Ciudades energéticamente sostenibles: el papel del coche eléctrico

trafico

El aumento del tráfico y, como consecuencia, el problema de la contaminación en las grandes ciudades se han convertido en uno de los primeros objetivos a atajar en los consistorios de todo el mundo. Según el informe de Monitor Deloitte “Ciudades energéticamente sostenibles: la transición energética urbana a 2030”, esta sostenibilidad urbana pasa por, entre otras cosas, fomentar el uso del vehículo eléctrico. 

Así, las administraciones públicas colares tendrán que trabajar para reducir las emisiones de CO2 hasta un 40% en 2030, tal y como firmaron en el Pacto de los Alcaldes de 2008, una labor en la que también han de implicarse los fabricantes de coches.

Así, el informe (difundido por la marca Nissan) destaca que las ciudades consumen el 40% de la energía final y están relacionadas con hasta el 70% de las emisiones de gases efecto invernadero. Por lo tanto, para conseguir los objetivos propuestos en el Pacto de los Alcaldes las actuaciones adicionales a muy corto plazo en las grandes y medianas ciudades son primordiales, especialmente en el sector del transporte rodado, ya que la evolución natural de las ciudades no es suficiente para alcanzar los objetivos de emisiones y de calidad del aire.

Entre otras actuaciones en transporte, el informe subraya la necesidad de alcanzar una penetración del vehículo eléctrico de 25-30% de cara a 2030. Para lograr llegar a estos datos, las administraciones públicas deben marcarse objetivos anuales en este sentido, así como establecer incentivos a la adquisición de vehículos eléctricos mediante exenciones fiscales. Además, se debe fomentar el desarrollo de la infraestructura de carga tanto pública como privada.

Fabricantes y movilidad sostenible

En el desarrollo de crear una movilidad sostenible en las grandes urbes, tienen mucha responsabilidad los grandes fabricantes de coches, que ya se han puesto manos a la obra planificando vehículos más ecológicos y llevando a cabo campañas para evangelizar a la sociedad. Así, las principales marcas han trazado una línea de actuación en su compromiso con la movilidad sostenible: por una parte, la fabricación de coches eléctricos y, por otra, buscar que la sociedad se conciencie sobre un uso más racional y sostenible de la energía.

Una de las iniciativas destacadas en este aspecto es el sistema de carga bidireccional V2G (Vehicle to Grid) proporcionado por los vehículos eléctricos de Nissan, y xStorage, un sistema revolucionario de almacenamiento de energía doméstico que permite dar una segunda vida a la batería del LEAF.

Ambos sistemas permiten trasladar la eficiencia energética en la conducción a viviendas y locales comerciales para garantizar que la red eléctrica pueda satisfacer una demanda de energía cada vez mayor.