Lunes , 24 abril 2017 Impresion Pyme
  • Analizamos el HP Elite Slice: Small Form Factor modular y de diseño

    HP_Elite_Slice_01

    El HP Elite Slice llama la atención desde que lo sacamos de la caja. Este small-form-factor (SFF) que destaca sobre todo por su caracter modular, apuesta por uno de esos diseños que van a llamar la atención en el mundo corporativo. “Adiós” a los viejos equipos de sobremesa y portátiles aburridos y “hola” a un equipo de dimensiones muy contenidas, capaz de ofrecer todo lo que podemos exigirle a un equipo empresarial más ese plus de diseño. Un mac mini para el mundo Windows pero como veremos en este análisis, con más opciones de expansión y conectividad

    Precisamente por ese carácter modular, en función de nuestras necesidades podemos añadir al equipo base extensiones que incluyen desde una unidad óptica, a una barra de sonido, un cargador inalámbrico para nuestro teléfono móvil, o un módulo Skype for Business pensado para facilitar al máximo reuniones y conferencias. Además también se ofrece la posibilidad de montar un módulo VESA, en caso de que queramos acoplar el dispositivo tras un monitor o  en cualquier otro espacio apto para ello.

    Como escenario de partida, HP ofrece en España este Elite Slice bien en una configuración básica a la que se ha añadido el módulo HP Audio Bang&Olufsen por 803 euros, bien en una configuración más completa que incluye además el módulo Skype for Business y que se vende en su tienda oficial por 1.387 euros. Este es precisamente el modelo que vamos a tener la oportunidad de analizar.

    HP_Elite_Slice_02

    ¿Que nos encontramos en el módulo principal? Básicamente las principales opciones de conectividad que ofrecen la mayoría de los equipos integrados. En este caso HP ofrece dos puertos USB tipo C, dos puertos USB 3.0, puerto HDMI, puerto Display Port, Ethernet y auriculares. Todos ellos en la parte trasera del dispositivo. En un lateral encontramos un puerto USB tipo C adicional, conector audio out/audio in y si así lo deseamos y de forma adicional, un lector de huellas.

    En nuestro caso, como hemos añadido el módulo Skype for Busines, nos encontramos sobre la parte superior del dispositivo un panel táctil y retroiluminado que nos permite controlar los aspectos básicos de cualquier conferencia telefónica: llamar, colgar, mute, subir y bajar volumen.

    HP_Elite_Slice_09

    ¿Qué nos ha gustado de esta configuración inicial? Que además del puerto HDMI se incluya un Displayport dual-mode y que HP no se haya “olvidado” de Ethernet, módulo que parece en vías de extinción en la mayoría de los equipos modernos.

    ¿Qué hubiésemos cambiado? Tal vez al ser un equipo corporativo, hubiésemos apostado más por USB 3.0 antes que por USB tipo C, protocolo que aunque es el futuro, creemos que aún le quedan unos añitos antes que se normalice su uso. También nos hubiera gustado un segundo puerto HDMI y en menor medida, un lector de tarjetas SD. Por lo demás, nada que reprochar a HP en este terreno.

    En las “tripas” de este HP Elite Slice nos encontramos un procesador Intel Core i5 (aunque podemos configurarlo como i3 o i7), 4 GB de memoria RAM (ampliables a 32 GB) y 500 GB de almacenamiento en disco duro SATA. En el apartado de almacenamiento podemos ampliar el Slice bien añadiendo un segundo disco duro SATA, bien optar por discos SSD, tanto como sustituto del SATA que se ofrece por defecto, como en módulos adicionales. En cualquier caso estas opciones encarecen sensiblemente el precio del equipo, aunque  la configuración base debería ser más que suficiente para un puesto corporativo básico.

    Pese a ello, sí nos hubiese gustado que HP hubiese optado por los 8 GB de RAM como punto de partida y que las unidades SSD  se ofreciesen no como un extra, sino como parte del equipo básico. Entendemos sin embargo que la unidad óptica, cada vez más en desuso, haya pasado a “mejor vida” y los interesados en contar un lector/grabador de DC/DVD tengan que pagar por un módulo extra.

    HP_Elite_Slice_07

    Rendimiento, módulos e Intel Unite

    Como hemos visto, la configuración modular de este equipo permite que el cliente diseñe un Slice que se adapta a las necesidades de cada puesto de trabajo. Lo que no hemos contado es que anclar los distintos módulos, se convierte en una operación tan sencilla como conectar un puerto USB-C. En este sentido acoplar o separar un módulo adicional recuerda mucho a insertar cualquier periférico en un puerto USB de cualquier ordenador.

    Pese a ello hay algunas salvedades que deberemos tener en cuenta. El módulo “Skype for Business” por ejemplo deberá ocupar siempre la parte superior del equipo mientras que el módulo de sonido Bang&Olufsen ocupará siempre la parte inferior, siendo este además uno (por no decir el único) de los módulos que no podremos acoplar y separar sin la ayuda de un técnico.

    La apuesta de HP por convertir este equipo en un as de las reuniones se materializa además de por su módulo dedicado, por la inclusión de Intel Unite, una tecnología para salas de conferencias que permite espacios de reunión seguros y conectados, ya sea personas sentados en la misma mesa con la que  queremos compartir nuestro escritorio o con otras que estén al otro lado del mundo.

    HP_Elite_Slice_010

    Unite se presenta en este sentido como una plataforma fácil de usar que ofrece  a los empleados una conexión inalámbrica instantánea para sus reuniones con el uso de cualquiera de sus PC o tablets, además de funcionar al mismo tiempo de forma inalámbrica con los equipos de salas de conferencias y las soluciones de software existentes. De esta forma el Slice de HP se convierte en un gran Hub que facilita la colaboración y el trabajo a distancia. Dicho de otra forma, si no queremos invertir los casi 7.000 euros que cuesta Microsoft Surface Hub pero queremos algo más sofisticado que un “Chromebox for Meetings”, HP Elite Slice puede ser la solución que necesitamos para nuestra sala de conferencias.

    En cuanto a su rendimiento, tenemos que tener en cuenta que este small form factor está orientado hacia escenarios de productividad y aunque por supuesto, podemos exigirle trabajar en área como fotografía, edición de vídeo o diseño gráfico, no son estos los campos para los que ha sido diseñado. Teniendo esto en cuenta, podemos afirmar que el Slice juega en ligas donde han sabido encontrar su hueco equipos como el Asus Vivo Mini o el Dell Optiplex 3040 Small Form Factor, ofreciendo un rendimiento muy similar a los anteriores a un precio ligeramente superior.

    En conjunto sin embargo nos encontramos con un equipo bastante equilibrado que tal vez solo peca por no haber querido ser más ambicioso en su configuración base. Tanto por su diseño, sus posiblidades de expansión y su buen trabajo en salas de conferencia, el HP Elite Slice es una buena opción para un buen número de empresas y sin duda, una gran alternativa para todas aquellas organizaciones que estén pensando en deshacerse de sus “viejas torres” y mastodónticos equipos de sobremesa.

    También te gustará

    windows-10-cloud

    Así serán los portátiles con los que Microsoft quiere combatir el fenómeno Chromebook

    Al principio nadie se lo tomó demasiado en serio. ¿Quién iba a comprar un portátil …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.