martes , 18 junio 2019 Impresion Pyme
  • Analizamos el nuevo HP Envy 34“ All In One

    Grande, muy grande. Enorme. Los primeros minutos que pasamos con el HP Envy All In One de 34“ no pueden producir otra impresión. Nunca hemos trabajado con una pantalla de estas características. No es un All In One más. HP quiere se que note y vaya si se nota.

    Lo que nos presenta la multinacional americana es un All In One en el que el gran protagonismo es una pantalla curvada de 34 pulgadas 4K en un formato 21:9 que sobre el papel plantea dos promesas: una mayor productividad y el mejor equipo para consumir contenidos multimedia.

    Pero no sólo de pantalla vive el hombre. El equipo con el que realizamos nuestras pruebas monta un procesador Intel Core i7 (2,81 GHz) , 8 GB de memoria RAM,  una unidad SSD de 120 GB y un disco duro SATA de 1 TB.  Además de su gran pantalla, sus prestaciones multimedia se completan con dos altavoces integrados Bang & Olufsen y una cámara web Intel Real Sense 3D, que gracias a las tres lentes que monta sobre el visor, permite al equipo percibir de una forma mucho más nítida la profundidad de campo de un espacio, ayudando a realizar videoconferencias más realistas.

    En el apartado gráfico nos encontramos una NVIDIA GeForce GTX 960A con 2 GB dedicados, lo que nos promete un rendimiento aceptable en juegos de última generación, si bien tal vez puede que no sea la opción más adecuada si lo que queremos es llevar el rendimiento de este equipo al sector más profesional.

    En cuanto a sus opciones de conectividad, el HP Envy All In One de 34“ ofrece dos puertos USB 3.0, dos puertos USB 3.0, lector de tarjetas y dos puertos HDMI (uno In y otro Out). El conjunto y dependiendo de la configuración que escojamos se comercializa a un precio que ronda los 3.000 euros.

    envy_back

    Diseño elegante y… ¿funcional?

    Sacar el nuevo equipo de HP y ponerlo sobre la mesa de trabajo es toda una experiencia. Como hemos comentado al principio de nuestro análisis, estamos ante un equipo que impresiona. Pese a que el Envy pesa más de 13 kilos, la sensación que tenemos una vez que nos situamos frente a la pantalla es de estar ante un equipo ligero.

    Gran parte de la responsabilidad es achacable a las dos peanas plateadas que, situadas a ambos lados del equipo, lo elevan casi diez centímetros sobre el escritorio ayudando de esta forma que la curva propia de la pantalla parezca flotar sobre una línea de aire imaginaria. «¡Chapeau!» para HP en este punto, que ha conseguido que un All In One que sobre el papel parece a todas luces exagerado, se integre de forma sofisticada sobre la mesa de trabajo.

    Mucho menos nos ha gustado la elección de la multinacional americana de situar los puertos USB, HDMI y demás tanto en la parte trasera como en la inferior de la pantalla. Conectar una unidad USB, por las mismas dimensiones de la pantalla, se convierte en una tarea tan impráctica que puede hacernos desistir de nuestro intento. De hecho, la forma más sencilla de hacerlo no es otra que levantarnos y desplazarnos a la parte opuesta de nuestro escritorio para localizar y conectar nuestros periféricos.

    Incluso los conectores que se encuentran bajo la pantalla son imprácticos y difíciles de localizar, empezando por el propio botón de encendido del equipo. Tal vez el haber situado estos conectores tras el espacio que ocupan los eso sí, muy estilosos altavoces Bang&Olufsen, habría dado lugar a una solución un poco menos estética pero sin duda mucho más funcional.

    envy_top

    A vueltas con el formato

    Sobre el papel, las 44“ y una resolución 4K de (3440 x 1440) tienen todos los ingredientes para que consumir contenidos se convierta en ”la gran experiencia“. Y realmente nos gustaría que fuera así. De hecho ocasionalmente es así, si sabemos buscar las fuentes adecuadas.

    La principal limitación la encontramos en las dimensiones de la pantalla. El formato 21:9 no se lleva demasiado bien con la mayoría de los servicios de streaming de vídeo (Yomvi, Netflix, Youtube) que suelen optar por resoluciones 16:9 propias de la mayoría de las pantallas que nos rodean en nuestra vida diaria.

    Esto se traduce en que cuando queremos visualizar contenidos la mayoría de los proveedores recortarán la imagen para ofrecer un escalado óptimo y sin pérdida de calidad pero a la vez, mostrando franjas negras a izquierda y derecha y en ocasiones, también por encima y por debajo del contenido audiovisual.

    Resulta complicado encontrar contenidos en streaming que aprovechen la pantalla completa
    Resulta complicado encontrar contenidos en streaming que aprovechen la pantalla completa

    En servicios como Netflix podemos utilizar una extensión como “Ultrawide Display Aspect Ratio for Netflix” o la más genérica “Ultrawide Video” que podremos utilizar para otros proveedores. En todo caso esta es una solución de compromiso que se cobra su precio a costa de una pérdida de calidad de la imagen.

    juegos

    juego2
    Las 34″ marcan la diferencia cuando empleamos el HP Envy para jugar

     

    En el caso de archivos de vídeo, si disponen del formato 21:9 podemos adaptarlos gracias a VLC. No es tampoco la solución ideal pero ofrece resultados bastante solventes. Por último existe la posibilidad de visualizar discos Blu-Ray que ofrezcan dicho formato (cada vez es más frecuente entre las novedades que se lanzan al mercado). Y si bien en este equipo no contamos con una bandeja para discos ópticos, sí que disponemos al menos de una entrada “hdmi in” a la que podremos conectar nuestro reproductor Blu-Ray o nuestra consola de videojuegos.

    Un lienzo de productividad

    Si de algo sirven las 34“ de este HP Envy es para convertirnos en usuarios tremendamente productivos. Por supuesto, siempre que estemos dispuestos a trabajar de otra forma. Se acabó para nosotros el trabajar con aplicaciones en modo «pantalla completa».

    La resolución y las dimensiones de la pantalla nos “fuerzan” de modo natural a trabajar con varias ventanas, de modo que podemos acceder a toda la información que necesitamos de un sólo vistazo, sin necesidad de minimizar ninguna aplicación con la que estemos trabajando.

    En nuestro caso por ejemplo, optamos por una configuración en la que reservamos un tercio de la pantalla para Google Chrome, un tercio para el editor de textos con el que en estos momentos estamos redactando este análisis (si os interesa, es Calmly Writer) y en el tercio final conviven la aplicación nativa de Twitter y nuestro gestor de tareas (Wunderlist en estos momentos).

    Utilizar una única ventana tiene poco sentido en este tipo de pantalla
    Utilizar una única ventana tiene poco sentido en este tipo de pantalla

    Por supuesto no es el único escenario posible. Community Managers y amantes de las redes sociales descubrirán que aplicaciones como Tweetdeck, Hootsuite y otras basadas en columnas de información, se adaptan como un guante a esta pantalla que en este caso sí justifica trabajar con una única gran ventana.

    Igualmente interesante encontramos el equipo para los profesionales más creativos, sobre todo en los que se enfocan al diseño gráfico/web o la fotografía toda vez que para los profesionales del vídeo sigue siendo más interesante contar con equipos con una mayor potencia gráfica.

    Pero no sólo son importantes las pulgadas. La curvatura de la pantalla nos ayuda a centrar nuestra atención en un imaginario eje central sobre el cual la información converge.

    Las 34" del equipo permiten una configuración de escritorio productiva
    Las 34″ del equipo permiten una configuración de escritorio productiva

    Esto se explica por la misma corvatura del ojo humano. La visión del ojo humano, por un tema morfológico, provoca que a determinados tamaños y formatos de pantalla la imagen se vea algo distorsionada. Con un panel curvado esa distorsión se reduce. Todos los puntos están a la misma distancia si nos aseguramos de estar sentado en lo que los fabricantes denominan como sweet spot o punto dulce, algo que si bien resulta más complicado frente a un televisor, se produce de forma natural cuando lo que tenemos enfrente es el monitor de un ordenador.

    Cuando nos sentamos (normalmente) frente al centro del monitor es fácil apreciar cómo la visión es más agradable, la iluminación del panel es constante (algo que favorece a un mejor contraste) y la sensación de inmersión aumenta. Nos encontramos a la misma distancia de todos los puntos y aunque no seamos conscientes, nuestra vista se fatiga menos. Pero si queremos hacer más, podemos contar con una aplicación como f.lux que adapta el brillo y la tonalidad de nuestra pantalla en función del momento del día.

    Rendimiento a la altura de su precio

    Cuando compramos un equipo que cuesta casi 3.000 euros, esperamos evidentemente que el rendimiento sea excepcional. Afortunadamente en este campo lo nuevo de HP no decepciona. Exceptuando tal vez tareas realmente intensivas en recursos como puede ser la animación 3D o la edición de vídeo profesional en 4K, las especificaciones que presenta el equipo y que muestran su potencia en la práctica, lo convierten probablemente en el mejor All In One que podemos comprar, a la altura de los nuevos iMac de 27“.

    Dicho lo cual, siguiendo la tendencia de algunos fabricantes, HP entrega al usuario un equipo “sellado” que no podremos actualizar. Es decir que a la hora de escoger la configuración que más nos interesa y teniendo en cuenta el precio, merece la pena pecar por exceso que por defecto.

    A los más jugones les interesará descubrir que sometido al clásico test de rendimiento PCMark 8, obtenemos como resultado una marca de 3,233 puntos, que le sitúa por encima de equipos enfocados al gaming como el MSI Gaming 24GE 2QE-014US (3,423), o el Asus Zen AiO Pro Z240IC (2,932).

    Esto quiere decir que podremos jugar con títulos triple A con un nivel de detalle moderado (entre 75 y 95 fps en la mayoría de los títulos) si bien, al no ser el clásico equipo para los hardcore gamers el rendimiento cuando forzamos los detalles del juego al máximo caerá hasta los 25 FPS.

    A la hora de trabajar con vídeo lo nuevo de HP vuelve a situarse en el primer lugar de su categoría con un tiempo de 1,4 minutos en el test Handbrake de codificación y también en Cinebench con una marca de 707 puntos. En su trabajo con Photoshop, un resultado de 3:24 lo sitúa sólo ligeramente por debajo de un equipo dedicado como es el HP Sprout pero también por encima del resto de equipos de su categoría.

    La hora del compromiso

    A la hora de decantarnos como un equipo como el HP Envy 34“ All In One hay que tener en cuenta más si cabe cuál va a ser nuestro uso principal y qué es lo que realmente necesitamos.

    Porque si somos diseñadores gráficos, editores de vídeo, animadores o “simplemente jugones” y queremos disponer de un equipo enfocado a nuestro campo, este sin duda no es el equipo que necesitamos. Por los 3.000 euros que cuesta este All In One, podemos encontrar soluciones profesionales que seguramente nos ofrezcan un rendimiento superior o “construir” un equipo a la medida de nuestras necesidades, muy enfocado a nuestro nicho de mercado.

    Sin embargo, si trabajamos en un equipo multidisciplinar y necesitamos un equipo flexible que se adapte tanto a entornos productivos, como a creativos; que nos permita trabajar con potencia pero que a la vez resulte ideal para nuestros momentos de ocio, entonces es un equipo a tener en cuenta.

    Hablamos de un equipo versátil pero que requiere ciertos compromisos. Tener claro desde el primer momento que no vamos a tener en nuestras manos un dispositivo superior a un equipo dedicado pero que en cambio, sí que nos va a ofrecer la flexibilidad necesaria para superar el notable en prácticamente cualquier campo.

    Si estamos dispuestos a aceptarlo, sin duda en el HP Envy 34“ All In One tenemos un equipo que puede durarnos muchos años.

    recomendado

    También te gustará

    Fernando Renedo

    Fernando Renedo, de Reclama por Mí: «Llama la atención que hay gente que aún no ha reclamado la cláusula suelo»

    El concepto Legaltech lleva poco más de un lustro resonando en el sector español de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.