La gasolina vuelve a subir, cómo puedes evitar malgastarla esta Semana Santa

gasolina

Como viene siendo habitual, los precios de la gasolina subirán de cara a la Semana Santa. Según informan desde ELC, el ascenso rondará el 15%, llegando a los 1,40 euros por litro. Esta subida está siendo escalonada y, desde el pasado noviembre, la cota ya alcanza los 1,29 euros por litro. Estos precios se deben, sobre todo, a la nueva fiscalidad sobre hidrocarburos y el repunte el precio del barril de petróleo.

El próximo miércoles comienzan las vacaciones para muchos españoles y la DGT prevé, como cada año, millones de desplazamientos. Aunque no podemos hacer nada contra el precio de la gasolina, sí podemos adoptar otras medidas para ahorrar en combustible en estas fiestas.

En primer lugar, podemos utilizar las plataformas de economía colaborativa (como Blablacar) para compartir los gastos del viaje. Cada vez son más los conductores que se apuntan a este tipo de iniciativas, ya que nos puede salir gratis el viaje, conocemos gente interesante y se nos hacen mucho más amenos los viajes largos.

En segundo lugar, adoptar buenos hábitos de conducción también nos permite ahorrar gasolina, además de alargar la vida útil de nuestro coche. Por ejemplo, utilizando la velocidad de crucero, sobre todo por autopistas y autovías, mantenemos un ritmo constante en el coche y evitamos los acelerones, que producen gastos importantes de gasolina.

Por otra parte, cuanto más larga sea la marcha con la que se circula, menor será la velocidad del motor, lo que puede mejorar la eficiencia del combustible. Cambiar a una marcha más larga, fuerza menos el motor. Pero es preciso hacerlo a su debido tiempo, cuando se inicie la marcha o al acelerar, y siempre sin llegar a la zona roja del cuentarrevoluciones, según aconsejan desde LeasePlan.

Ruedas y aire acondicionado

Antes de salir de viaje, es buena costumbre revisar las ruedas del coche. LeasePlan indica que, con la presión correcta, se puede mejorar la autonomía del coche una media de un 0,6% (hasta un 3%). Los neumáticos desinflados pueden disminuir dicha autonomía un 0,3% por cada caída de 0,1 kg/cm2 en la presión media de todos los neumáticos. Se puede comprobar la presión correcta en el interior de la puerta del conductor o en el manual del vehículo.

Otro punto importante, ¿llevas siempre encendido el aire acondicionado del coche? ¿Sabías que hacer esto  es la principal causa de una mala gestión del combustible cuando hace calor? Su efecto depende de varios factores, como la temperatura exterior o la humedad e intensidad del sol. En condiciones de calor extremo, el aire acondicionado puede reducir la eficiencia del combustible del vehículo en más de un 25%, sobre todo en trayectos cortos, así que es mejor limitar su utilización a velocidades de autopista.

No obstante, conducir con las ventanillas bajadas puede reducir también la eficiencia del combustible y aumentar la resistencia del viento, haciendo que el vehículo emplee más energía para avanzar. Por tanto, hay que bajar las ventanillas solo cuando se circule a velocidad reducida.