lunes , 22 julio 2019 Impresion Pyme
  • Andar y pedalear, la mejor forma de llegar a tu trabajo

    «To conmute» traducido literalmente por «conmutar» pero que en realidad en los países anglosajones se conoce en el acervo popular como el penoso tiempo que «perdemos» en nuestro ir y venir de casa al trabajo y del trabajo a casa. Los que lo hacen son por supuesto conocidos como «conmuters», sufridos trabajadores que pasan horas atascados en el tráfico o medio adormilados en el transporte público mientras se ponen al día de las últimas noticias en su smartphone.

    El peso que tiene este ir y venir a nuestro trabajo y el tiempo que empleamos en esta acción rutinaria es tan importante, que no son pocos los estudios que apuntan a que la forma en la que nos deplazamos en este campo puede afectar directamente a nuestra felicidad, nuestros niveles de ansiedad, estrés e incluso, estado de forma y bienestar general.

    Como aseguran en Vox.com, uno de los primeros estudios serios en esta materia, desarrollado por investigadores canadienses, indica que las personas que pueden acudir en su trabajo caminando, en bicicleta o en tren, son en general más felices en su trabajo (o al menos en la forma en que llegan), que aquellos que optan por otro tipo de transporte. En un sentido similar se manifiesta un reciente estudio desarrollado por investigadores británicos, que apuntan a que las personas que llegan a su trabajo andando o en bicicleta presentan menores tasas de obesidad y en general un mejor estado de salud, que aquellos que optan por otros medios.

    Puede presumirse que las personas que pueden acudir andando o en bicicleta a su trabajo son más felices porque en realidad, tardan menos tiempo que aquellos que tienen que recorrer muchos kilómetros en carretera. Y aunque por supuesto algo de eso hay, no es del todo cierto. En el estudio canadiense se demostró que incluso las personas que tardaban más tiempo de la media en llegar andando o en bicicleta a su trabajo, presentaban unos niveles de felicidad y satisfacción mayores que aquellos que incluso trasladándose en coche, hacían trayectos mucho más cortos. ¿Conclusión? Para las personas que no llegan a su trabajo en coche o en medios de transporte abarrotados, el tiempo que tardan en hacerlo no es tan importante.

    Resulta evidente que no todos los trabajadores pueden elegir. A veces las distancias son tan insalvables que lo único que va a tener sentido es utilizar el propio vehículo. Pero cuando esto no es así, merece la pena darle una oportunidad a una forma distinta de movernos por la ciudad.

    Imagen: Shutterstock

    También te gustará

    sorprendida

    Autónomos y vacaciones, ¿incompatibles?

    Ser autónomo e irse de vacaciones no suele ser una tarea fácil por una sencilla …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.