sábado , 26 septiembre 2020 Impresion Pyme
  • Workflowy: make lists, not war

    La mayoría de las aplicaciones y los servicios para organizar nuestras tareas intentan ofrecer al usuario casi todos los elementos que necesita para mantener su día a día organizado. Partiendo de los proyectos, pasan a las listas de tareas, a las subtareas, a las fechas de inicio y fin de un proyecto, a los contextos e incluso a la colaboración con otros miembros de nuestro equipo.

    Y aunque todo esto está muy bien, el resultado puede ser abrumador. Tanto es así que en muchas ocasiones, entregados a la última aplicación de productividad del momento y con el firme propósito de «esta vez sí», muchos acaban abandonándolas porque finalmente no no resulta práctico el ocuparse del hecho mismo de gestionar sus tareas. Y no es que no sea útil, sino que muchos consideran que al final les roba un tiempo que no quieren entregar a la organización personal.

    La clave para estas personas sería poder contar con una aplicación muy sencilla de utilizar, que requiriese de una mantenimiento mínimo pero que a la vez, siguiese siendo lo suficientemente útil como para tener sentido.

    Y hay algunas en este campo. Google Tasks es un buen ejemplo, aunque peca de su dependencia de Gmail. Wunderlist es otra que frecuentemente es citada y aunque es sencilla, entra en ese tipo de aplicaciones a las que tenemos que dedicarles cierto tiempo.

    Quizás una de las que mejor consiguen su propósito es Workflowy, un servicio cuyo lema lo dice todo: make lists, not war. El servicio hace suyo ese dicho que dice que la mejor forma de organizarse es tener una hoja de papel en blanco. Y de esa guisa se nos presenta, como una página en blanco que nos invita a escribir y organizar nuestras listas.

    La listas de organizan de forma jerárquica, como por ejemplo: Trabajo-MuyPymes-Artículos-Flowy, y podemos navegar entre las mismas de una forma muy similar a como lo haríamos en un Wiki, teniendo elementos que se contraen o se expanden en función de nuestra posición y a dónde queremos llegar.

    Más allá de eso, el servicio integra un potente buscador y algunas herramientas adicionales, como la posibilidad de añadir una nota a un elemento, marcas las tareas como completadas, mover elementos entre las listas, compartirlas de forma pública o privada o exportarlas en diversos formatos.

    Y eso es todo. No es un servicio que tenemos que mantener, no nos va a mandar recordatorios por e-mail o por notificaciones push (tiene apps para iOS y Android) y no nos va a permitir llevar a cabo todas esas acciones avanzadas que necesitan los usuarios más exigentes. Le encantará en cambio a los amantes del minimalismo, de la sencillez extrema (pero con sentido), a los que necesitan un gestor de tareas pero que en realidad, no quieren tenerlo.

     

    También te gustará

    restaurante

    La tecnología sale al rescate del sector de la restauración

    Entre los sectores más castigados por la pandemia está el de los restaurantes, precisamente uno …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.