martes , 26 marzo 2019 Impresion Pyme
  • España necesita inmigrantes y los necesita ya

    La población española envejece a pasos agigantados. Nada que en realidad no sepamos, pero que se vuelve a confirmar tras el último informe de Naciones Unidas publicado esta misma semana. Según aseguran los investigadores de la ONU, la población de España se encuentra entre las más envejecidas del mundo y sólo los gobiernos de Japón y Corea del Sur van a tener que enfrentarse a un problema más serio que el español en este aspecto.

    Como también se recoge en Bloomberg, de seguir la tendencia actual, para el año 2050 más del 40% de la población española tendrá más de 60 años, frente al 30% actual. Todo un desafío para un sistema público de pensiones que parece incompatible con la alta y endémica tasa de paro que sufrimos y la falta de un relevo generacional. La crisis económica no sólo no ha ayudado a recuperar población, sino que la población inmigrante, que otrora encontraba en España un espacio para desarrollar una vida mejor, está huyendo en masa. Sólo en 2014, nuestro país registró un saldo de -200.000 extranjeros, cuando por ejemplo en 2008, registraba una entrada de 700.000 inmigrantes.

    población

    Aún peor es la pérdida de calidad de vida que está experimentando la población por encima de los 60 años. Según la ONG HelpAge International, la calidad de vida de estas personas ha caído en nada menos que 40 puntos desde el inicio de la crisis, una situación que ha sido especialmente dramática en países como Grecia (60 puntos de caída) y que sólo se ha mantenido con cierta dignidad en Japón (-20 puntos).

    En plena crisis migratoria, llama la atención por lo tanto el contraste de la actitud de un país como Alemania, que entiende que necesita inmigrantes para poder sostener un sistema público de pensiones que de otra forma se tambalearía y la de España, que parece sólo aceptar a regañadientes los dictámenes de la comisión europea.

    Los argumentos que se esgrimen desde el ejecutivo es que el PIB y la tasa de paro actual impiden a España ser más “solidaria”. Sin embargo sólo hay que remontarse hasta el año 1993 para demostrar que este argumento tiene los pies de barro. En ese año nuestro país también atravesaba una dura crisis económica, con una tasa de paro del 23,9% y que escalaría hasta un 24,1% en 1994. En el mismo sentido la economía se encontraba en plena recesión, con una contracción del PIB de 1,1% ese mismo año.

    Esto sin embargo no impidió al gobierno de entonces acoger a más de 5.000 refugiados que escapan de la guerra civil en Bosnia, sin que se registrasen ni en el gobierno ni en la oposición ninguna voz discordante. Y entonces, la España de 1993, era un país mucho más pobre que el nuestro.

    También te gustará

    Las impresoras Epson triunfan en los Red Dot: Best of Best

    Epson ha renovado recientemente su catálogo de soluciones de impresión con tres nuevas impresoras EcoTank, …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.