Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Domingo, 2 Octubre 2022

Digitalización

Procesadores económicos de bajo consumo: ¿son una buena idea, para qué sirven?

procesadores económicos de bajo consumo

Los procesadores económicos de bajo consumo se han convertido en una solución muy socorrida para crear ordenadores y portátiles compactos y asequibles, pero al mismo tiempo han generado muchas dudas entre los usuarios, que no termina de tener claras las diferencias reales entre estos y los procesadores «tradicionales».

En este artículo queremos ayudaros a resolver todas esas dudas, y para ello vamos a daros una explicación sencilla y clara que cubrirá todo lo que debéis saber. Lo primero es entender qué son los procesadores económicos de bajo consumo:

  • Son procesadores x86, y que nos permiten utilizar sin problemas sistemas operativos Windows y todas sus aplicaciones, programas y herramientas.
  • Ofrecen un rendimiento inferior al de los procesadores tradicionales porque utilizan una arquitectura diferente, menos potente y más sencilla. A cambio son más económicos y tienen consumos muy bajos.
  • Puede venir configurados con hasta cuatro núcleos y cuatro hilos, y normalmente trabajan a frecuencias de entre 1,2 y 2,9 GHz.

Con este tipo de procesadores podemos hacer las mismas cosas que con un procesador mucho más potente, pero debemos tener en cuenta que hay diferencias muy importantes a nivel de rendimiento, y que esto hace que no sean adecuados para las mismas tareas, ni para los mismos ámbitos.

Tanto Intel como AMD tienen líneas de procesadores económicos de bajo consumo, como los Intel Atom, Intel Celeron e Intel Pentium Silver, y en el caso de la compañía de Sunnyvale los Athlon y los modelos serie «e».

Entonces, ¿son una buena idea, para qué sirven?

Son una buena idea siempre que seamos conscientes de sus posibilidades y de sus limitaciones, y que no intentemos pedirles algo de lo que no son capaces. Los procesadores económicos de bajo consumo sirven principalmente para:

Advertencia, desplázate para continuar leyendo
  • Navegación web y multimedia.
  • Ofimática moderada.
  • Tareas sencillas de edición.

Esto quiere decir que un procesador económico de bajo consumo podría cubrir sin problemas las necesidades de un profesional que solo tenga que navegar por Internet, enviar correos electrónicos y redactar documentos, pero no podría cubrir las necesidades de otro profesional que tenga que realizar tareas más pesadas. ¿Os queda alguna duda? Pues dejadla en los comentarios.

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2022 | Todos los derechos reservados