Hyundai descubre cómo aumentar la autonomía de los vehículos eléctricos comerciales

hyundai

La tecnología avanza a pasos agigantados en el mundo del automóvil y lo último en salir viene de la mano de la multinacional Hyundai Motor Group, que ha desarrollado un sistema que calcula el peso bruto de los vehículos eléctricos comerciales ligeros, optimizando así el rendimiento en base al peso. Se trata de la primera herramienta de la industria que utiliza sensores de aceleración para optimizar la configuración del vehículo, en función de la estimación del peso bruto actual.

Las ventajas de esta tecnología es que maximiza la autonomía del vehículo, en tanto en cuanto calcula el peso bruto del vehículo en movimiento, permitiendo que la salida de par del mismo se optimice. Esta tecnología también permite cambios en la salida de par en función de la topografía, alterando la cantidad de par de torsión necesaria para impulsar un vehículo cuesta arriba, en función de su peso bruto, y permitiendo a los propietarios de pequeñas empresas reducir costes innecesarios.

«Hyundai ha desarrollado esta tecnología porque nos hemos dado cuenta de que es necesario adoptar un enfoque diferente en el desarrollo de vehículos eléctricos para uso comercial», indicó Chae Mo Yang, Líder del Grupo de Desarrollo de Desempeño de Tecnología Ecológica. “Estamos preparándonos para poder ofrecer vehículos EV comerciales que funcionen con especificaciones óptimas en cualquier condición de carretera y sin importar cuánta carga útil lleve”.

Tecnología asequible

La competitividad de los precios es clave para el éxito de los futuros vehículos comerciales de servicio ligero para los propietarios de pequeñas empresas. Teniendo esto en cuenta, la compañía ha desarrollado la tecnología de estimación de peso bruto utilizando sensores de aceleración en lugar de sensores de peso. Esto quiere decir que se puede aplicar a un vehículo que no esté equipado con un costoso sistema de suspensión neumática.

Con sensores de aceleración, el peso bruto se estima a través de la ley de aceleración de Newton. Es decir, cuanto menos masa y más energía se pone en la materia, más rápido se mueve. Por lo tanto, al empujar un objeto a una velocidad constante, el peso del objeto se puede calcular en función de su velocidad de aceleración.

A través de este proceso, el vehículo calcula la distancia que puede conducir y ajusta su salida de par máximo. La estimación de la potencial autonomía del vehículo se basa en la medición precisa del peso y la velocidad actuales del vehículo, mejorando la eficiencia para el uso comercial.

Por ejemplo, cuando el vehículo transporta una carga pesada, el vehículo informa automáticamente al conductor de la autonomía estimada para asegurar la vida útil de la batería suficiente para llegar al destino de manera segura.