Servicios encabeza el ranking con un 49,1%. Le siguen el sector Comercio, con un 34,9%, Alimentación, Bebidas y Tabaco, con un 34,5%, y el Inmobiliario, con un 33,3%. Por detrás de ellos aparecen los sectores de Banca e Inversión (29,1%), Metalurgia, Mineralurgia y Siderurgia (27,1%), Hostelería y Turismo (14,7%), Construcción (12%), y Sanidad (11,5%).

    Sanidad es el que requiere mayor edad para acceder a un puesto de trabajo, con una media de 35,7 años, seguida, aunque de lejos, por el sector Servicios, con un promedio de 33,7 años, y el de Metalurgia, Mineralurgia y Siderurgia, con 33,1 años. En el resto de sectores de actividad la media ronda los 32 años.

    Edad y experiencia

    La edad y la experiencia de los candidatos están íntimamente ligadas, pues es lógico que una persona menor de 25 años no tenga mucha experiencia laboral, al igual que es habitual que los mayores de 46 años hayan trabajado durante períodos más largos. Por todo ello, las empresas utilizan la edad como un filtro para seleccionar a los candidatos más apropiados en función de la experiencia que requiera el puesto.

    En este sentido, la mayoría de las ofertas que no requieren experiencia se dirige a menores de 25 años (59,1%) o a personas de entre 26 y 30 años (32,7%). No es de extrañar que no haya ofertas sin experiencia para los mayores de 46 años ni para los de entre 41 y 45 años (0,34%). En la misma línea van las que solicitan menos de un año de experiencia.

    Las ofertas que solicitan entre 1 y 2 años de experiencia se centran en los menores de 35 años. Las empresas que necesitan profesionales con experiencia previa de entre 2 y 3 años, en cambio, dirigen sus ofertas de empleo a personas con una edad comprendida entre los 26 y los 40 años. En este caso destaca el impacto de las personas de entre 31 y 35 años (26,5%), por eso la edad promedio solicitada en estas ofertas es de 34,6 años. Lo mismo ocurre con las que requieren una experiencia de unos 3-5 años, que ponen el foco en las personas de entre 26 y 40 años. Sin embargo, hay una mayor proporción de ofertas para la franja de edad comprendida entre los 26 y los 30 años (26%) que entre los 31 y 35 años (23,1%). Precisamente por este motivo, la edad media es más baja y se queda en los 33,7 años.

    Como cabría esperar, en los casos en los que es necesaria una experiencia superior a los cinco años no existen ofertas que se dirijan a menores de 25 años, pues la mayoría se concentra en las personas de entre 31 y 45 años. No obstante, la edad promedio se sitúa en los 39,5 años para las ofertas que exigen una experiencia de entre 5 y 10 años, y en los 40,4 para aquellas que implican una experiencia superior a los 10 años.

    También te gustará

    El tóner original HP es lo mejor para tu salud, y para tu pyme

    Los cartuchos de tóner original HP están diseñados siguiendo unos estrictos controles de calidad, cumplen …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.