Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Descubre por qué escuchar música te ayuda a trabajar mejor

    musica_cerebro

    ¿Te gusta escuchar música mientras trabajas? ¿Eres de los que al llegar a la oficina se pone los cascos porque estás convencido de que la música te ayuda a trabajar mejor? Si es el caso, te alegrará saber que hay una explicación científica que demuestra que escuchar música tiene un impacto positivo en la calidad de tu trabajo y que de hecho, si no escuchas música en tu puesto de trabajo, tal vez deberías plantearte hacerlo. Pero vayamos por partes.

    El cerebro y la música

    Está demostrado que cada vez que escuchamos música, se activa en nuestro cerebro el “núcleo acumbens”, responsable entre otras cosas de la producción de dopamina, un compuesto químico que consigue que produce una gran sensación de bienestar y que casi podría calificarse como una “droga natural” producida por nuestro propio cuerpo.

    Por supuesto, escuchar música no es el único motivo por el cual nuestro cerebro segrega dopamina. Lo hace por ejemplo cuando se nos presenta la posibilidad de comer nuestro plato favorito, cuando aprueban ese proyecto en el que teníamos tantas esperanzas o incluso, cuando conseguimos un nuevo follower en Twitter. Ahora bien, no siempre segregamos la misma cantidad de dopamina. Volviendo al ejemplo de la música, cuando descubrimos una nueva canción o un grupo de nos encanta, segregamos mucha más dopamina que cuando escuchamos una canción que nos encanta, pero que conocemos de memoria. Es decir, el factor novedad juega un factor fundamental.

    La música nos ayuda a terminar antes las tareas aburridas…

    En nuestro día a día hay sin duda tareas que son objetivamente aburridas. Hacer una limpieza de la bandeja de entrada de nuestro correo electrónico después de pasa unos días de vacaciones o completar el informe de ventas de cada mes podrían ser dos de ellas. En estos casos, la música puede convertirse en un potente aliado.

    Como hemos visto antes, el hecho de que escuchar música nos haga sentir bien (por la secreción de dopamina), puede conseguir que una tarea aburrida no nos lo parezca tanto. Y no sólo, según un estudio publicado en el Journal of Neuroscience of Behavior and Physiology, demostraba que podía conseguir que esas tareas se completasen antes. Según el citado estudio, la capacidad de las personas para reconocer letras, números e imágenes aumentaba si escuchaba música, especialmente si era rock o música clásica. Según el mismo estudio, el mismo efecto se conseguía cuando se ponía música en una cadena de producción o montaje: los trabajadores se mostraban más contentos, eficientes y cometían menos errores.

    musica_auriculares

    Pero no es lo más conveniente si encaramos un reto nuevo

    Cuando tenemos que lidiar con nueva información, o enfrentarnos a una nueva tarea compleja, nos vemos obligados a aumentar nuestro nivel de concentración, lo cual no exige un nivel de energía mayor. En estos casos, casi de forma instintiva lo que solemos hacer es alejarnos de la música o apagarla por completo. Un ejemplo clásico se produce a la hora de conducir.

    Mientras conducimos de forma automática por carretera o ciudad, nos gusta tener música que nos distraiga y permita hacer el viaje más ameno. Sin embargo cuando buscamos un sitio para aparcar en una zona que no conocemos, ¿Cuál es nuestra reacción natural? Bajar el volumen de la radio. La nueva tarea nos exige un nivel de concentración mayor que el que teníamos hasta hace unos momentos.

    Este fenómeno ha quedado reflejado en un estudio desarrollado por la University of Wales Institute, en el que se demostró que si a un grupo de adultos al que se les enfrentaba a una tarea compleja, se les enfrentaba además a música de fondo, la calidad del trabajo que producían caía en picado. Su conclusión era que la capacidad para aprender algo nuevo que demandase mucha concentración y energía mental, disminuía si a la vez se estaba escuchando música.

    Si eres bueno en lo que haces, la música te hará aún mejor

    Pero la música revela toda su capacidad de mejorar nuestro trabajo cuando somos realmente buenos en lo que hacemos, incluso en tareas tan complejas como podría ser la neurocirujía.

    Tanto es así que según comentan en TheNextweb, haciéndose eco de un estudio publicado por en el  Journal of the American Medical Association, se demostró que los cirujanos eran más precisos y trabajan mejor si escuchaban música de fondo mientras operaban a sus pacientes.

    Es decir, si nos enfrentamos a una tarea que conocemos, que hemos hecho muchas veces antes, aunque sea compleja, nuestro rendimiento aumenta si a la vez estamos escuchando música con la que disfrutamos.

    Imágenes: Shutterstock

     

     

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.