viernes , 23 agosto 2019 Impresion Pyme
  • 10 maneras de empezar una conversación con cualquiera

    Estás en una fiesta o conferencia o simplemente por la calle cuando ves a alguien con quien te gustaría hablar. Puede ser alguien a quien admires, un buen cliente potencial o un inversor para tu empresa… Le das vueltas a qué decirle para hablar con esa persona, pero antes de que se te ocurra algo bueno ya se ha ido o está hablando con otro y ha pasado tu momento.

    Si te ha ocurrido, no tiene por qué pasarte otra vez. Puedes empezar una conversación con quien sea y en cualquier momento. Solo hay un secreto: di algo que a la otra persona le gustaría escuchar. Con esto en mente, hoy te traemos diez formas que tienes de empezar una conversación con cualquiera sin que te pueda ocasionar problemas.

    1. Toma nota de algo agradable

    «¡Esto está delicioso!» «Buen final para este evento» «¿Escuchaste eso? Me ha parecido genial.» Hay algo positivo a comentar en casi cada situación, así que encuéntralo. No digas nada negativo porque es arriesgado. Si dices “la ponencia me ha parecido aburrida” corres el riesgo de estar hablando con el primo del ponente.

    2. Habla del tiempo

    La excepción de los comentarios negativos es el tiempo. Si estás en medio de una ola de calor, de frío, lluvias torrenciales o un clima inusual es siempre una buena forma de empezar una conversación; es una experiencia compartida entre tú y la otra persona. Si es un día particularmente bueno, también es buena forma de empezar.

    2. Pide información

    “Disculpa, ¿sabes cuándo empieza la próxima sesión?” incluso si ya sabes la respuesta, pedir información es una buena manera de empezar a hablar con alguien porque a la gente le gusta sentirse útil.

    3. Pide ayuda

    “¿Podría por favor ayudarme a coger aquello de la estantería de arriba?” “Se me ha caído el anillo y creo que ha ido debajo de la mesa, ¿te importa mirar si está?” pedir ayuda es otra forma de hacer sentir útil a la gente. Solo debes asegurarte de pedir algo que pueda hacer la persona a quien se lo pides sin causar mucha molestia.

    4. Ofrece ayuda

    Difícilmente te encontrarás en una situación en que puedas ayudar a alguien con quien deseas hablar, pero si pasa, no pierdas esa oportunidad. “¿Te ayudo a llevar esa bolsa?”, “¿Necesitas sentarte? Hay un asiento libre ahí”, “¿Quieres un programa? Tengo uno de más”. La otra persona tenderá a confiar en ti porque le has ayudado.

    Ten cuidado de no ser muy intrusivo o excesivo: “No he podido evitar oír que no te aceptan la tarjeta, ¿quieres probar con la mía?” No es de ayuda ninguna.

    5. Pide opinión

    “¿Qué opines de esa charla?”, “¿Te ha servido este workshop?”, “Veo que estás tomando un coctel especial, ¿me lo recomiendas?” a la gente le gusta que otras personas se interesen por su opinión.

    6. Menciona un conocido en común

    “¿Antes trabajabas con David? Hemos realizado muchos proyectos juntos”. Nombrar a alguien en común te incluye en el círculo social de la otra persona. La gente puede llegar a pensar que te conoce de algo o debería conocerte. Ten cuidado, por eso, con la relación que una a la tercera persona con tu oyente, no vayas a nombrar a alguien cuya relación no acabó bien.

    7. Comenta una experiencia compartida

    ¿Tu oyente viene del mismo pueblo que tú? ¿Fuisteis al mismo colegio? ¿Habéis trabajado para el mismo jefe? Cualquier tema en común es una buena forma de empezar una conversación, especialmente si lo usas como motivo para pedir información o consejo: ¿Sabes qué pasó con José, el que solía trabajar ahí?

    8. Alaba al oyente

    Funciona cuando te preguntas qué decir a una celebridad, un conocido o a alguien importante de tu industria o empresa. Nunca fallarás diciéndole a alguien: “De verdad que me encanta tu trabajo” o “Creo que tu último post es muy profundo”.

    9. Alaba la apariencia o los accesorios del oyente

    “Esa es una corbata muy original, ¿de dónde es?”, “Esa bufanda te sienta muy bien”… a la gente le gusta oír que tiene buen gusto. Pero no comentes nada de la apariencia física, es algo perturbador que un desconocido te diga que tienes unos ojos muy bonitos. La única excepción es el pelo. Si la persona a alabar ha cambiado de peinado recientemente o se ha cortado el pelo sí está bien hacerle un cumplido al respecto, pero si alguien ha empezado a teñirse para esconder las canas mejor guárdate el comentario para ti.

    10. Preséntate

    No funcionará siempre, pero en muchas ocasiones, si realmente no se te ocurre nada que decir, puedes intentar un acercamiento directo. Acércate a la persona, extiende la mano y preséntate. Que hagas eso hará que la otra persona se sienta importante.

    También te gustará

    expansion

    Mr Jeff expandirá su negocio a todas las Comunidades Autónomas

    La startup española Mr Jeff anunció recientemente el comienzo de su plan de expansión por …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.