Tinta frente a láser: derribando los mitos

Tinta frente a láser

Tinta frente a láser

Siempre se ha considerado que el láser es la tecnología estrella cuando de obtener calidad profesional se trata… hasta ahora. Con las impresoras de inyección de tinta HP Officejet Pro las tornas han cambiado, y gracias a ellas ya llegó el momento de derribar los mitos de la tinta frente a láser.

La carta de presentación de esta serie es bien llamativa: es capaz de reducir los costes por página a color en un 50% y el consumo de energía en otro 50%, y todo ello sin que la calidad se resienta en absoluto.

Pero antes, repasemos cómo ha evolucionado la tecnología de inyección de tinta para llegar a este punto. La primera impresora de este tipo se lanzó al mercado en la década de los 80, y a medida que esta tecnología evolucionó, se volvío tremendamente asequible, logrando que cualquiera pudiese imprimir desde casa sin problemas. Así, se fue instalando poco a poco la creencia de que si queríamos calidad en las empresas, había que dar el salto al láser, que a su vez era mucho más veloz.

PageWide, el gran salto cualitativo para la tinta

HP PageWide

Todo cambió con la llegada de la tecnología de inyección de tinta de ancho de página (PageWide) introducida por HP en la gama de impresoras Officejet Pro, que toman prestado el chasis de los modelos LaserJet pero cambiando el tóner por el cartucho.

PageWide consiste en un grupo de más de 40.000 inyectores ubicados en un cabezal fijo, capaces de abarcar toda la superficie de una página A4. Con ello, se logra que solo sea la hoja la que ha de moverse para imprimir, con lo que se produce un salto notable en cuanto a rapidez se refiere, pero también se obtiene una mayor calidad de imagen al evitarse que en cada recorrido el cabezal desplace la tinta y acabe generando un rastro de bandas.

Todo esto repercute en una impresionante velocidad de hasta 70 páginas por minuto en modo de calidad «Oficina general», con importantes ahorros tanto en consumo de tinta como de energía y sin comprometer la maxima calidad de impresión. En concreto, esta fue la velocidad alcanzada por la impresora HP Officejet Pro X, que actualmente ostenta el récord Guiness al respecto.

Tintas pigmentadas: un extra de definición

Tintas de pigmento HP

Además, al reemplazar la tradicional base de tinta por cuatro tintas pigmentadas, las impresoras Officejet Pro logran un color más brillante y saturado que lo que solía ser habitual al tratarse de inyección de tinta, ya que producen una alta densidad óptica de negro en una sola pasada.

También influye la situación optimizada de los matrices de inyectores de cada color, muy cerca en cada molde del cabezal de impresión, con lo que estas tintas resisten mucho mejor al mezclado de colores que se produce en funcionamiento. Al conseguir mantenerse líquidas de mejor forma, se consiguen unos colores secundarios mucho más saturados y suaves al mezclarse las tintas unas sobre otras cuando están húmedas.

Además, las tintas pigmentadas se secan más rápido que las tradicionales de colorante y son capaces de lograr unos resultados más persistentes, resistiendo mejor al paso del tiempo. Así, el material impreso se puede almacenar sin miedo a que se produzca una decoloración precoz.

Resultados contrastados

Tal y como demostró BLI (www.buyerslab.com), sometiendo a pruebas de rendimiento al modelo HP Officejet Pro X576dw frente a equivalentes basados en láser, su calidad y fiabilidad de impresión están a la par o ligeramente por encima que en algunos de los modelos láser comparados. En 18 de las 20 pruebas efectuadas, fue la más rápida (incuyendo impresión o copia a color y en monocromo).

  • Pingback: ¡Bienvenidos a Impresión Pyme! - MuyCanal()

  • Juan Carlos González

    La pregunta que me hago… Qué ocurre, si una hoja impresa en tinta, se moja? Se corre, o eso ya también se ha logrado evitar?

  • Alex Garcia

    Y con respecto a que se secan los cabezales y se inutilizan los cartuchos aun que aun tengan tinta y no esten caducos?

    • Isidro Ros

      Actualmente es muy complicado que un cartucho nuevo y original se seque (tienes que dejar pasar muchísimo tiempo sin imprimir nada de nada), pero para evitarlo basta con imprimir de vez en cuando aunque sea una página de muestra en baja calidad, lo que conlleva un coste casi nulo.

      Saludos.