lunes , 13 julio 2020 Impresion Pyme
  • África podría convertirse en un oasis para el emprendimiento español

    áfrica

    El continente africano es uno de los pocos que se está salvando del efecto devastador del coronavirus. Esto ha provocado que muchos la vean como una vía de escape, sobre todo a nivel económico y una oportunidad de que empresas españolas de construcción, salud, turismo, con la tecnología como base, comiencen a proyectar allí sus planes de expansión.

    Estos asuntos se trataron en el webinar “Retos y oportunidades de negocio en África en el marco del Covid-19: Respuestas desde los 3 principales “hubs”, organizado por Gedeth Network y la Asociación de Empresas del Metal de Madrid (aecim), con la participación de expertos de Gedeth, InÁfrica Strategy y Zurcom International, para analizar las oportunidades en África Occidental (Costa de Marfil, Ghana, Senegal y Camerún), África del Sur (Sudáfrica y Botsuana) y África Oriental (Kenia, Mauricio, Tanzania y Uganda).

    EL FMI incluyó el año pasado a 15 países africanos entre los más emergentes, ya que cada vez hay más oportunidades para acompañar a esos nuevos jóvenes emprendedores y para trabajar en África no para traer a Europa, sino para trabajar en África para África porque está en pleno desarrollo y lleno de oportunidades para los que sepan tener paciencia en los negocios”, señalaba Mario Lobato, presidente de la Comisión de Comercio Exterior de AECIM.

    Hay tres grandes factores que definen las oportunidades para las empresas españolas que quieran hacer negocios en África: la cercanía, donde los puertos de Canarias, Algeciras, Valencia… suponen una ventaja competitiva respecto a otros países en cuanto a costes de logística y transporte; la oportunidad de desarrollo económico, no para relocalizar la producción frente a países del este, sino para fabricar y vender allí a una clase media pujante que demanda más consumo; y la complejidad, África es un continente de 1.300 millones de habitantes donde cada país tiene su particularidad y es bueno ir de la mano de un socio local”, advertía Juan Millán, socio director de Gedeth Network.

    Según el ranking Doing Business del Banco Mundial (que analiza 213 países) para emprender un negocio siete países africanos se encuentran entre los 50 primeros: Togo (15), Túnez (19), Costa de Marfil (29), Ruanda (35), Marruecos (43), Burundi (44) y Mauritania (49). Pero para tener éxito hay que conocer bien cada mercado, las costumbres, los procesos burocráticos que pueden determinar el éxito o fracaso de la aventura empresarial.

    Claves para establecerse en estos países

    1. Emprender. “Es un buen momento para fomentar la relación personal, que ese aspecto humano de las relaciones, que siempre ha sido muy importante para los africanos, se note y que vean que no sólo estás interesado en vender, sino que también te preocupas por su salud, cómo están…”, aconsejaba Dani Vives, CEO de InÁfrica Strategy. Los principales países receptores fueron República Democrática del Congo, Mozambique, Sierra Leona, Somalia, Seychelles, Chad y Cabo Verde.
    2. Turismo post coronavirus. Con una menor incidencia de la que se preveía (no ha habido grandes cifras de fallecidos), con un confinamiento menos riguroso (hay toque de queda por la noche en algunos países) y una caída de la demanda menor que en otros continentes, existen oportunidades para que las empresas españolas se erijan en nuevos proveedores de las empresas africanas que han visto que sus proveedores habituales les están fallando.
    3. Cercanía con España. La cercanía geográfica, con la consecuente disminución de los costes logísticos frente a América o China, hace que las empresas españolas sean muy competitivas. Además, gusta el modo y cercanía para hacer negocios de los españoles, siempre y cuando vean que existe una clara voluntad de crecimiento recíproco a medio plazo y que no vienen solo a hacer dinero.
    4. La digitalización de África.Desde el Banco Mundial se ha marcado 2030 como fecha para que los Gobiernos de África dispongan de capacidad digital conscientes de que la transformación digital puede aumentar el crecimiento de África en casi dos puntos porcentuales por año y reducir la pobreza en casi un punto porcentual anual. La inversión prevista para la digitalización es de 25.000 millones de dólares a los que el Banco Mundial quiere sumar otros 25.000 millones del sector privado, para proyectos como la red troncal de fibra óptica entre la República del Congo y Gabón o el impulso de los centros tecnológicos de Ghana.
    5. Tecnología y ODS. La aplicación de tecnología e innovación a los diferentes sectores de actividad, así como para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODS) de la ONU, suponen una interesante oportunidad para las empresas tecnológicas españolas: agricultura tecnológica, tecnología para infraestructura acuífera, maquinaria y equipamiento tecnológico para minería, salud o energías renovables…
    6. Auge de la construcción. La experiencia de las empresas españolas les coloca en un punto de partida destacado para aprovechar las necesidades de construcción tanto para el ámbito residencial, con casas de cierto nivel y estilo ante la pujanza de la clase media y por oposición a los prefabricados básicos que llegan desde Turquía, como para el industrial, el hospitalario o el turismo de negocio. Por ejemplo, en Tanzania se estima que hay un déficit de 3 millones de viviendas.
    7. Salud e innovación. África demanda soluciones tecnológica e innovadoras en el terreno de la salud y el equipamiento de hospitales. “En Tanzania se están construyendo varios hospitales y están demandando innovación para el mercado sanitario”, apuntaba Valentine.

     

    También te gustará

    Los mejores contenidos de la semana en MuyPymes

    Terminamos, un domingo más, con un nuevo vistazo a los mejores artículos que hemos publicado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.