Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Ocho tendencias que cambiarán a las empresas en 2012

    google_office

    Movilidad, cloud computing y social media no sólo están cambiando nuestra forma de relacionarnos con la tecnología, sino también nuestra forma de trabajar e incluso, la forma en la que se se están organizando empresas y oficinas. La tecnología ha demostrado ser cada vez más determinante en los procesos de negocio y ahora, más que nunca, es capaz de crear nuevos espacios, favorecer el intercambio de ideas y el trabajo en equipo.

    Aunque todavía pasará un tiempo hasta que la mayor parte de las empresas abracen todo este potencial, cada vez son más las organizaciones que se apuntan a alguna (o todas) de las siguientes tendencias.

    1. Dispositivos móviles

    Cada vez más trabajadores utilizan sus smartphones y tablets personales como extensión natural de su trabajo. Por primera vez, la tecnología que está a disposición del usuario final es muy superior a la que se le proporciona en las empresas, por lo que un buen porcentaje de empleados se apuntan a la moda de “Bring Your Own Device” (BYOD).

    Este fenómeno preocupa a algunas empresas que creen que de esta forma, se abren nuevas brechas para la seguridad de su organización, especialmente en lo relativo a la gestión de la documentación confidencial, pero aún así, todo indica que no hay mucho que puedan hacer para parar esta tendencia.

    2. Teletrabajo

    El teletrabajo es una realidad bien asentada en muchos países y en España, el propio Gobierno ha asegurado recientemente que una de las vías para salir de la crisis económica, pasa porque las empresas sean más flexibles en horarios y ofrezcan a sus empleados la posibilidad de teletrabajar.

    Teletrabajar ahorra costes a las empresas y como hemos visto en algunos artículos de MuyPymes, también supone una gran ventaja para todos esos empleados que necesitan conciliar de forma activa su vida laboral y familiar.

    3. Espacios abiertos en las oficinas

    Atrás han quedado los años en que las oficinas se configuraban como un espacio formado por “cubículos”, despachos y espacios cerrados.

    Las empresas apostando cada vez más por espacios abiertos, por áreas comunes más espaciosas y por espacios que favorezcan los encuentros, el intercambio de ideas. Se pasa del individualismo del trabajador tradicional a la puesta en común, de una estructura vertical a otra horizontal.

    4. Comunicación instantánea

    La explosión de las redes sociales está desplazando al e-mail dentro de las propias empresas. Redes sociales en las que solo pueden participar los empleados de una empresa (o sus clientes) están condenando al correo electrónico a convertirse en el nuevo fax (sigue siendo necesario pero su uso es residual).

    5. Herramientas de colaboración

    Si sumamos el auge del teletrabajo, a la proliferación de nuevas herramientas de comunicación e incluso al  fenómeno BYOD, obtenemos como resultado que las empresas van a verse obligadas a apostar cada vez más por herramientas que permitan que los empleados puedan colaborar de forma sencilla.

    Videoconferencias, herramientas para el intercambio de documentos, o las redes sociales corporativas de las que hablábamos antes van a ser indispensables para coordinar grupos de trabajo o para monitorizar la actividad de ese grupo de empleados que trabaja desde sus hogares de forma regular.

    6. SaaS y Cloud Computing

    A medida que más nativos digitales se incorporan al mundo laboral e incluso, fundan sus propias empresas, más crece el ritmo de adopción de soluciones SaaS,  así como la apuesta por la nube.

    Más allá del ahorro de costes que suponen este tipo de soluciones, las empresas han descubierto que quieren aplicaciones que funcionen desde el primer momento, que no haya que mantener o actualizar, y a las que pueda accederse desde cualquier lugar, desde cualquier dispositivo.

    7. Mentoring inverso

    Desde un punto de vista tradicional, los progamas de mentoring suponían que los miembros más “veteranos” de una empresa eran los encargados de aportar su experiencia a los más jóvenes, ayudándoles de esta forma a progresar en su carrera laboral.

    Sin embargo, la explosión de nuevas tecnologías, redes sociales, etc. está provocando el fenómeno inverso y ahora son los más jóvenes, los que se encargan de introducir a los más veteranos en ámbitos como social media, o empleo de nuevos dispositivos en el ámbito corporativo.

    8. Auge del coworking

    Los centros de coworking no sólo son espacios en los que crear una cultura que gira en torno a profesionales independientes, sino que también se va a incorporar dentro de las empresas.

    Las oficinas modernas tienden a no asignar puestos fijos a muchos de sus empleados, ofreciéndoles “únicamente” largas mesas de trabajo provistas de enchufes y conexiones a Internet. El espacio de trabajo se encuentra ahora donde se encuentra el empleado en cada momento.

    También te gustará

    tjue-sede2

    La economía colaborativa se la juega en 2017

    2016 ha visto en España la consolidación de las principales startups englobadas en la conocida …

    • Pingback: Teletrabajo en Red » Blog Archive » 5 razones por las que deberías de llevar tu dispositivo al trabajo()

    • andrei

      Como herramientas de colaboración pueden ser también los software que hay en el mercado que calculan la productividad del empleado, que se puede usar tanto para el teletrabajo como para Auge de Croworking . Nosotros usamos el WorkMeter para calcular la productividad de los empleado que hacen teletrabajo o horario flexible, sabemos cuanto tiempo se ha usado para trabajar, cuanto de uso para un proyecto u otro. Usamos el Skype para comunicación instantánea y Dropbox para Cloud computing . Esto es el futuro de los trabajadores en las empresas de todo el mundo.

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.