Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Cómo motivarse para lograr el éxito

    Cómo motivarse para lograr el éxito

    Probablemente has notado que es difícil estar motivado todo el tiempo. No importa en lo que estés trabajando, es probable que haya días en los que no tiene ganas ni de aparecer. Habrá entrenamientos que no te apetecerá comenzar. Habrá informes que no te apetecerá escribir. Habrá responsabilidades que no te apetecerá ni lidiar con ellas. Y habrá días “libres” cuando tu energía y emociones estén por los suelos.

    Estas fluctuaciones son parte de la vida y yo me enfrento a estos retos de motivación, como la siguiente persona. Sin embargo, para las cosas importantes en mi vida, también he desarrollado un sistema para hacer frente a estos “días de descanso”.

    Vamos a hablar de ese sistema y cómo puede ayudarte a actuar bien incluso cuando no te sientes motivado.

    Lo que el béisbol te enseña para motivarte

    Jugué béisbol durante 17 años, principalmente como lanzador. Durante mi última temporada, tuve un muy buen año. Fui seleccionado para el equipo All -Conference, fui escogido como el atleta masculino más popular en mi universidad y mi nombre figuró en equipo de ESPN´s Academic All -America team.

    Pero no siempre fue así…

    Años antes, yo era el único júnior que fue apartado de mi equipo de béisbol de la escuela secundaria. Jugué en el equipo de JV con todos los estudiantes de segundo año.

    Hay docenas de razones para mi transformación de la escuela secundaria a la universidad (grandes compañeros de equipo, coaching, ética de trabajo y así sucesivamente), pero hay una cosa que aprendí a hacer en la universidad que me gustaría haber aprendido mucho antes …

    Desarrollé una rutina antes del juego que me permitió actuar bien, sin importar si estaba motivado o no.

    ¿Cómo puedes utilizar una rutina antes del juego para sentirte motivado?

    Una cosa que hace del béisbol diferente de la mayoría de otros deportes, es el gran número de partidos que se juegan. Equipos de la Major League Baseball juegan 162 partidos en una temporada – dos veces más que la NBA y diez veces mayor cantidad que los partidos de la NFL -. Incluso los jugadores de béisbol de la escuela secundaria jugarán habitualmente entre 40 a 60 partidos cada año.

    Con tantos partidos, siempre habrá días en que no te sientas motivado, cuando tu cuerpo está cansado o simplemente no estés mentalmente “arriba” para el juego. De esa manera, yo diría que el béisbol es muy parecido a la vida. Siempre habrá días en que las cosas que son importantes se sientan como un trabajo pesado.

    Pero el partido se va a jugar tengas ganas de jugar o no, por lo que mejor busca una solución para superar tus emociones sin brillo . Hice ésto mediante el desarrollo de una rutina antes del partido que me empujaba desde el umbral para realizar un buen desempeño.

    En esto consistía mi rutina antes del partido … (todo un conjunto de idas y venidas por el campo, ejercicios de lanzamiento. Reproducir cada término específico de beísbol en jerga propia del deporte no creo que ayude mucho). El caso es que…

    Toda esa secuencia general llevaba 20 a 25 minutos y lo hice de la misma manera cada vez.

    Si bien esta rutina me calentaba físicamente para jugar, también – y quizás más importante – me ponía en el estado mental correcto para competir a un alto nivel.

    Incluso si no me sentía preparado para el juego al principio, en el momento en que terminaba mi rutina antes del partido, yo estaba en “modo de juego”.

    En otras palabras, no importaba si iba al estadio motivado para jugar. Mi rutina previa antes del partido generaba toda una serie de eventos internos colocándome en un estado mental correcto para el partido y hacían que fuera más probable que fuera a tener éxito.

    Imagínate si tuvieras una rutina que pudiera ponerte en “modo de ejercicio” o ” modo de trabajo” sin importar que poca motivación tenías al principio.

    Si te fijas en los mejores actores en cualquier campo, verás un patrón similar en todos los lugares. Jugadores de la NBA que hacen lo mismo antes de cada disparo de tiro libre. Comediantes que recitan las mismas palabras mientras caminan hacia el escenario. Ejecutivos de las empresas que siguen la misma secuencia de meditación cada mañana…

    ¿Crees que estas personas siempre se sienten motivadas? De ninguna manera. Hay algunos días en que las personas con más talento de este mundo se despiertan sintiéndose lentas, pero utilizan sus rutinas pre-partido para tirar de ellos hacia el estado mental correcto, independientemente de cómo se sientan. Puedes usar este mismo proceso para superar el umbral de la motivación para el ejercicio constante, estudiar, escribir, hablar o para realizar cualquier otra tarea que sea importante para ti.

    He aquí cómo hacerlo …

    Cómo motivarse: 3 pasos para desarrollar tu rutina

    Paso 1: Una buena rutina “pre-partido” comienza siendo tan fácil que no se puede decir que no a ella.

    No deberías necesitar motivación para iniciar tu rutina antes del partido.

    Por ejemplo…

    a. Mi rutina de escritura comienza tomándome un vaso de agua. Así de fácil, no puedo decir que no.
    b. Mi rutina de pesas comienza colocándome mis zapatillas. Así de fácil, yo no puedo decir que no.
    c. Mi rutina de lanzamiento comenzaba por recoger una pelota de béisbol y mi guante. Así de fácil, yo no podía decir que no. (También, mi entrenador me habría gritado).

    La parte más importante de cualquier tarea se está iniciando. Si no puedes motivarte en un principio, entonces encontrarás que la motivación viene a menudo después de comenzar. Es por eso que con tu rutina antes del partido te va a hacer muy fácil empezar.

    Por ejemplo, podrías crear una rutina de ejercicios que comenzara con llenar tu botella de agua. De esa manera, cuando no tengas ganas de hacer ejercicio, sólo tienes que decirte a tí mismo : “Sólo rellena la botella de agua ” Tu único objetivo es comenzar la rutina y luego continuar desde allí.

    Paso 2: Tu rutina debe empezar a moverte hacia el objetivo final.

    La mayor parte del tiempo, la rutina debe incluir el movimiento físico. Es difícil pensar en verte motivado a ti mismo.

    He aquí por qué …

    ¿Cómo es tu lenguaje corporal cuando te sientes desmotivado o con falta de energía ?

    Respuesta: No te mueves mucho. Tal vez estás reventado como una burbuja, derritiéndote poco a poco en el sofá. Esta falta de movimiento físico está directamente vinculada a la falta de energía mental.

    Lo contrario también es cierto. Si estás físicamente en movimiento y comprometido, entonces es mucho más probable que te sientas mentalmente comprometido y lleno de energía. Por ejemplo, es casi imposible no sentirse vibrante, despierto y lleno de energía cuando estás bailando.

    Aunque tu rutina debe ser lo más fácil posible para empezar, se debe obtener una transición gradual en más y más movimiento físico. Tu mente y tu motivación seguirán tu movimiento físico.

    Relacionado: el movimiento físico no tiene por qué significar ejercicio. Por ejemplo, si tu objetivo es escribir, entonces tu rutina debe de acercarte al acto físico de escribir.

    Paso 3: Necesitas seguir el mismo patrón cada vez.

    El propósito principal de tu rutina “pre-partido” es crear una serie de eventos que se realicen siempre antes de realizar una tarea específica. Tu rutina antes del juego le dice a tu mente: “Esto es lo que sucede antes de que yo ___ . ”

    Con el tiempo, esta rutina se liga tanto a tu rendimiento que por el simple hecho de hacer la rutina, estás atrapado en un estado mental que está preparado para actuar. No necesitas la motivación, sólo tienes que iniciar su rutina.

    Tu rutina antes del partido está creando básicamente un “recordatorio ” para ti mismo. Tu rutina antes del partido es el detonante que da el saque de inicio de tu hábito, incluso si no estás motivado para hacerlo.

    Esto es importante porque cuando no te sientes motivado, a menudo lleva demasiado trabajo averiguar que debes hacer a continuación, por ejemplo cuando se deja de de fumar. Sin embargo, la rutina antes del partido resuelve ese problema, porque sabes exactamente qué hacer a continuación. No hay debate o toma de decisiones. Sólo tiene que seguir el patrón.

    Cómo motivarse: Haz una rutina de Excelencia

    Puede entrenarte para el éxito tan bien como te puedes entrenar para el fracaso.

    Hoy puede que estés diciendo, “Tengo que estar motivado para tener todo hecho”, pero te garantizo que no tiene por qué ser así. Si te has enseñado a ti mismo a creer ciertas limitaciones, entonces también te puedes enseñar a pasar por encima de ellas.

    Los patrones que repitas a diario con el tiempo formarán la identidad en la que crees y las acciones que realizas. Puede transformar tu identidad y convertirte en el tipo de persona que no necesita la motivación para actuar bien.

    Por esto es tan importante hacer tu rutina antes del partido todo el tiempo, no sólo cuando estás luchando con la falta de motivación. Estos pequeños comportamientos refuerzan tus buenos hábitos y los sentimientos que vienen con ellos. Muy pronto, tu rutina pre-partido no sólo será un disparador de tu hábito, sino también un recordatorio de hacia y para lo que estás trabajando y el tipo de persona en la que te estás convirtiendo.

    Esta es la diferencia entre enfocar la vida como un profesional o un aficionado.

    Si trabajas solamente cuando te sientes motivado, entonces nunca serás lo suficientemente consistente como para convertirte en un profesional. Pero si creas pequeñas rutinas y patrones que te ayuden a superar las batallas diarias, entonces continuará la lenta marcha hacia la grandeza, incluso cuando no sea fácil.

    También te gustará

    paypal_business

    PayPal mejora en la pequeña empresa con PayPal Business

    PayPal quiere mejorar su forma de trabajar con las pequeñas empresas. Para conseguirlo, acaba de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.