Soy autónomo, ¿cuáles son los seguros extra más interesantes?

electricista

Hace unos días, publicábamos las principales conclusiones del Estudio Nacional del Autónomo, elaborado por  Infoautónomos y la Universidad de Granada.  Se trata de un estudio donde se hace una completa radiografía socio demográfica del perfil de este colectivo en España, exponiendo sus retos, las dificultades que encuentran y las ayudas a las que pueden optar, entre otros temas.

Lo cierto es que el número de autonómos que se dan de alta en nuestro país no deja de crecer, con una clara tendencia al alza en los próximos años, por lo que el sector asegurador espera aumentar exponencialmente las pólizas dirigidas a este tipo de trabajadores. Aunque existen una serie de seguros «imprescindibles» (como el ILT o el seguro de accidentes) que abordaremos en otro artículo, existen pólizas que, no siendo obligatorias, deberían ser muy tenidas en cuenta como complemento a ciertas actividades.

¿Te has preguntado alguna vez qué pasaría si extravías una mercancía que transportas, o cuántos días de trabajo perderías si tienes una accidente con tu coche de empresa?  Y si el daño es a terceros y te demandan, ¿cuánto tendrías que pagar? Para dar solución a toda esta problemática extra, se han confeccionado pólizas especialmente pensadas para dar tranquilidad a una vida laboral llena de incertidumbre.

Seguro de vehículos

Para un autónomo, el coche puede convertirse en una importante herramienta de trabajo y generador de ingresos, por lo que su seguro ha de tener unas coberturas más amplias y completas de las que puede tener un vehículo privado. Por ejemplo, una de estas coberturas, la asistencia en viaje, tiene que ser desde el kilómetro 0 y con remolcaje ilimitado, donde se incluyan a todas las personas que vayan en el coche.
Si la avería es importante, contar con un vehículo de sustitución evita que se tenga que detener la actividad empresarial y, por tanto, el perder dinero.Además, es interesante que este tipo de pólizas tengan incluido servicios profesionales de abogados y de gestores especializados para evitar al autónomo tramitar multas, recuperación de puntos o cualquier tipo de defensa jurídica que necesiten.

Seguro de transporte de mercancías

No es lo mismo que Amazon, por ejemplo, pierda un paquete a que lo pierdas tú, siendo autónomo. Te puede salir bastante caro y no solo hablamos a nivel económico sino de reputación. Existen seguros en el mercado que te protegen frente a estos inconvenientes, ya sea la pérdida de la mercancías que transportes o el daño parcial de la misma.

En las pólizas puedes incluir el motivo de la pérdida y estar protegido frente a hurto, robo o extravío, tanto cuando recoges los paquete como cuando los entregas.

Seguro de responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad civil es obligatorio para ciertas actividades profesionales pero, aunque no lo sea, hemos de pensar en si nos interesa o no, ya que si un tercero nos reclama algo y tiene razón, pagarlo de nuestro bolsillo puede salirnos muy caro.

En estos casos, las pólizas suelen ser muy flexibles y el autónomo puede decidir libremente cuáles son las coberturas que les interesa contratar. Por ejemplo, podemos tener asegurado los robos en un local donde trabajemos, pequeños accidentes como resbalones, caídas, etc… al final, lo que buscamos con esto es la tranquilidad económica y personal.