Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Uber: secuestros y violaciones en el servicio P2P más popular

    Uber

    Cuando el pasado mes de junio los taxistas españoles se pusieron en pie de guerra contra el lanzamiento de Uber, muchos se llevaron las manos a la cabeza. ¿Quién eran ellos para impedir el progreso? ¿Cómo no veían que el consumo colaborativo era parte de la solución y no del problema? Alegaban los sufridos autónomos que en Uber podía conducir cualquiera, lo que suponía una total falta de garantía para quien optaba por este servicio. Y algo de razón tenían.

    Los últimos meses la prensa americana ha reflejado cómo algunos conductores de Uber no son todo lo profesionales que debieran. La última noticia ha saltado esta misma mañana. Un conductor de Uber de la ciudad de Washington ha sido acusado de intentar abusar sexualmente de una pasajera que presentaba síntomas de embriaguez.  Al solicitar un coche que la llevase a casa, el conductor llevó a su víctima a un espacio apartado e intentó violarla.

    Podríamos estar hablando de un hecho aislado si no fuera porque no es precisamente la primera vez que pasa. El pasado mes de marzo la policía de Los Ángeles arrestó a otro conductor de este servicio, acusándole de haber secuestrado a su pasajera, que se encontró de repente desnuda y encerrada en un motel de carretera. Una situación similar se ha repetido este mes de julio en Seattle y una vez más en Washington, un pasajero se vio vuelto involuntariamente en una persecución policial a toda velocidad en la carretera. 

    La situación está empezando a preocupar seriamente a los responsables de la empresa, que de hecho ha puesto en marcha el servicio “1$ Safe Ride Fee” que teóricamente garantiza a los pasajeros que su conductor no tiene intenciones extrañas. En este punto, eso sí, es necesario aclarar que todos estos casos no se han dado en el servicio oficial de la empresa (que cuenta con sus propios conductores en plantilla), sino en su servicio Uberpop, que es el que permite que cualquier conductor, independientemente de su reputación o experiencia pueda “ganarse la vida” como taxista aficionado.

    No queremos pecar de alarmistas y parece evidente que en términos generales el servicio que ofrece Uber es seguro y que debe funcionar con normalidad. Pero incidentes como los que se están produciendo muestran un servicio al que es necesario regular y que en cualquier caso, no dispone de los mecanismos suficientes como para controlar muchas situaciones que se les escapan de las manos.

    Y no son los únicos. En otro servicio como Airbnb se han dado las situaciones más grotescas. Se ha denunciado a dueños de casas que aparecen en mitad de la noche, prostitutas que alquilan casas porque resulta más barato a la hora de hacer negocios y ocupas que deciden que en realidad no quieren marcharse de la casa en la que acaban de entrar. ¿El principal problema? Que la falta de regulación impide muchas veces actuar y los propios servicios, que en la mayoría de los casos son meros intermediarios, están atados de pies y manos a la hora de dar una respuesta.

    También te gustará

    hosteleria-empleo

    El crecimiento del empleo se ralentiza y el sector hostelero ‘tirará’ del carro

    Pasaremos de una subida en la generación de puestos de trabajo del 3,3% en este 2016 …

    • Kamikasegen

      Lastima que haya una nota tan amarillista en la pagina, no se me hace muy imparcial el que la redacto, supongo que por mucha regulacion y examenes que se les hagan a los choferes seguirian los problemas, ya que en los taxis convencionales tambien se presentan estas situaciones, seria como decir que ebay tiene malas practicas por las personas que llegan a usarlo para estafar

    • sergios

      Lo cierto es que el servicio uberpop es realmente peligroso para los usuarios. Dejando de lado cosas básicas, pero peligrosas, como que un conductor uberpop puede duplicar la tasa de alcoholemia respecto a la exigida a un conductor oficial taxista o que la revisión médica de un conductor uberpop permitiría que una persona practicamente sorda tenga carnet de conducir puesto que se considera que es para uso personal y no para transportar pasajeros, cosa que no ocurre con las revisiones médicas, además que son más frecuentes en el tiempo, exigidas a los taxistas. O que el estado mecánico del vehículo, de los neumáticos o de los frenos de los coches uberpop sólo se inspeccionan cada 5 años mientras que en los taxis oficiales se hace hasta 2 veces al año.
      Lo realmente peligroso son cuestiones como la ausencia total de cualquier tipo de identificación exterior de los vehículos que permite, por ejemplo, que cualquiera con malas intenciones se acerque con su coche a la hora de cierre de las discotecas de más afluencia y se limite a repetir por la ventanilla uber?, uber?, uber?. En estos casos no sirve de nada que el usuario tenga la.matricula o el modelo de vehículo en su smartphone porque siempre hay alguien que entre la alegría de unas copas de más, el caos del gentío y las ganas de llegar a casa no se fija y en cuanto oyen uber, si es que han pedido un coche, dicen mío. Lo he visto suceder en Barcelona y sobretodo con chicas muy jóvenes que con toda su inocencia se suben en el coche de un completo desconocido sin verificar nada. Si a este hecho le sumamos que los coches uberpop suelen llevar los cristales tintados que no permiten ver el interior lo convierten en la cueva ideal para cometer todo tipo de cechorías desde violaciones o robos hasta ir a casa de la víctima y como ésta lleva la llaves retenerla en el vehículo mientras los ladrones acceden a la vivienda y sustraen todo lo que deseen campando a sus anchas. En esta acción puede darse el caso que los padres de la víctima estén durmiendo con el riesgo añadido que eso comportaría ante la incertidumbre de cómo puede llegar a resolverse semejante encuentro teniendo en cuenta que la víctima está retenida en el coche juanto a otro malhechor.
      Creo que las exigencias normativas que se han ido aplicando con los años a los taxis son precisamente para acotar y garantizar en la medida de lo posible todo este tipo de situaciones y que ahora ésta multinacional, en aras de aumentar exponencialmente su beneficio, pretende eliminar.

    • Pingback: ¿Hasta dónde llega la responsabilidad de Uber? « Destacados « UNALT()

    • Pingback: El feminismo todavía es necesario: estas siete 'apps' lo demuestran - El Periodico()

    • Pingback: El feminismo todavía es necesario: estas siete 'apps' lo demuestran | La Tlayuda News()

    • Pingback: El feminismo todavía es necesario: estas siete ‘apps’ lo demuestran “Ya no hay machismo”, “ahora ya tenemos igualdad”, “yo quiero igualdad pero de verdad”, “El feminismo ya no hace falta”…()

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.