Viernes , 24 marzo 2017 Impresion Pyme
  • Así está cambiando el diseño de las oficinas

    art_open_office5b

    El diseño de las oficinas ha cambiado enormemente en las últimas décadas. Los cubículos y los despachos han dado lugar a espacios abiertos. Las mesas de trabajo han crecido en tamaño para favorecer la colaboración y las paredes, han abandonado el opaco pladur para dar paso a un mucho más transparente cristal.

    Roveconcepts, firma especializada precisamente en el diseño de espacios corporativos, analiza qué elementos se están imponiendo en la oficina moderna y cómo como consecuencia, cambia la forma de trabajar. Son los siguientes:

    Espacios abiertos

    Adiós a los cubículos. Fuera despachos. Este es el mantra adoptado por cada vez más empresas. Sus defensores aseguran que los espacios abiertos mejoran la comunicación, la colaboración entre equipos de trabajo y mejoran la productividad. Reducen la sensación de aislamiento y crean un ambiente más agradable.

    Sus críticos argumentan en cambio que se pierde cierta privacidad, que favorecen las distracciones y aumentan el “ruido” laboral y ambiental. En los últimos tiempo se ha empezado a imponer como consecuencia un concepto mixto, que combina la colaboración de los espacios abiertos con la discreción que proporcionan las zonas acotadas.

    collaborate

    Collaboration Workstations

    Si se quiere fomentar la colaboración, más vale que haya espacios que permitan hacerlo. Es el concepto que promueven estas “Collaboration Worktations” que van desde las clásicas salas que se pueden reservar en cualquier momento para realizar una reunión improvisada, a grandes mesas situadas de forma estratégica en la oficina que permitan conectar al menos a cuatro personas de forma simultánea.

    standing_desk

    Standing Desk

    ¿Por qué trabajar sentado cuando puedes hacerlo de pie? Oficinas de medio mundo llevan tiempo dando la bienvenida a los standing desks, mesas de trabajo preparadas para trabajar de pie y que nacen para combatir uno de los principales problemas del trabajo moderno: el sedentarismo.

    Los standing desks mejoran las circulación sanguínea, nos ayudan a mantener una posición más “natural y ergonómica” y en teoría evitan problemas musculares como el famoso “dolor de espalda”. Como en otros escenarios, no se trata de trabajar las ocho horas del día sin “oler una silla”, sino combinar de forma inteligente ambas formas de trabajar.

    whiteboard-walls

    Pizarras gigantes

    Hemos visto cómo en la oficina moderna hay menos paredes. Las que han conseguido mantenerse en pie, normalmente se transforman en espacios de colaboración que nacen gracias a nuevas pinturas, vinilos y pizarras, que permiten escribir y borrar de forma sencilla. En la oficina moderna si tienes una idea, ¡apúntala en la pared!

    pecera

    Peceras

    “Transparencia” es uno de los términos que más se repite en los materiales de marketing de las empresas. Y una de las formas con la que las organizaciones quieren demostrar que no hay nada que esconder, es instalando “peceras” o paredes de cristal  que delimitan despachos, salas de reuniones y espacios multifuncionales.

    futbolin_oficina

    Relax y diversión

    Un empleado descansado y feliz es un empleado productivo. Este es el principio que ha inspirado la “gamificación” que vemos en algunas empresas. Futbolines, mesas de ping pong, consolas o hamacas en las que descansar, son sólo algunas de las “atracciones” con las que las empresas quieren enganchar y retener talento.

    filing_room

    Adiós al archivo

    El archivo se ha ganado una justa fama de “infierno” en el mundo corporativo. No sólo la tarea de archivar y catalogar información ha sido históricamente tediosa y poco menos que un “castigo” para el empleado “díscolo”, sino que además ocupa físicamente mucho sitio.

    Con cada vez más empresas que optan por almacenar buena parte de su documentación en la nube, el número de muebles y espacios destinado a ese archivo ha disminuido drásticamente.

    laptop

    Quiero trabajar con mi portátil

    Si bien es cierto que el ordenador de escritorio sigue ocupando un espacio fundamental en la mayoría de las empresas, cada vez son más los trabajadores que confían el grueso de su trabajo en un portátil. ¿Consecuencia?

    No sólo muchas mesas se han adaptado a ese concepto “hot desk” que da flexibilidad al empleado para trabajar donde quiera, sino que el mobiliario de oficina ha crecido incorporando sofás, sillones, puffs y otros elementos que permiten trabajar de una manera más informal.

    hotdesk2

    Adiós al sitio asignado…

    Como comentábamos en el punto anterior, el auge de los dispositivos portátiles ha traído como consecuencia el fin de los puestos asignados. Si bien muchas zonas siguen contando con “puesto asignados”, empiezan a crecer aquellas de carácter flexible en las que cualquiera que tenga un portátil puede sentarse y empezar a trabajar en cuestión de segundos. Y como era de esperar esta tendencia da lugar a…

    clutter_free

    Y a los cables y el desorden en las mesas

    Si las mesas no pertenecen a nadie, acaban por pertenecer a todo el mundo. Esto provoca a que la oficina clásica con montones de papeles acumulándose sobre los escritorios, con objetos y fotografías personales poblando las mesas, hayan dado paso a entornos más minimalistas, en los que se eliminan prácticamente todas las distracciones.  ¿El cactus junto al ordenador? Un recuerdo del pasado.

    ¿Y tu oficina, cómo es?

    También te gustará

    Sácale más partido a OneDrive con estos trucos

    ¿Penaliza Microsoft a los usuarios que quieran utilizar OneDrive en Linux?

    Microsoft y Linux mantienen desde sus inicios una relación “complicada”. Durante mucho tiempo y especialmente bajo …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.