miércoles , 21 agosto 2019 Impresion Pyme
  • El MAB aspira a contar con 500 pymes cotizadas en los próximos 15 años

    El MAB (Mercado Alternativo Bursátil) quiere convertirse en el auténtico espacio de referencia para las pymes que quieran empezar a cotizar. Después de unos inicios un tanto dudosos, las aguas parecen haberse calmado y no son pocas las pymes que empiezan a ver en el MAB un espacio más seguro desde el cual, acceder a financiación adicional.

    Según ha indicado hace unos días AEMAB ,la consolidación del Mercado Alternativo Bursátil podría suponer que el índice cuente con 500 empresas cotizadas en los próximos 15 años, con un espacio potencial de hasta 30.000 pymes a las que por su perfil, podría resultarles interesante empezar a cotizar en este mercado.

    En lo que va de 2015 han debutado tres nuevas firmas, NBI Bearings, Grenergy e Inclam el pasado miércoles, y varias más ya han confirmado su incorporación en el último trimestre, por lo que las previsiones apuntan a que el Mercado Alternativo cerrará el ejercicio con más de diez nuevos miembros, lo que supone un crecimiento del 30% respecto al año anterior.

    30.000 pymes españolas podrían cotizar en el MAB

    AEMAB confía en que este ritmo continúe en 2016 y que incluso se acelere, para llegar así a una cifra de unas 500 empresas dentro de 15 años, lo que supone la mitad de las más de mil de empresas que actualmente cotizan en el AIM británico, un mercado alternativo de referencia que ha llegado a acoger más de 3.000 pymes y que actualmente supone el 4% del PIB de Reino Unido, frente al 0,16% del PIB español que representa el MAB.

    El MAB como alternativa a la banca

    Para la Asociación, conseguir que el MAB alcance esa cifra crítica de compañías sería un éxito para un país en el que el Alternativo se ha convertido en la única opción real de financiación para más del 90% de pequeñas y medianas empresas que conforman el tejido productivo de nuestro país. De hecho, AEMAB estima que actualmente hay 30.000 pymes en España que podrían cotizar en el MAB, alrededor del 10% del total.

    Según AEMAB, las pymes españolas están estranguladas financieramente, ya que tienen una fuerte dependencia del crédito bancario, que supone el 90% de las alternativas de financiación en nuestro país. Esta situación contrasta con la que se vive en Estados Unidos, donde la financiación bancaria sólo supone el 60% del total.

    Para el presidente de la Asociación, Antonio Romero-Haupold, “la superbancarización del sistema español está impidiendo encontrar recursos a empresas innovadoras y con negocios disruptivos, que se acaban marchando fuera para encontrar financiación para sus proyectos. Eso es precisamente lo que desde AEMAB queremos evitar, por ello queremos hacer del Alternativo un reactor para que las compañías puedan crecer y desarrollar por sí solas su negocio”.

    También te gustará

    El corrector de ortografía y gramática de Google llega a Gmail en G Suite

    Google sigue introduciendo mejoras importantes en el conjunto de herramientas y soluciones que forman G …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.